Basta de desperdiciar comida

La mayoría de nosotros termina desechando una bolsa de supermercado de cada 4 que compramos. Descubre cómo desperdiciar menos comida, y por qué esto es tan importante
Basta de desperdiciar comida

El aguacate se puso de color café, el cilantro está baboso y el tomate se convirtió en papilla aguada hace días. En eso quedó el guacamole que pensabas hacer, hace una semana (¿o eran dos?). Todos los ingredientes van a la basura. Multiplica eso por el valor de las buenas intenciones alimenticias malogradas de todo el país y el resultado final es que el 40% de los alimentos producidos en Estados Unidos termina en la basura.

No es solo a causa de esos menús que nunca preparaste. El desperdicio se produce a lo largo de toda la cadena alimenticia, desde las granjas a los procesadores, desde las tiendas de comestibles hasta los restaurantes. Pero la mayor fuente individual de desperdicio en los alimentos son las personas en su propia casa.

Esa clase de derroche podría estar costándote muy caro. Una familia de 4 personas pierde $1,500 al año en alimentos que tira a la basura. Pero el daño es global también cuando consideras cuánta agua, energía y mano de obra se requiere para cultivar, envasar y transportar los alimentos que no se comen nunca. Además, los alimentos desechados son el mayor componente de los tiraderos de basura, y al descomponerse, producen gas metano, que provoca el efecto de invernadero.

El problema es tan grave que este mes hace un año el Departamento de Agricultura y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) anunciaron el primer objetivo de reducción de desperdicios del país: disminuir los desperdicios alimenticios de la nación en un 50% para el año 2030. Y 2 diputados del Congreso recientemente presentaron la propuesta de la Ley de etiquetas con fechas para los alimentos [Food Date Labeling Act]. En caso de que se promulgue, la legislación podría establecer un sistema nacional uniforme para la aplicación de etiquetas con fechas y eliminar la variedad confusa de etiquetas que tiene como consecuencia el desecho de alimentos en perfectas condiciones.

La industria privada y las organizaciones sin fines de lucro también están empezando a participar. Las normas estéticas fijadas por tiendas de comestibles han contribuido al desperdicio de alimentos al rechazar productos agrícolas llamados “feos”, pero que son totalmente nutritivos. Ahora esas tristes frutas y verduras – papas deformes y zanahorias torcidas – son defendidas por chefs famosos, empresarios de la industria alimenticia, y algunas tiendas intentan volver a incluirlas en el sistema alimenticio. Otros grupos están haciendo su parte para aportar soluciones también (Ver la sección llamada “Participantes Notables en el movimiento de no desperdiciar”).

Y no subestimes cuánto puedes hacer en tu propia casa para reducir el desperdicio alimenticio. Seamos muy claros: Nadie te está pidiendo que comas bananas que se han puesto de color café ni queso cubierto de hongos. Pero la comida saludable y deliciosa por la que pagas debería llegar a tu mesa mientras aún esté saludable y deliciosa. A tal fin, hemos seleccionado consejos de expertos sobre cómo puedes empezar a comer – y disfrutar – más de tus alimentos. Eso te ahorrará tiempo, dinero y la molestia de sacar espinaca aguada del cajón de las verduras, y posiblemente ayude a salvar el planeta también.

El desperdicio alimenticio en números

Desde qué alimentos se tiran a la basura con mayor frecuencia hasta cómo el desperdicio disminuye nuestros recursos naturales, vale la pena leer con mayor detenimiento estos datos irrefutables.

ALIMENTOS CONSUMIDOS VS. ALIMENTOS DESECHADOS

Food eaten

El costo anual del desperdicio alimenticio para una familia de 4 personas en Estados Unidos

No alt yet

¿Quiénes desperdician más en Estados Unidos?

Waste

ESTRATEGIAS DE COMPRAS Y COCINA DE LA MUJER QUE AYUDÓ A INICIAR EL MOVIMIENTO POR LA ELIMINACIÓN DEL DESPERDICIO

No alt yet

La lucha contra el desperdicio alimenticio comienza en la casa. Dana Gunders, autora del libro “Waste Free Kitchen Handbook” (“Guía para una cocina sin desperdicios”) y “Wasted” (“Desperdiciado”), un informe de 2012 del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales atrajo la atención a la crisis en las cocinas de Estados Unidos, tiene algunas sugerencias.Conócete. Realiza un seguimiento de lo que tiras a la basura y por qué, luego adapta tus hábitos de compras y de cocina de manera correspondiente.

