Obama ordena revisión de presunto hackeo de Rusia antes de elecciones

El presidente ordenó una “revisión plena” y espera un informe para entregar al Congreso antes del 20 de enero
Obama ordena revisión de presunto hackeo de Rusia antes de elecciones
Barack Obama, presidente de EEUU.
Foto: Archivo

WASHINGTON.- Ante crecientes presiones políticas y el temor de que Rusia intervino para desestabilizar el proceso electoral, el presidente Barack Obama ha ordenado una “revisión” de presuntas irregularidades, según informó este viernes una asesora de alto rango de su Administración.

Durante un desayuno auspiciado por el diario Christian Science Monitor, la asesora de Obama para asuntos de seguridad nacional, Lisa Monaco, dijo que el mandatario ordenó una “revisión plena” y espera un informe para entregar al Congreso antes de dejar el poder al mediodía el próximo 20 de enero.

La revisión, sin duda, viene a dificultar aún más las tensas relaciones entre los gobiernos de Washington y Moscú.

“Quizá hemos cruzado un umbral y es imperante que evaluemos eso, que revisemos… para entender lo que ocurrió y compartir las lecciones aprendidas”, explicó Monaco.

Monaco no precisó si el informe será divulgado al público pero al menos será compartido con un amplio abanico de partes interesadas, “incluyendo el Congreso”.

El ahora presidente electo, Donald Trump, causó una tormenta política cuando sugirió durante la contienda que Rusia infiltrara la correspondencia electrónica de líderes políticos en este país.

Sus declaraciones fueron interpretadas como invitación para que el gobierno de Moscú tuviese algún tipo de injerencia en el proceso electoral, que le ayudara a ganar la presidencia.

Posteriormente, en octubre pasado, agentes del servicio de inteligencia determinaron que Rusia estuvo detrás del “hackeo” de los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés) durante el verano, y ahora líderes de ambas cámaras del Congreso quieren que el gobierno divulgue detalles.

El miércoles pasado, Trump absolvió a Rusia del presunto “hackeo” del DNC y de la campaña electoral de su rival, la demócrata Hillary Clinton, y afirmó en una entrevista con la revista “TIME” que el gobierno ha lanzado esa acusación por motivaciones políticas.

Mientras, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) ha llegado al consenso de que individuos vinculados con el gobierno de Rusia sí intervinieron para ayudar a Trump a ganar la presidencia, no solo para debilitar la confianza en el sistema electoral, según un funcionario de alto rango citado por el diario The Washington Post.

Pero el equipo de transición de Trump refutó el informe de la CIA sobre la interferencia de Rusia, en  un comunicado en el que dijo que las acusaciones vienen de “la misma gente que dijo que (el fallecido líder iraquí) Saddam Hussein tenía armas de destrucción masiva”.

“La elección terminó hace mucho tiempo en una de las victorias más extensas del Colegio Electoral en la historia. Es hora de que avancemos y hagamos que EEUU sea grande de nuevo”, puntualizó el equipo,  que omitió el hecho de que el triunfo en el Colegio Electoral en realidad fue el tercero más pequeño desde 1980.

En paralelo a la revisión ordenada por Obama, el senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, ya había dicho que en la nueva sesión legislativa que comienza en enero próximo, liderará una investigación sobre la presunta operación rusa.

La semana pasada, los demócratas del Comité de Inteligencia del Senado enviaron una carta a la Casa Blanca pidiendo que se divulgue toda “información adicional” relacionada con la posible injerencia del gobierno de Moscú en las elecciones.

Desde la Cámara de Representantes, los demócratas de los comités con jurisdicción en asuntos de inteligencia, defensa y relaciones exteriores, también enviaron una carta similar a Obama, para averiguar la participación de “entidades rusas” en el espionaje electrónico de organizaciones políticas, y de sus líderes, en este país.

La filtración a WikiLeaks de miles de correos electrónicos del DNC generó titulares en todo el mundo, sumado al florecimiento de propaganda y noticias falsas de grupos de ultraderecha que querían tildar la balanza a favor de Trump.

Durante un homenaje al senador demócrata por Nevada, Harry Reid, Clinton instó al Congreso a que tome medidas respecto a la “epidemia” de noticias falsas que, según advirtió, es un “peligro” para la democracia y la seguridad ciudadana.

Clinton elogió las medidas que empiezan a elaborar líderes del Congreso para contrarrestar la injerencia de países extranjeros en el proceso electoral de EEUU.

Por ejemplo, los legisladores demócratas Eric Swalwell, de California, y Elijah Cummings, de Maryland, presentaron el miércoles pasado un proyecto de ley para crear una comisión independiente que investigue si Rusia estuvo involucrada en actos para alterar las elecciones.

“Los expertos coincidente en que hay pruebas abrumadoras de que Rusia interfirió con la elección presidencia de EEUU de 2016. Abrumadoras. No está en disputa…nuestras 17 agencias de inteligencia federales dicen que sienten confianza (en la información) de que Rusia dirigió los ciberataques, y que tenían la intención de interferir con el proceso de elecciones”, afirmó Cummings.

La comisión, de ser aprobada, estaría compuesta por expertos en ley electoral, relaciones exteriores y estudios tecnológicos forenses, y tendría la misión de realizar audiencias y recabar testimonios, con la idea de presentar un informe y recomendaciones.