38 hombres arrestados por vínculo al “corredor de la muerte” en Los Ángeles

Los arrestados son sospechosos de cometer asesinatos, traficar drogas y realizar asaltos violentos
38 hombres arrestados por vínculo al “corredor de la muerte” en Los Ángeles
De los 38 arrestos, 29 de ellos están involucrados con asesinatos.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

Docenas de pandilleros del sur de Los Ángeles fueron arrestados tras una investigación de 14 meses, anunciaron las autoridades el lunes por la mañana.

Los 38 miembros de tres pandillas principales del Corredor Vermont —que corre al oeste de la autopista 110 desde la avenida Manchester hasta el Imperial Highway, cerca de la autopista 105- son sospechosos de cometer asesinatos y asaltos violentos, dijo Jim McDonnell, sheriff del condado de Los Ángeles.

“Dos de las pandillas formaron una alianza para crear una guerra activa en contra de la tercera pandilla”, añadió McDonnell sin mencionar el nombre de las organizaciones delictivas.

Autoridades anunciaron el lunes por la mañana el arresto de los sospechosos de atemorizar a los residentes del Corredor Vermont. (Jacqueline García)
Autoridades anunciaron el lunes por la mañana el arresto de los sospechosos del Corredor Vermont. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Los sospechosos son en su gran mayoría de origen afroamericano y 29 de ellos fueron arrestados bajo cargos criminales incluyendo asesinato, intento de asesinato y conspiración para cometer asesinato. Su arresto los involucra en nueve asesinatos en el área entre el 2009 y 2015.

La pista que llevó a las autoridades a iniciar esta investigación fueron las publicaciones de los “#100days100nights” (100 días 100 noches) que se hicieron virales en las redes sociales en el 2015.

“Los pandilleros ya no se esconden en los callejones oscuros, ahora se exhiben en los medios sociales y llevan a cabo sus amenazas, coordinan ataques y paralizan al público”, dijo Joseph Esposito, miembro de la oficina del fiscal del distrito, Jackie Lacey. “Desafortunadamente hay familias trabajadores en esta área…son personas inocentes que temen que un día puedan ser atrapadas en una batalla entre dos pandillas o se preocupan que familiares puedan ser el objetivo de alguna bala perdida”, añadió.

Este es el caso que ocurrió en julio del 2015 cuando un hombre quien no estaba involucrado con las pandillas pero vivía en el área fue asesinado.

El trabajo de 14 meses llevó al arresto de 38 personas del Corredor Vermont. (Jacqueline García)
El trabajo de 14 meses llevó al arresto de 38 personas del Corredor Vermont. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

La mayoría de los cargos fueron por los nueve crímenes y una cantidad menor por trafico de drogas, incluyendo el trafico fallido de alrededor de 700 calmantes interceptados en el aeropuerto de Los Ángeles. También se pudieron detener tres posibles asesinatos adicionales.

Los arrestos se hicieron por el Sheriff del condado en asociación con la Policía de Los Ángeles, la oficina de la fiscal del distrito y el jefe de policía de EEUU.

“La investigación continua porque hay más crímenes y homicidios que no hemos terminado de investigar”, dijo Gustavo Carrillo, detective de homicidios del departamento del sheriff.

Hasta el momento las autoridades dicen que no saben que tan seguras son las calles del Corredor Vermont después de los arrestos. Esperan que el cambio sea notable de 6 a 12 meses.

El Callejón de la Muerte

El Corredor Vermont es comúnmente conocido como el “callejón de la muerte” por ser el área con mayor número de homicidios en el Condado de Los Ángeles en los últimos dos años.

De junio del 2014 a junio del 2015 se reportaron 14 muertos en Westmont, 13 en Vermont Knolls haciendo un total de 363 muertos desde el año 2000, según un informe de Homicidios del LA Times. Si a ese número se le añade los vecindarios adyacentes de Vermont Vista y Manchester Square la cifra sube a 583. Los números de homicidios incrementan a medida que se incluyen más barrios del sur de Los Ángeles.

La mayoría de los asesinatos son por armas de fuego y estas pueden ser conseguidas fácilmente—e ilegalmente—en esas áreas.