Haz las compras con una lista. Y asegúrate de que hayas planeado cuándo vas a hacer esas comidas. “La gente se guía por sus aspiraciones en la tienda”, dice Gunders. “Pero piensa bien: ¿Cuándo tendrás tiempo para cocinar lo que compras?”.

Utiliza hasta el último pedacito. Al recortar las verduras, elimina solo las puntas o los tallos. Pon las hojas, tales como las hojas de los betabeles en las ensaladas o cocínalas tal como cocinarías berza (collards) y otras verduras de hoja. Utiliza las sobras de verduras y trozos de carne de res o de ave para hacer un caldo.

Planifica una comida de aprovechamiento. Elige una noche a la semana en la que comerás los alimentos que ya están en tu refrigerador. Pon lo que tenga que consumirse primero al frente para tenerlo en mente.

Varía tu consumo No tengas miedo de experimentar con ingredientes eclécticos. ¿Tienes un frasco abierto de salsa picante y algo de caldo de pollo que te sobró? Gunders recientemente convirtió esa combinación en la base de una sopa de tortilla.

Planifica tus fiestas. La mayoría de la gente que va a fiestas no comerá una porción completa de cada plato, entonces cuando invites gente a tu casa, cocina solo para dos tercios de la cantidad de invitados que esperas. Mantén a mano recipientes de almacenamiento para poder darles lo que sobre a tus amigos para que se lo lleven a su casa.

Comparte la abundancia. Las personas que tienen huertas en sus casas y no pueden comer todo lo que cultivan pueden encontrar un banco de alimentos que estén muy contentos de aceptar sus verduras frescas sobrantes en el sitio ampleharvest.org.

whittle

Cómo proteger tus frutas y verduras

¿Se puede conservar la frescura de frutas y verduras más tiempo con recipientes especiales de almacenamiento? De todos nuestros alimentos favoritos, las frutas y verduras tienen mayor probabilidad de terminar en la basura. Los consumidores desechan más de la mitad de las frutas y verduras que compran.

Sabiendo eso, ciertos fabricantes de recipientes para alimentos afirman que sus productos pueden prolongar la vida de frutas y verduras en entre un 33% y un 80%.

Compramos 7 sistemas de conservación de los que se afirma que mantienen la frescura y los pusimos a prueba. Seguimos las instrucciones para cada uno, agregando agua según lo indicado y colocando los orificios de ventilación en la posición correcta.

También guardamos algunas muestras de frutas y verduras en sus recipientes originales. Aunque los estuches y otros recipientes pueden parecer endebles, su diseño está bastante bien pensado, según Julia Collin Davison de America’s Test Kitchen. Y algunas frutas y verduras se conservan mejor cuando no se transfieren a ningún recipiente, especialmente si su manipulación las puede magullar.

Para nuestras pruebas, compramos recipientes de supermercado de fresas, frambuesas y dos clases de lechuga: mezcla mesclun y cabezas de lechuga de hoja. Transferimos las frutas y verduras a recipientes fabricados por Debbie Meyer, Oxo, Prepworks y Rubbermaid, y mantuvimos algunas en sus recipientes originales. Pusimos las fresas en un refrigerador, la lechuga en otro, etc., con un recipiente original en el cajón de frutas y verduras con un disco ExtraLife Produce Saber y un segundo recipiente (nuestro control) en el compartimento principal.

El tercer recipiente original de cada tipo se colocó en el compartimento principal de un refrigerador con evaporador doble. Luego esperamos, realizando un control cada pocos días durante las siguientes dos semanas para ver cómo era el aspecto, el olor y la textura de las frutas y verduras. En la primera semana, ciertos recipientes habían extendido un poco la vida de las frutas y verduras, pero ninguno la preservó mucho mejor que los recipientes originales. Después de dos semanas, ninguno de los alimentos estaba en condiciones aptas para el consumo.

Conclusión: Utiliza las frutas y verduras lo más pronto posible. Dicho esto, los recipientes tienen algunas características convenientes y la virtud de que se pueden apilar. A la izquierda se encuentran los que produjeron mejores resultados en las pruebas.

