Esta feliz foto esconde una rara enfermedad

Meagan Barnard vive con una extraña condición que le tomó varios años aceptar
Esta feliz foto esconde una rara enfermedad

La enfermedad de Meagan Barnard es una de esas que le dan a uno entre millones, pero le provocó inseguridad y un afán obsesivo por evitar que otras personas la notaran.

Usaba pantalones muy amplios, colchas muy gruesas y le pedía a su novio que siempre apagara la luz antes de ir a la cama. Hasta que se tomó la foto de arriba y decidió dejar de ocultarse.

Meagan sufre linfedema, un padecimiento que hace que su pierna derecha retenga un gran cantidad de líquidos, hasta 3 litros más de lo normal. Su extremidad ha llegado a medir el triple que la otra.

La enfermedad apareció cuando ella tenía 15 años y le tomó más de una década aceptarse tal cual: “Todos se reían de mí. De no haber sido por el bullying, no lo habría intentado esconder de tal forma“.

“Todos los días llegaba de la escuela a llorar, preguntando ‘¿Por qué yo?’ Fui a la escuela con mis enormes vendas de espuma y un chico gritó del otro lado de la cafetería: ‘¡No sabía que el tipo de Michelin estudiaba aquí!‘”, relata la chica que hoy modela en bikini para hacer conciencia sobre su padecimiento.

El linfedema ocurre cuando el sistema linfático se bloquea o se daña, y ocurre principalmente en brazos y piernas. También puede desencadenarse ante una fuerte infección, un cáncer, un tratamiento con radioterapia o alguna condición genética.

Mira el testimonio de Meagan: