Suprema Corte ordena a gobierno de Peña informar a cuántas personas espió en 2014

El Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) deberá revelar a cuántas personas intervino sus dispositivos electrónicos
Suprema Corte ordena a gobierno de Peña informar a cuántas personas espió en 2014
Espionaje telefónico
Foto: Archivo

México – La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México resolvió que el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) deberá revelar a cuántas personas intervino sus dispositivos electrónicos durante 2014.

En sesión del pleno y con diez votos a favor, la Corte resolvió que el CISEN ha de otorgar dicha información, luego de que se interpusiera un recurso de revisión a una solicitud de acceso a la información.

En dicha solicitud, remitida a través del sistema de información pública Infomex, se elaboraron cinco preguntas que el CISEN respondió el 15 de abril pasado.

Sin embargo, el solicitante consideró que el organismo no había respondido la pregunta específica sobre el número de intervenciones a comunicaciones -que incluyen celulares, equipos y cámaras- sin una orden judicial durante 2014.

El 25 de mayo pasado el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) resolvió modificar la respuesta del CISEN, instruyéndole que realizara una búsqueda exhaustiva en sus archivos.

Entonces, la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal apeló a la Ley de Seguridad Nacional, que establece que la información debe considerarse como reservada en su contexto normativo.

En la ponencia ante el pleno de la SCJN, el ministro José Ramón Cossío declaró infundado el recurso impuesto por la Consejería.

Aseguró que el número de solicitudes o aparatos intervenidos “es un dato numérico” que no describe los procedimientos de intervención y, por tanto, no puede incluirse dentro de la información considerada como reservada en la Ley de Seguridad Nacional.

El ministro Eduardo Medina Mora se pronunció a favor de la ponencia de Cossío pero precisó que “la información de carácter estadístico puede ser considerara como reservada” en caso de que esta ilustre la mecánica operativa de las instancias de la seguridad nacional y comprometa la capacidad de la defensa interna.

La ministra Margarita García Luna votó en contra y aseguró que “todo dato estadístico que sea producto de las intervenciones practicadas por el CISEN en ejercicio de las facultades en materia de seguridad nacional invariablemente tiene el carácter de reservada”.

Dijo que esta es una “restricción literal y contundente” recogida por la legislación en materia de transparencia, y consideró que esta información revela la capacidad técnica instalada del CISEN, por lo que no debería “ser del conocimiento de los particulares”.

Por su parte, el ministro presidente de la Corte, Luis María Aguilar, se pronunció de acuerdo con el proyecto de Cossío pero señaló que “no puede ni debe hacerse una generalización del concepto de que toda información estadística es de naturaleza pública, independientemente de la materia con que se encuentre vinculada”.

Calificó los criterios del INAI como “exagerados y fuera de lugar”, porque hacen una generalización “sin tomar en cuenta lo que en particular pudiera representar una información estadística”.

En este caso particular de solicitud de información, Aguilar coincidió con la ponencia y dijo que “no se puede decir que esté afectando la seguridad nacional”.