No alt yet

1. LO MEJOR PARA LAS FRESAS

Rubbermaid FreshWorks Produce Saver. $20 por un set de 2 piezas. Eleva la comida en una bandeja; la tapa tiene un orificio para ventilación. Las fresas en FreshWorks y aquellas en su recipiente original en el refrigerador con evaporador doble se conservaron mejor. Aquellas en el recipiente de control se secaron, pero no desarrollaron hongos. Todas las demás desarrollaron hongos luego de 2 semanas.

2. LO MEJOR PARA LAS FRAMBUESAS

Debbie Meyer UltraLite GreenBoxes $25 por un juego de 16 piezas. Se parecen a recipientes comunes de alimentos. Luego de las semanas 1 y 2, las frambuesas en estos recipientes y aquellas en sus recipientes originales guardadas en los compartimentos principales del refrigerador de prueba y del refrigerador con evaporador doble se conservaron mejor. Todas las demás desarrollaron hongos al final del período de dos semanas.

3. LO MEJOR PARA LAS HOJAS VERDES PARA ENSALADA

Oxo Good Grips GreenSaver Produce Keeper. $20. Tiene un escurridor, un orificio ajustable para ventilación, espacio para agua, y un filtro de carbón vegetal activado para captar los gases que despide la verdura. Luego de una semana, ambos tipos de lechuga se conservaron bien en el recipiente Oxo, y las hojas verdes mezcladas en sus recipientes originales estaban bien. Luego de dos semanas, todas tenían mal olor y había partes que se estaba descomponiendo. Para entonces, la capa superior del mesclun en el recipiente Oxo era la más marchita.

Los restos del día

Con un buen tratamiento de las sobras, se puede lograr que sean igual de sabrosas en una segunda comida.

“Los cocineros y científicos alimenticios de America’s Test Kitchen a veces prueban una receta hasta 70 veces, y no les gusta ver que todas esas sobras acaben en la basura”, dice Julia Collin Davison, Editora Ejecutiva de la división de libros y co-conductora de los programas de ATK en PBS. Ella nos compartió algunas de sus estrategias favoritas para una segunda comida.

Carne vacuna. “Conviértelo en otra cosa”, dice Davison. “Nunca será tan sabrosa sola como lo fue originalmente”. Corta la carne en rodajas muy finas y vuelve a calentarla rápidamente en un plato salteado, guiso o burrito. Pero evita agregar carne ya cocinada a un puchero. Podría volverse seca y harinosa.

Carne de ave. Necesita un ambiente de recalentamiento húmedo, entonces calienta el pavo o pollo en una sartén con un poco de caldo.

Verduras. “Yo guardo pedacitos pequeños y los agrego a sopas, ensaladas, quesadillas y pasta también”, dice Davison.

Pan. Coloca el pan duro en la procesadora para hacer pan molido, luego guárdalo en el congelador. También puedes hacer tostones o crutones y utilizar el pan en una receta que pida pan duro, como la de panzanella(una ensalada italiana).

Pizza. “Colócala en un horno muy caliente”, aconseja Davison. Eso derrite el queso pero mantiene crujiente la costra.

Especias. Pueden perder su sabor con el tiempo, pero puedes revivir algunas, tales como el comino y la cúrcuma (turmeric) tostándolas en una sartén de freír o al calentarlas en aceite caliente.

Participantes notables en el movimiento contra los desperdicios

Estas tiendas, escuelas, ciudades, organizaciones e individuos merecen reconocimiento por haber inventado maneras creativas de reducir el desperdicio de alimentos.

El objetivo de reducción de desperdicios alimenticios de la Agencia de Protección Ambiental y del Departamento de Agricultura es reducir el desperdicio de alimentos en un 50% para 2030. Muchos bancos de alimentos y programas de recuperación de alimentos en toda la nación están trabajando duro sobre este problema. Pero una gran cantidad de otras instituciones también están haciendo lo mejor posible por rescatar alimentos antes de que se arruinen. Lo siguiente es solo una muestra:

CELEBRIDADES Y ENTRETENIMIENTO

NASCAR  A través de su programa Nascar Green, ingresó de repente en el movimiento por la recuperación de alimentos al promover las donaciones de alimentos y al producir abono en muchos de sus eventos en pistas de carrera en todo el país.

