Día de la Virgen de Guadalupe se llena de plegarias por tema migratorio

Latinos acuden a la imagen de la Morenita en la Placita Olvera para pedir por el regreso de familiares deportados
Día de la Virgen de Guadalupe se llena de plegarias por tema migratorio
La pequeña Alondra García, de 11 meses, celebra el Día de la Virgen de Guadalupe en Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Cuando Felisa Rodríguez vio a su recién nacida enferma en el hospital le prometió a la Virgen de Guadalupe visitarla en su día si su pequeña Samantha lograba sobrevivir. La niña se recuperó; sin embargo, hoy otro pedido acompaña la fuerza de su fe.

“Yo le pedí a la Virgen porque a mi esposo lo deportaron hace siete meses a México… Trató de venir otra vez pero no pudo pasar. Yo no pierdo la fe ni la esperanza de estar con él”.

Su pareja está ahora en Nogales, Sonora, con la frustración de estar lejos de su familia. Con la voz quebrada, Rodríguez le cuenta a La Opinión que le implora a la Virgen Morena “estar juntos de nuevo porque es difícil estar así… Yo siempre le he tenido fe desde que estaba en México”.

Felisa Domínguez y su hijita de 2 años Samantha encienden una vela para la Virgen de Guadalupe (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
Felisa Rodríguez y su hijita de 2 años Samantha encienden una vela para la Virgen de Guadalupe (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Rodríguez es una de los cientos de fieles que llegaron ayer a la Placita Olvera, en el centro de Los Ángeles, para acudir a la misa y festejos en honor al día de la Virgen de Guadalupe, que inició a medianoche con la tradicional entonación de Las Mañanitas.

Cada 12 de diciembre, no solo en México sino a nivel mundial, se conmemora el momento en que la Virgen Morena se le apareció al indio Juan Diego en el Cerro del Tepeyac en 1531.

Yolanda Chacón tiene 70 años de edad. De ellos, lleva 38 visitando a la Virgen. Luego de sus oraciones, su hermano se salvó de perder la pierna tras ser atropellado. / Foto: Aurelia Ventura
Yolanda Chacón tiene 70 años de edad. De ellos, lleva 38 visitando a la Virgen. Luego de sus oraciones, su hermano se salvó de perder la pierna tras ser atropellado. / Foto: Aurelia Ventura

Pedro y Angélica Villanueva también acudieron a la iglesia Nuestra Señora Reina de Los Ángeles, en la Placita Olvera, para celebrar su décimo aniversario. “Cada año estamos aquí de hecho nos casamos un 12 de diciembre y tenemos esta tradición de estar aquí con nuestros hijos [Pedro, Iván y Liseth] ante la Virgen de Guadalupe”, cuentan.

Pedro no solo acude para agradecer por sus años de unión con Angélica sino para calmar su temor. Él no cuenta con documentos legales para vivir en Estados Unidos y la incertidumbre de lo que pasará cuando el presidente electo Donald Trump asuma su puesto en la Casa Blanca el próximo 20 de enero lo llena de angustia.

Tenemos temor pero tambien tenemos fe”, dice.

Pedro Villanueva, acompañado de su esposa Angélica y sus hijos, le pide a la Virgen para poder continuar juntos (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
Pedro Villanueva, acompañado de su esposa Angélica y sus hijos, le pide a la Virgen para poder continuar juntos (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Por su parte su esposa Angélica, quien es ciudadana, estadounidense confía en que el proceso para arreglar la situación de su pareja pueda solucionarse pronto.
“Yo le estoy arreglando [papeles] ahorita y si nos da un poquito de miedo ahora con el nuevo presidente pero en este caso sabemos que nuestra fe es lo que nos va a ayudar… Queremos arreglarle lo mas rápido posible para que no haya problemas”, confiesa.

“Eso es algo que le venimos pidiendo [a la Virgen] desde que estamos juntos por eso año con año estamos aquí”.

Vestimentas en agradecimiento

Carlos Lorenzo vistió a sus hermanos gemelos con una vestimenta similar a la del indígena Juan Diego. Uno de ellos, José, nació muy enfermo.

“Su intestino delgado se infectó y se estaba muriendo. Le tuvieron que poner un tubo en su pancita porque no podía comer. Yo prometí vestirlos de indios y venir cada año [si mejoraba] y ahora es su primer año”, confesó Carlos.

12/12/16/ LOS ANGELES/Catholic faithful Carlos Lorenzo holds his twin brothers, Jose and Francisco Alvarado, 1, dressed as Juan Diego, during the celebration to Lady Guadalupe outside La Placita Church in Olvera St. According to tradition, between the 9th and 12th of December 1531, on the hill of Tepeyac north of Mexico City, Maria would have appeared several times to Juan Diego, an Aztec who converted to Christianity. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)
Carlos Lorenzo celebra la ocasión con sus dos gemelos de un año, Francisco y José Alvarado (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Mientras que con poco más de una hora de trayecto desde Inglewood, Guadalupe Guerra llegó ayer al mural de la Placita Olvera junto a su esposo y sus compadres.

Todos iban con un objetivo en común: llevar a la pequeña Liviett Díaz a los pies de la Patrona de México.

Guerra le prometió a la Virgen vestir a su hija con un atuendo similar y visitarla en su día en agradecimiento porque su pequeña nació sin problemas.

Como católicos venimos a venerar a la Virgen, hoy es un día muy especial”.

Liviet Díaz, de solo tres semanas, festejó por primera vez a la Vigen de Guadalupe con su familia (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
Liviet Díaz, de solo tres semanas, festejó por primera vez a la Vigen de Guadalupe con su familia (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Con información de Aurelia Ventura