Policía de Covina arresta a dos personas que llevaban hasta 30 llaves de escuelas locales

Se sospecha que robaron objetos de los planteles
Policía de Covina arresta a dos personas que llevaban hasta 30 llaves de escuelas locales
Llaves

Un hombre y una mujer que llevaban consigo un anillo de llaves de las escuelas de Covina fueron arrestados el lunes por la mañana en conexión con una investigación de robo.

Un policía de Covina que patrullaba en el área de la cuadra 700 al este de la Avenida Workman poco después de la medianoche, entró en contacto con los sospechosos que estaban sentados en un automóvil estacionado afuera de la escuela primaria Barranca, informó la Policía de Covina.

El agente encontró que la pareja, identificada como Sergio Meraz, de 35 años y residente de Rancho Cucamonga, y Mia Nieto, de 29 años y residente de Rosemead, estaban en posesión de un anillo de 20 a 30 llaves con la etiqueta “Covina Schools” y los arrestaron bajo sospecha de robo, así como de posesión de metanfetamina.

Sergio Meraz/ Cortesía de la Policía de Covina
Sergio Meraz/ Cortesía de la Policía de Covina

Las autoridades dicen que ha habido varios reportes de robos de computadoras portátiles y otros artículos en los últimos ocho meses en las escuelas Charter Oak y Northview.

A principios de este mes, un entrenador de lucha libre de Northview reportó que sus 19 anillos del campeonato de la Sección Sur de CIF habían sido robados, junto con su computadora portátil.

El Superintendente del Distrito Escolar Unificado de Covina, Richard Sheehan, dijo a San Gabriel Valley Tribune que computadoras portátiles también fueron robadas de la secundaria South Hills en octubre. La Policía aún no ha determinado a qué escuelas pertenecen las llaves. Entre las llaves también hay unas que parecen abrir buzones de correo.

Mia Nieto/ Cortesía de la Policía de Covina
Mia Nieto/ Cortesía de la Policía de Covina

No está claro cuántas escuelas pueden haber sido afectadas y en qué escuelas pertenecen las claves. Sheehan dijo que South Hills perdió un juego de llaves hace más de un año, pero que desde entonces la escuela reemplazó las cerraduras.

De cualquier manera, la Policía indicó que los sospechosos no tenían razón para estar en posesión de las llaves, ya que no son empleados de ningún plantel y no tienen conexión alguna con centros educativos.