John Oliver dedicó un segmento de su programa de HBO, “Last Week Tonight”, al desperdicio de alimentos. El video de YouTube (en youtube.com/watch?v=i8xwLWb0lLY) fue visto más de 6 millones de veces.

Dan Barber, Chef Ejecutivo y copropietario de Blue Hill y Blue Hill at Stone Barns en New York, transforma sobras de alimentos en platos exclusivos para mostrar que incluso lo que generalmente se considera desechos puede ser sabroso.

Mario Batali y Joseph Bastianich contrataron a Elizabeth Meltz como Directora de Seguridad y Sustentabilidad Alimenticia para sus numerosos restaurantes. Ella creó programas de reciclado y producción de abono, y un sistema que rastrea el desperdicio de alimentos para ahorrar dinero y alimentos.

GOBIERNOS

Francia. El primer país de Europa en prohibir el desecho o la destrucción de alimentos no vendidos por parte de los supermercados. La legislación francesa también les prohíbe a los supermercados arruinar alimentos en forma deliberada para impedir que sean retirados de los contenedores de basura por personas que buscan comida.

Seattle. Tal como otras ciudades progresistas, incluyendo a San Francisco, Seattle ha impuesto la producción de abono y ha propuesto la aplicación de multas a negocios y residencias si sus bolsas de basura contienen elementos que deberían utilizarse para producir abono o reciclarse de otra manera.

RESTAURANTES  Y SUPERMERCADOS

Starbucks formó Starbucks FoodShare con dos grupos de recuperación de alimentos, y sus 7,600 tiendas operadas por la empresa donarán alimentos no vendidos a los bancos de alimentos.

Walmart obtuvo la autorización del USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) para volver a envasar huevos intactos de cajas en las que solo uno se rompió, impidiendo el desecho de 37 millones de huevos por año.

Giant Eagle. La cadena de supermercados de 420 locales en Pensilvania se ha asociado a granjas locales para envasar frutas y verduras “feas” con la etiqueta “Frutas y verduras con personalidad”, y las venden en 20 locales en Pensilvania y Ohio.

The Daily Table. Una tienda de comestibles sin fines de lucro en un barrio de Boston de bajos recursos, fundada por un antiguo Presidente de Trader Joe’s, recupera alimentos de agricultores, supermercados y distribuidores, y los vende con un gran descuento.

EMPRESAS DE TRANSPORTE

Move For Hunger se ha asociado a empresas de mudanzas para empaquetar y retirar alimentos no perecederos que dejan los dueños de casas. Los alimentos terminan en bancos de alimentos locales.

Compost Cab. Con sede en Washington, D.C., retira contenedores de sobras de alimentos de casas, escuelas y negocios y los envía a granjas urbanas para la producción de abono. La tierra rica en elementos orgánicos se encuentra disponible en mercados de granjeros o se reenvía a los dueños de casas.

Food Cowboy. Utiliza una aplicación móvil para desviar camiones cargados de alimentos frescos y saludables que, por varias razones, fueron rechazados, en muelles de carga a instituciones de caridad y bancos de alimentos cercanos.

INSTITUCIONES EDUCATIVAS Y SERVICIOS ALIMENTARIOS

University Of Texas En Austin auditó el desperdicio de alimentos en sus comedores, después de ver cuánto se estaba yendo a la basura, empezó a permitir a los estudiantes probar la comida antes de tomar una porción completa. Y tal como otras universidades, eliminó el uso de bandejas en las cafeterías, lo cual redujo drásticamente el desperdicio, ya que los estudiantes llevan solo lo que pueden cargar en las manos.

Escuela Primaria Chesterbook. Los alumnos en esta escuela en McLean, Virginia, aprenden a separar desechos de alimentos no consumidos en elementos reciclables, alimentos que se pueden donar, cosas que se pueden transformar o reutilizar y basura general. Los alumnos de sexto grado de en el equipo Eco Team supervisan el proyecto.

Compass Group. Un grupo de servicio alimenticio que sirve 8 millones de comidas al día en escuelas, hospitales y otras instituciones. Lanzó Imperfectly Delicious Produce, que compra frutas y verduras “imperfectas” de granjeros para su uso en comidas preparadas.

Una dosis doble de frescura

Escucharás muchas declaraciones fantasiosas, pero nuestras pruebas de laboratorio revelan la única característica que es la clave para mantener la frescura de los alimentos.

