‘Cuando di la vuelta vi cuando ella cayó totalmente desplomada’

Ofrecen $30,000 para quien encuentre al asesino de jovencita de Lynwood
‘Cuando di la vuelta vi cuando ella cayó totalmente desplomada’
Danah Rojo-Rivas murió el 23 de noviembre mientras viajaba en el asiento trasero del auto de su madre.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

La familia Rivas jamás imaginó que una tragedia fatal los alcanzaría el 23 de noviembre, justo cuando manejaban rumbo a casa en la ciudad de Lynwood después de celebrar del Día de Acción de Gracias en su iglesia. La hija menor, Danah Rojo-Rivas, de 16 años de edad, recibió un disparo mortal mientras viajaba en el asiento trasero del auto de su madre.

En una conferencia de prensa el miércoles por la mañana los familiares de Danah, autoridades y donantes privados anunciaron una recompensa de $30,000 dólares para quien identifique a el o los sospechosos del asesinato de la joven.

La madre y el hermano de Danah pidieron justicia por el asesinato de Danah, de 16 años de edad. (Jacqueline García)
Con fotos y prendas de vestir de Danah, su madre y su hermano pidieron justicia por el asesinato de la joven de 16 años de edad (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

El momento de la tragedia

La madre de Danah, quien no quiso dar su nombre, recuerda que esa noche el cambio del semáforo parecía eterno. “Esa luz de [las avenidas] Euclid y Long Beach nunca dura tanto tiempo… Pero esa noche la luz duró como cinco minutos y no exagero en tiempo porque yo miré mi teléfono varias veces”, recordó la mujer, quien es madre soltera de dos jóvenes.

En el lado del pasajero frontal iba su hijo mayor Ethan, de 18 años, quien en medio de la desesperación, se bajó del auto para presionar el botón para que la luz cambiara. En el momento que Ethan subió al auto de su madre para continuar su camino escucharon una lluvia de balas cercanas muy fuertes. “Yo quise acelerar mi carro, [pero] un carro rojo se puso enfrente de nosotros y nos bloqueó”, dijo la madre de Danah. Mientras tanto la joven gritaba aterrada, recordó su hermano Ethan.

La madre de Danah dijo que la joven era su hija y su mejor amiga. (Jacqueline García)
La madre de Danah dijo que la joven era su hija y su mejor amiga (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Y cuando pisé el freno para no chocar el carro, ya no oía sus gritos y yo sabía que algo pasó”, dijo la madre, intentando contener las lágrimas. “Y cuando di la vuelta vi cuando ella cayó totalmente desplomada [del asiento trasero] del carro encima de su perrita Luna”.

Lo inevitable había ocurrido. Danah recibió un disparo fatal en el pecho. En ese momento los Rivas se convirtieron en una estadística más de víctimas de la violencia criminal en el Sur de Los Ángeles.

“Yo recuerdo que cuando paré el carro un hombre se paró enfrente, se quedó viendo al carro y se nos quedó viendo unos segundos y empezó a correr”, dijo la madre de Danah.

Sin embargo, ella no sabe si ese hombre fue quien disparó o si él era el blanco del tiroteo. “Sé que corrió asustado por algo… Yo sé bien cómo es su cara porque lo vi, pero él se fue corriendo cuando yo empecé a gritar el nombre de mi niña”, dijo la mujer de origen mexicano. Ella lo describió como un hombre latino que tenía puesta una camisa gris.

Ofrecen recompensa de $30,000 para encontrar a él o los asesinos de Danah. (Jacqueline García)
Ofrecen recompensa de $30,000 para encontrar a el o los asesinos de Danah (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Con la angustia de querer ver a su hija la madre detuvo el carro a la mitad de la calle sobre el bulevar Long Beach. “Yo empecé a gritar ‘¡Danah!¡Danah! y ella no respondía y le dije a mi niño creo que le pegaron”, recordó su madre. “Danah nunca más contestó”.

Ethan desesperado intentó ayudar a su hermana sacándola del carro. Su cuerpo yacía inerte. Una bala terminó con la corta vida de la joven quien tenía muchas aspiraciones para su futuro.

Ella ayudaba a todas las personas y quería trabajar en cualquier cosa que se tratara con ayudar a los demás, dijo Ethan quien cargaba una sudadera gris y la playera de su hermana quien asistía a la preparatoria Gardena. “Nosotros hasta competíamos con nuestros grados. A veces ella se enojaba si yo sacaba mejores grados”, recordó con una sonrisa el joven.

Ethan muestra la sudadera de su hermana Danah, quien asistía a la preparatoria Gardena. (Jacqueline García)
Ethan muestra la sudadera de su hermana Danah, quien asistía a la preparatoria Gardena (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Danah era fanática de los deportes y los animales, en especial de los perros como su perrita Luna. Desgraciadamente durante el accidente, después que Ethan sacó a su hermana del auto, Luna también salió corriendo y fue atropellada por un auto muriendo al instante.

La madre de la joven dijo que ella jamás se imaginó que un lunes, en lugar de despertar a su hija para llevarla a la escuela, iría a su velorio. La joven fue sepultada el lunes 5 de diciembre. “Nadie tiene que pasar por esto, por eso pedimos que encuentren a los responsables”, dijo la madre de Danah.

“Yo no sabía que se podía extrañar tanto a una persona hasta ahora que extraño a mi muñeca”, agregó.

La madre y hermano de Danah muestran fotos de la joven y de su perrita Luna quien también murió esa trágica noche. (Jacqueline García)
La madre y hermano de Danah muestran fotos de la joven y de su perrita Luna quien también murió esa trágica noche (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Amigos y desconocidos ayudan

La vida de Danah no solo tocó la vida de sus familiares y amigos sino también de extraños y simpatizantes. La junta de supervisores, bajo el liderazgo del supervisor Mark Ridley-Thomas, aprobó una recompensa de $20,000 para quien ofrezca detalles que lleve a la captura de los sospechosos.

Adicionalmente, Che Hill, un residente de San Francisco, quien estaba visitando a su familia en Lynwood vio la noticia de la joven e inmediatamente sintió la necesidad de ayudar. “No me puedo imaginar que esto le pueda ocurrir a mi hija o a mi nieta”, dijo Hill quien junto a su socio Cornelius Jackson ofrecieron $10,000 dólares para incluir a la recompensa.

Che Hill fue uno de los donantes privados quienes añadieron $10,000 a la recompensa para encontrar a los asesinos de Danah. (Jacqueline García)
Che Hill fue uno de los donantes privados quienes añadieron $10,000 a la recompensa para encontrar a los asesinos de Danah (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Esperemos que los encuentren pero si eso no sucede incrementaremos la recompensa”, agregó.

Hasta el momento no hay ningún arresto después de la noche del crimen, ni tampoco hay descripción del sospechoso, dijo Steve Katz, capitán del buró de Homicidios con el sheriff del condado de Los Ángeles. Aparentemente el tiroteo estaba relacionado con pandillas, añadió.

La madre de Danah dijo que desafortunadamente el hombre que disparó no asesinó a una persona cualquiera. “Para tu mala suerte, tú le quitaste la vida a una hija de Dios y se hará justicia”, dijo la señora con lágrimas.

Autoridades piden al público en general que si alguien tiene información no duden en contactarlos al (323) 890-5500 o como una llamada anónima al (800) 222-TIPS (8477).