Imitador de Luis Miguel se salva del cáncer gracias a ‘El Sol’

El imitador revela que gracias a Luis Miguel se ha salvado del cáncer
Imitador de Luis Miguel se salva del cáncer gracias a ‘El Sol’
Foto: Diario Basta / Luis Miguel

Luis Rubén Daniele, imitador de Luis Miguel, confesó que de los 23 años que lleva imitándolo, 13 los ha pasado enfermo, pues padece cáncer de tiroides, pero muy animado dice que El Sol le salvó la vida, pues gracias a que lo imita, ha tenido el dinero suficiente para tratarse.

A los 25 años me enfermé de cáncer de tiroides. He tenido tres operaciones y muchísimas quimioterapias, me sacaron la tiroides, ganglios en el cuello y el timo (en el cuello), pasando estas vacaciones, tengo que hacerme otros estudios, pero siempre agradecido con Luis Miguel, porque si no fuera por este trabajo de imitarlo, no hubiera tenido la oportunidad de solventar todo. Gracias a Luis Miguel he podido salvar mi vida”, dijo a Diario Basta, vía telefónica desde Buenos Aires, Argentina, el imitador.

A los 16 años, Luis Rubén inició imitando al cantante.“Viajé a Brasil con mi hermano, tendría como 16 años y toda la prensa estaba esperando a Luis Miguel y cuando salí, se me avalanzaron. Mi hermano me dijo que era por mi gran parecido con el cantante, pero en esa época me molestaba que me dijeran que me parecía a él, pues a mí quien me gustaba era Axl Rose”.

Comentó que inició cantando “Qué nivel de mujer” en un desfile y tiempo después, hizo su debut en el show de Susana Giménez.

Luis Miguel (izq.) y el imitador Luis Rubén Daniele (der.) / Foto: GettyImages / DiarioBasta
Luis Miguel (izq.) y el imitador Luis Rubén Daniele (der.) / Foto: GettyImages / DiarioBasta

“La primera canción que canté de Luis Miguel fue ‘Qué nivel de mujer’ en un desfile. A los 23 años me vine a vivir a Buenos Aires y mi debut en televisión fue en el programa de Susana Giménez, después me empiezan a llamar para programas de Chile y por eso me dediqué a esto”.

Finalmente, comentó que aunque no ha podido conocer a Luis Miguel personalmente, él sabe que lo imita.

“Una de las veces que vino Luis Miguel a Argentina tuve la oportunidad de hablar con sus músicos y su mánager, que en ese tiempo era un tal Bill y ellos le hicieron saber lo que yo hacía. Nunca he tenido contacto con él, pero sabe que lo imito y ellos siempre están al pendiente de mí, me llaman y me preguntan cómo voy”, finalizó.