No alt yet

Las declaraciones de preservación de la frescura de alimentos por parte de fabricantes están en aumento. Hemos encontrado purificadores de aire incorporados, de los que se dice que eliminan bacterias transmitidas por el aire, y hemos visto pequeñas bolsas colocadas en cajones de verduras, que supuestamente absorben el gas etileno que provoca la maduración de algunas frutas y verduras.

Tales declaraciones son difíciles de medir, dado que los requisitos de calidad y almacenamiento de los alimentos varían. Pero nuestras pruebas de laboratorio han confirmado que los refrigeradores que mejor conservan los alimentos son aquellos que mantienen una temperatura y un nivel de humedad constante. Y una innovación relativamente nueva hace más que cualquier otra para crear condiciones ambientales óptimas. Se llama “enfriamiento con evaporador doble”.

Los refrigeradores típicos utilizan un único evaporador, o serpentín de refrigeración, en la sección del congelador, junto con un ventilador circulante. Cuando se requiere una temperatura menor en la sección de refrigerador, se desvía aire adicional al refrigerador desde la sección de congelador mediante un amortiguador posicionado entre los dos compartimentos.

Los evaporadores únicos vienen con dos grandes desventajas. En primer lugar, el evaporador debe operar a temperaturas bajas para mantener congelados los alimentos. Pero eso elimina humedad del aire, y el aire frío y seco del congelador baja los niveles de humedad en la sección del refrigerador, lo cual es malo para muchos alimentos. En segundo lugar, los olores pueden migrar entre ambas cámaras, haciendo que tus cubitos de hielo tengan gusto a salmón u otros alimentos con olor fuerte en el refrigerador.

Los refrigeradores de evaporación doble solucionan ambos problemas, creando dos ambientes distintos, uno para el congelador y otro para el refrigerador. Esta característica solía estar disponible solo en refrigeradores de primera línea, pero está comenzando a migrar lentamente a más rangos de precios, tal como lo demuestra nuestras Calificaciones que incluyen 46 modelos de refrigeradores recientemente evaluados con evaporador doble.

Un producto destacado que vale la pena considerar es el Samsung RF28HDEDPWW, que tiene el mayor puntaje actual entre todos los refrigeradores que hemos probado y que tiene un precio competitivo de $2,700. Además de su evaporador doble, el modelo de 36 pulgadas (91.44 cm) de ancho con puertas francesas tiene un contenedor de carne y delicatesen con temperatura controlada que sirve para guardar embutidos y bebidas en su ambiente ideal, y sus cajones de verdura son excelentes para el mantenimiento de niveles óptimos de humedad. Tal como todos los mejores refrigeradores de nuestras pruebas, el Samsung también mantiene el refrigerador en una temperatura de 37°F (2.78°C), que según el gobierno, protege la mayoría de los alimentos de la descomposición y las enfermedades transmitidas por alimentos.

– Daniel DiClerico

“Mejor si se utiliza antes de”. “Vender antes de”. ¿Cómo darte cuenta si tus alimentos todavía están en condiciones aptas para su consumo? Por qué las etiquetas son tan confusas y qué es lo que te puede ayudar.

No alt yet

En la Cumbre de Desperdicios Alimenticios en Washington, D.C., en mayo de este año, Tom Vilsack, Secretario de Agricultura de Estados Unidos contó que su hijo adulto revisó el refrigerador de los Vilsack y desechó todo lo que tenía una fecha vencida en el envase, incluso si estaba congelado. La conclusión del secretario fue que si su propio hijo no entiende lo que significan las fechas, ¿quién lo entiende?

La respuesta: no muchos de nosotros. Según una encuesta reciente dirigida por la Harvard Food Law and Policy Clinic, casi el 85% de los consumidores dijo que habían desechado alimentos en base a la fecha en el envase.

Con la excepción de las fórmulas para bebés, no existen normas federales sobre la aplicación de etiquetas con fechas. En 41 estados y el Distrito de Columbia se requiere la aplicación de etiquetas con fechas sobre ciertos productos alimenticios, 9 estados no lo hacen, y ningún estado tiene la misma legislación que otro. Frecuentemente, las designaciones de “mejor si se utiliza antes de”, “vender antes de” y “consumir antes de” son solo las mejores estimaciones de los fabricantes de cuánto tiempo conservarán los alimentos su sabor más fresco. Los supermercados también pueden utilizar las fechas como guía al reponer los productos en los estantes. Pero las fechas no tienen nada que ver con la seguridad del consumo de los alimentos.

