Sale a la luz nuevo caso en el escándalo de abusos sexuales en el fútbol inglés

El conocido exjugador Matt Le Tissier reveló que su entrenador lo masajeaba desnudo de joven
Sale a la luz nuevo caso en el escándalo de abusos sexuales en el fútbol inglés
Matt Le Tissier cuando defendía los colores del Southampton.
Foto: Getty Images

El antiguo internacional inglés Matt Le Tissier, considerado uno de los mejores futbolistas en las décadas de 1980 y 1990, ha revelado este martes que su antiguo entrenador Bob Higgins lo masajeaba desnudo en los inicios de su carrera profesional.

Higgins, de 63 años, que a día de hoy forma parte del cuerpo técnico del Fleet Town, se encuentra en el centro de la polémica en la trama de abusos sexuales en el fútbol que azota estos días el Reino Unido.

Al menos seis exfutbolistas ingleses han acusado a Higgins, antiguo empleado del Southampton, de haber abusado sexualmente de ellos durante varios años cuando jugaban en las categorías inferiores del club.

Le Tissier, que llegó al Southampton en octubre de 1985, debutó un año después, con 17 años, y acabó disputando más de 440 partidos de liga con el conjunto del sur de Inglaterra, ha dejado claro que nunca fue violado ni abusado sexualmente, pero que el incidente fue “muy, muy inapropiado”.

“Todos estábamos desnudos y nos tiraba sobre una cama…y nos daba un masaje rápido. Era muy incómodo, muy, muy inapropiado. Cuando echas la vista para atrás piensas que es inapropiado, pero eres un niño y piensas: ¿es normal esto?“, dijo Le Tissier a la cadena británica BBC.

“Es algo muy desagradable. No es un comportamiento normal. Cuando escuchas esas historias de masajes de jabón, competiciones entre compañeros de traseros velludos… ahora echas la vista atrás y dices ‘espera, ¿qué está pasando?’“, apuntó.

“A esa edad los niños hablan, se toman el pelo unos a los otros, y queda, más o menos, en un segundo plano por las bromas. Pero en cuanto te vas haciendo mayor piensas sobre ello y ves que no es normal”, expresó el inglés, que dijo que la trama de abusos sexuales en el fútbol “no le sorprende demasiado”.

Le Tissier, de 48 años, que fue internacional en ocho ocasiones con la selección absoluta de Inglaterra, cree que la valentía de los exjugadores que han dado un paso al frente y han revelado que fueron abusados sexualmente y violados “dará fuerzas a aquellos que hayan experimentado ese tipo de cosas“.

La cifra total de personas que han denunciado abusos sexuales por entrenadores u otros empleados de equipos asciende a 350 -entre jugadores, profesionales y jugadores a prueba-, desde que Andy Woodward, exfutbolista del Sheffield Wednesday, diera un paso al frente hace tres semanas y explicara los abusos y violaciones que sufrió a manos de Barry Bennell, antiguo técnico y ojeador inglés.

En total, 55 clubes aficionados y profesionales de todas las categorías del balompié inglés están implicados en estas acusaciones de abuso.

Según la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad a los Niños (NSPCC), la línea de atención telefónica habilitada para denunciar abusos sexuales en el fútbol inglés recibió 860 llamadas en su primera semana activa.

Esta línea telefónica, en funcionamiento 24 horas al día, que está gestionada por la NSPCC y que cuenta con el apoyo y la financiación de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), recibió medio centenar de consultas en sus dos primeras horas y cerca de 900 entre el 23 y el 29 de noviembre.

De acuerdo a la organización, se trata de un número tres veces superior a las llamadas que se recibieron en los primeros tres días que se destapó el caso de Jimmy Savile, el mayor escándalo de pederastia en el Reino Unido. El ya fallecido presentador de la BBC abusó de más de 200 niños y adultos durante más de medio siglo.

Veintiún cuerpos policiales británicos, entre ellos la Policía Metropolitana de Londres (MET), la Greater Manchester Police, la North Wales Police, West Midlands Police, Police Scotland y el Police Service of Northern Ireland, se encuentran investigando en la actualidad las acusaciones de abuso y violación contra jóvenes jugadores.