Visita al altar por segunda vez

Los segundos matrimonios tienen menos probabilidades de triunfar que los primeros

Cuando se trata de segundos matrimonios, el famoso dicho:“La práctica hace la perfección”, ¡no pega ni con cola!

Y es que el segundo matrimonio tienen menos probabilidades de triunfar que el primero. El  50% de las personas que se unen en matrimonio por primera vez acaban en divorcio, pero lo más alarmante es que cuando se casan por segunda vez, 67% de estos fracasan y quienes lo intentan por tercera vez, 73% de ellos también termina en la corte de divorcios.

¿Por qué las probabilidades de que un matrimonio sea feliz disminuyen cada vez que caminamos hacia el altar?

Los motivos son varios, pero quien fracasa es por alguna de las siguientes cinco razones:

  1. Se acelera en volverse a casar por soledad, despecho o necesidad económica, sin haberse recuperado emocionalmente de su relación anterior.
  2. En un segundo matrimonio, generalmente no se conciben hijos y por eso no hay la misma motivación de permanecer juntos para conservar el núcleo familiar.
  3. Ve defectos en la relación con más rapidez y decide no alargar “el martirio” como lo hizo antes.
  4. Los problemas económicos, como deudas anteriores, pensiones alimenticia para los niños y ex pareja causan discusiones y sentimientos de injusticia.
  5. Los hijos no aceptan a la nueva pareja de su padre o madre y esto provoca una enorme tensión en la relación.
  6. La segunda vez no le aterra tanto la idea de un divorcio, piensa: “Ya pasé por esto y sobreviví”.

Después de analizar estas causas “rompe-matrimonios”, ¿será posible que tu próxima relación dure hasta que la muerte los separe? ¡Por supuesto! El secreto de quienes lo han logrado se ha basado en  una combinación de acertados pasos.

Primero que nada, tómate un buen tiempo para conocer a esa persona, es algo que toma más de un año. Asegúrate que ambos tienen las mismas metas futuras. Emprende con mucha fe y positivismo tu nuevo matrimonio.

Jamás digas: “Si no me va bien me divorcio”, mejor proclama: “Anticipo un matrimonio feliz, por eso estaremos juntos hasta que la muerte nos separe.”

www.mariamarin.com