¿Cuál es el resultado? Considera algo tan básico como la leche. En la mayoría de los estados, la fecha de “vender antes de” para la leche es de entre 21 y 24 días luego de su pasteurización. Pero en Montana, la leche ya no puede venderse 12 días después de su pasteurización, tal como lo indica el documental llamado “Expired”, que muestra cómo se retira leche de los estantes de los supermercados y se vierte por un desagüe, aunque en la mayor parte del resto del país se consideraría apta para el consumo.

Podría haber más claridad en el futuro sobre lo que significan las fechas en las etiquetas de alimentos, ya que el Congreso está considerando la Ley de etiquetas de fechas para alimentos. “Una de las discusiones más comunes que parece tener la gente en su casa es si debe desecharse un alimento o no por el vencimiento de la fecha en su etiqueta”, dice la Representante Chellie Pingree, demócrata de Maine, quien introdujo el proyecto de ley con el Senador Richard Blumenthal, demócrata de Connecticut. “Llegó la hora de zanjar esa discusión, terminar con la confusión y dejar de desechar alimentos en perfectas condiciones”.

La legislación propone el uso de 2 etiquetas a nivel nacional: una que indique la calidad, hasta cuándo el alimento mantiene su frescura máxima, y otra que indique la seguridad, la fecha a partir de la cual el consumo del alimento se considera poco seguro. Aún se debe decidir cómo se expresarán, pero en la encuesta de Harvard, más consumidores comprendieron que “mejor si se utiliza antes de” se refiere a la calidad y “vence el” se refiere a la seguridad, según Emily Broad Leib, la Directora de la clínica.

Mientras tanto, otra manera de determinar si un alimento aún es apto para el consumo es confiar en tus sentidos. Si parece estar vencido, probablemente lo esté. Los alimentos que se empiezan a vencer probablemente tengan mal aspecto, olor y gusto antes de que su consumo sea poco seguro. (Las enfermedades e infecciones por alimentos se producen por contaminación, no por el proceso natural de descomposición).

Si tienes alguna pregunta sobre tus alimentos, descarga la aplicación FoodKeeper del Departamento de Agricultura o ingresa a foodsafety.gov/keep/foodkeeperapp. Allí encontrarás consejos sobre cómo mejor guardar tus alimentos para maximizar su frescura y sabor.

Cómo controlar mejor los estantes del refrigerador

Pon orden entre tus alimentos guardados al aprovechar al máximo los contenedores y los estantes en tu refrigerador.

No alt yet

*Refrigeradores con cajones para verduras con humedad regulable; los modelos con esta característica están indicados en la nota de las Calificaciones.

1. EN LA PUERTA

  • Mantequilla
  • Condimentos
  • Bebidas carbonatadas
  • Aceites de cocina (pueden volverse rancios a temperatura ambiente)
  • Mermeladas y jaleas
  • Jugo
  • Mantequilla de cacahuate
  • Agua

2. ESTANTES SUPERIORES CON TEMPERATURA MÁS ALTA

  • Yogur
  • Refrigerios (botes de postres, vasos de frutas, etc.)
  • Sobras (en recipientes separados)
  • Bebidas

3. ESTANTES INFERIORES CON TEMPERATURA MÁS BAJA

  • Leche
  • Huevos (en su caja original)
  • Carne vacuna, carne de ave y pescado crudos (en bandejas para contener todo goteo)

4. CAJÓN DE ALTA HUMEDAD*

  • Brócoli
  • Zanahorias
  • Coliflor
  • Cebollitas verdes
  • Verduras de hoja

5. CAJÓN DE BAJA HUMEDAD

  • Manzanas
  • Aguacates (una vez maduros)
  • Uvas
  • Hongos
  • Melocotones (una vez maduros)
  • Peras (una vez maduras)
  • Pimientos
  • Ciruelas (una vez maduras)
  • Melón (una vez maduro)
  • Nectarinas (una vez maduras)
  • Calabacines

6. CAJÓN DE DELICATESSEN

  • Queso
  • Carnes de delicatesen
  • Salchichas

Productos que no deben guardarse en el refrigerador

  • Plátanos o bananas, pan, café, ajo, cebollas, papas, tomates

-Mary H. J. Farrell