En el Ayuntamiento de Pomona se habla español

Por primera vez desde su fundación, el Concejo Municipal de Pomona está formado en su totalidad por representantes de origen latino
En el Ayuntamiento de Pomona se habla español
Los nuevos representantes de Pomona son (de izda. a dcha.) Elizabeth Ontiveros-Cole, Rubio González, el alcalde Tim Sandoval y Robert Torres.
Foto: Alejandro Cano / La Opinión

Por primera vez desde que Pomona fue incorporada como ciudad en enero 6 de 1888, el Concejo Municipal está formado en su totalidad y de manera oficial de representantes de origen Latino—suceso catalogado como histórico y esperanzador.

Con gran algarabía y tras casi tres horas de espera, la comunidad presenció la fría noche del miércoles la juramentación de cuatro nuevos líderes electos, incluyendo el nuevo alcalde Tim Sandoval,  quien junto a los concejales Rubio González, Elizabeth Ontiveros-Cole y Robert Torres, intentarán transformar a Pomona y guiarla hacia un futuro próspero.

“Ha sido un largo camino pero finalmente estamos aquí, listos para servir a la comunidad.  Tener un Concejo totalmente formado por personas de origen Latino nos da la oportunidad de darle una voz a la comunidad y de trabajar para mejorar la calidad de vida de todos”, comentó Sandoval a La Opinión.  “Tenemos muchos retos que enfrentar, muchos problemas que resolver, pero juntos saldremos avante”.

Sandoval, quien creció en el Este de Pomona y a través de los años abogó por los derechos del desamparado y trabajó para resolver la problemática de la prostitución, añadió que su prioridad es proveer vivienda para los cientos de desamparados que acampan en las aceras del centro de la ciudad.

“Tenemos que ofrecerles una vivienda segura y digna”, comentó el nuevo líder de la séptima ciudad más grande en el Condado de Los Ángeles.

Tim Sandoval toma su juramento como miembro del concilio de Pomona. /Alejandro Cano, Especial para La Opinión
Tim Sandoval toma su juramento como alcalde de Pomona (Foto: Alejandro Cano/La Opinión)

El Concilio

El Concejo esta también integrado por la conservadora Ginna Escobar, Adriana Robledo y Cristina Carrizosa, quien ve a Pomona gozando de un futuro próspero, con oportunidades de empleo y una mejor calidad de vida para sus habitantes.  Carrizosa dijo que las metas se lograrán solo si existe respeto y se está dispuesto a escuchar para ser escuchado.

“Yo espero que este nuevo Concejo nos traiga muchas cosas buenas, por lo mientras nos da esperanzas.  Tengo optimismo que la económica va a mejorar, soy optimista y sé que los cuatro nuevos líderes vendrán con buenas ideas y hay que escucharlos.  Yo, como veterana del Concejo, estoy dispuesta a escucharlos pero también merezco ser escuchada”, dijo.  “Yo considero a este Concejo como moderado, hay algunas personas liberales y otras conservadoras, pero eso se respeta”.

Carrizosa, quien fungió como concejal del distrito 3 de 1993 a 2002 y regresó a la arena política en 2006,  agregó que no todos los representantes Latinos se sienten orgullosos de su “latinidad” y que en vez hay muchos que sin ser latinos defienden a la comunidad a capa y espada.

Ella se refirió directamente a la concejal Escobar, quien hace dos semanas se negó a apoyar una resolución que convirtió a la ciudad de manera simbólica en ciudad santuario, argumentando la falta de inclusividad de otras etnias y grupos sociales.

Para González, su nuevo papel como concejal lo expone a más responsabilidades que juró encarar con seriedad.  El historiador y activista local dijo que heredó una ciudad con serios problemas económicos y graves problemas de indigencia y prostitución, por nombrar algunos.

“No tenemos tiempo para perder, tenemos muchos problemas y hay que enfrentarlos ya.  Las estrellas se alinearon para que por fin la comunidad tenga una voz más fuerte y de mi parte me comprometo a trabajar incansablemente para todos los residentes.  Si todos cumplen con su palabra, tendremos un buen futuro, tendremos una ciudad progresiva”, comentó González.  “No tenemos mucha experiencia en esto, pero entregaremos el corazón, me da un poco de miedo, pero estoy listo para enfrentar cualquier reto”.

Torres, hijo de la congresista Norma Torres, de origen guatemalteco, dijo que Pomona se encuentra en un momento histórico e importante y que ahora es tiempo de trabajar para resolver problemas que han sido ignorados por muchos años. “Todos somos Pomona”, agregó.

El Concilio Municipal de Pomona tiene cuatro nuevos miembros, todos ellos latinos.
El Concilio Municipal de Pomona tiene cuatro nuevos miembros, todos ellos latinos (Foto: Alejandro Cano/La Opinión)

Indigencia, el mayor problema

Ontiveros-Cole dijo que el problema mayor que enfrenta Pomona en la actualidad es la indigencia.  Desde que una ley prohibió la congregación de los desamparados en los parques y lotes baldíos para evitar posibles incendios debido a la sequía, cientos de indigentes acampan en las aceras del centro de la ciudad.

“Mientras no les ofrezcamos vivienda segura los negocios continuarán perdiendo dinero, seguirán cerrando y huyendo de aquí.  Esa es mi prioridad, darles vivienda segura y mejorar la economía local”, dijo.

Según datos municipales, existen ya planes para construir un albergue para los desamparados.  Hace algunas semanas, la ciudad inauguró un sistema de “lockers” en donde los desamparados pueden guardar sus pertenencias.  Ese beneficio fue resultado de una demanda en contra de la ciudad por supuestamente violar los derechos constitucionales de los desamparados al arrebatarles y arrojarles a la basura sus pertenencias al momento de ser desalojados o arrestados.

Entrada a la Alcaldía de Pomona. (by Aurelia Ventura/La Opinion)
Entrada a la Alcaldía de Pomona (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Apoyo a los indocumentados

Los cuatro nuevos líderes se comprometieron también a continuar apoyando a la comunidad indocumentada y a bloquear cualquier acción del Presidente electo Donald Trump hasta donde la ley se lo permita.

La congresista Torres, por su parte, se comprometió a seguir luchando para bloquear cualquier acción de Trump en contra de la comunidad indocumentada.  Torres, quien en el pasado fungió como concejal y alcaldesa de Pomona, exhortó a los estados a declararse santuarios para no abandonar a ciudades o condados pequeños en su lucha con el gobierno federal.

Como consejo a su hijo, Torres dijo que nunca debe olvidarse de sus raíces e inicios y que siempre debe trabajar para toda la comunidad.

Para activistas como Melissa Ayala y José Calderón, el nuevo Concejo representa un cambio importante en la trayectoria de la ciudad.  Debido a que los nuevos líderes crecieron en barrios humildes de Pomona, los activistas están seguros que entienden las necesidades y saben cómo resolver problemas para lograr el éxito.

Según datos del censo, en Pomona el 70 por ciento de la población es de origen latino, el 10 por ciento afroamericano y el 7 por ciento asiático.  Para Calderón, tener un Concejo totalmente latino no significa que habrá representación total, pero sí la oportunidad para un mayor acercamiento con el pueblo.

“Es nuestro trabajo ahora asegurarnos que trabajen para lograr mejores empleos, mejor calidad de vida, mejor cuidado de salud, mejor educación, mejor medio ambiente y un mejor desarrollo social”, dijo Calderón.