Acusan a una mujer de crueldad animal por abandonar a su perro con un tumor de 42 libras

El can fue dejado en un veterinario por una mujer que dijo que se lo encontró, pero que presuntamente sería su dueña
Acusan a una mujer de crueldad animal por abandonar a su perro con un tumor de 42 libras
Henry es un Golden Retriever que fue abandonado en el Hospital Veterinario de Newport Beach con un masivo tumor que casi doblaba su peso.
Foto: KTLA/Facebook

Sherri Haughton, de Newport Beach, ha sido acusada de varios cargos de crueldad animal tras presuntamente abandonar a su mascota y no procurarle la atención médica que necesitaba para tratar un tumor que sufría.

Haughton llevó al perro, llamado Henry, al hospital veterinario de Newport Beach el pasado 12 de mayo. Dijo que lo había encontrado vagando por la playa y se marchó, pero la policía cree que el can era su mascota y por tanto su responsabilidad.

Henry sufría un tumor de 42 libras que casi doblaba su peso, y que le causaba dificultades para caminar u orinar. Valerie Schomburg, supervisora del control de animales de Newport Beach, contó que la mayoría de los veterinarios que veían al animal se sorprendían y afirmaban que nunca habían visto un tumor tan grande.

Las autoridades de control de animales de Newport Beach se hicieron cargo de él y en junio fue sometido a una operación que le extirpó la masa. El procedimiento costó miles de dólares y fue financiado con donaciones.

Haughton s enfrenta a cargos por los delitos menores de negligencia animal, abuso animal causando heridas que ponen en peligro la vida e interferir con una investigación del departamento de control animal de Newport Beach.

Jennifer Malone, de la oficina del fiscal del distrito, explicó que al dar falsa información al hospital Haughton retrasó la investigación. Añadió que había pruebas de que conocía la condición de Henry y había retrasado el tratamiento crucial del animal.

Haughton deberá presentarse en el juzgado el 13 de enero. Si se le declara culpable de todos los cargos, podría pasar hasta dos años en la cárcel del condado de Orange.

Si un propietario no tiene medios para hacerse cargo de su mascota, existen opciones como entregarlos a los servicios de animales o solicitar ayuda económica a grupos como la Sociedad para la Prevención de la Crueldad hacia Animales del condado de Orange.