LAPD detiene a motoristas en Van Nuys, pero no por lo que crees

El jefe de la Policía de Los Ángeles, Charlie Beck, dio una sorpresa navideña a los conductores
LAPD detiene a motoristas en Van Nuys, pero no por lo que crees
Charlie Beck ha recordado a los conductores lo importante que es prestar atención en la carretera para regresar sanos y salvos a casa con nuestras familias.
Foto: Chief Charlie Beck/Twitter

El jefe del departamento de policía de Los Ángeles (LAPD) Charlie Beck les ha dado un buen susto y una grata sorpresa a varios conductores que estaban cometiendo uno de los pecados capitales al volante: distraerse.

El jueves Beck, acompañado de otros dos agentes en moto de la división de tráfico de Van Nuys y el Valle, se dedicó a parar a varias personas que manejaban sin prestar la atención necesaria a la carretera.

Pero en vez de ponerles una multa, Beck les avisó de los graves peligros que supone despistarse mientras se conduce y les dio una tarjeta regalo para difundir “un poco de alegría navideña”.

Beck documentó sus andanzas a través de las redes sociales, compartiendo en Instagram y Twitter su iniciativa y extendiendo a todos sus seguidores el importante mensaje de seguridad vial.

En una de las publicaciones, Beck escribió: “Hicimos para a un conductor, y le explicamos que queríamos que llegara a salvo a su casa con su familia para las fiestas. No le pusimos una muta, solo le dimos una tarjeta regalo para extender un poco de alegría festiva”.

De acuerdo a la Fundación AAA, la distracción es un factor en más de 5,000 accidentes fatales en las carreteras cada año.

Utilizar el teléfono, ya sea mandando mensajes o realizando llamadas, es una de las más comunes.

También otros elementos del coche como el GPS, la radio y otras tecnologías corren el riesgo de arrastrar nuestra atención lejos de donde debemos matenerla.

Comer o beber en el auto y otros pasajeros también pueden jugar un papel fatal a la hora de despistar a la persona que maneja.

Beck dio las gracias a los conductores por haber estado tan receptivos a su mensaje, y recordó a todos la necesidad de manejar con precaución y atención para llegar vivos a nuestro destino.