Jeremy Irons: “No debemos ignorar las grandes películas de franquicia”

El actor inglés nos habla de su papel en Assassin's Creed y nos explica por qué decidió participar en un film basado en un videojuego
Jeremy Irons: “No debemos ignorar las grandes películas de franquicia”

Hacer una película a partir de un videojuego no suele ser una buena idea. En Wikipedia se recopila una lista de “films basados en videojuegos” con 47 títulos de los cuales ninguno alcanza el 45% de valoración en Rotten Tomatoes. Y sólo uno -“Mortal Kombat”- pasa del 50% en Metacritic. Por eso, aunque algunos han sido un éxito de taquilla como “Warcraft” y “The Angry Birds Movie”, sorprende el estreno de Assassin’s Creed con actores tan respetados como Michael Fassbender y los ganadores del Óscar de la Academia Marion Cotillard y Jeremy Irons.

Hablamos con el actor inglés en Nueva York pocos días antes del estreno de Assassin’s Creed, en la que interpreta a Rikkin, un líder templario moderno que es el último eslabón de la eterna lucha entre su clan y el de los Assassins.

Pregunta: ¿Cómo es estar en una película basada en un videojuego?
Jeremy Irons: Yo nunca he jugado a ningún videojuego. Pero lo que me entusiasmó en un primer momento fue trabajar con dos personas que admiro, Michael (Fassbender) y Marion (Cotillard). Actores serios, no los actores que esperas en una “película de videojuegos”. Sé que ha habido problemas con estas películas, que no han sido muy exitosas. Pero con este par a bordo, con Michael como productor… y con Justin Kurzel, que es un director emergente serio, un hombre que estaba fascinado en hacerla pero que nunca había hecho algo así antes. Pensé que quizá podíamos hacer una película de calidad aquí. Y cuando la vi me quedé impresionado. No importa si has jugado al juego antes o no. Si conoces el juego, fantástico. Pero la historia crea su propio camino. Es un film sólido por sí mismo. Una gran historia de aventuras, una histórica fantástica, muy buena música, grandes personajes e ideas intelectuales muy interesantes. Funciona a todos los niveles, así que estoy muy contento de haber seguido mi instinto para hacerla.

P: El juego es un gran éxito. Los fans jugadores están emocionados. ¿Ha tenido feedback de ese grupo?
J.I.: Lo he tenido. Conocimos a algunos aquí en Nueva York. La comunidad está muy satisfecha, lo que es muy bueno, porque hay unos 20 millones de jugadores del juego. Pero también he escuchado de muchos que no lo han jugado a quienes también les gustó la película.

P: En general, ¿cree que es una buena idea hacer un film a partir de un videojuego?
J.I.: Creo que las películas vienen de cualquier lugar e imaginación, ya sea literario, ficción, factual… lo que sea. No importan de dónde vengan, lo importante es terminar con una buena película.

P: Usted es un actor muy experimentado y valorado. ¿Cómo reacciona cuando se le acercan con un proyecto como éste?
J.I.: Mi primera reacción es mirar el guion, hablar con el director y ver quién más lo está haciendo. Acabo de terminar dos películas de presupuesto muy pequeño, una de ellas una comedia, y es importante para un actor tener una cierta credibilidad de cara a quienes financian la película. Y haber sido parte de grandes películas exitosas ayuda en eso. Durante mi carrera he hecho películas como “Die Hard”, obviamente las películas de Batman, ahora ésta… Ayudan mucho a que luego se puedan hacer películas pequeñas porque las audiencias vienen a verlas porque he hecho estas otras películas “grandes”. Unas ayudan a las otras. Es importante no ignorar las grandes películas de franquicia.

P: Comparte set en esta película con dos de mis actores favoritos ahora mismo, Marion Cotillard y Michael Fassbender. ¿Cómo fue trabajar con ellos?
J.I.: Trabajar con grandes actores es siempre muy fácil, además de placentero. Son buenos actores porque tienen buenos instintos, son muy rápidos, muy profesionales… cuando trabajas con actores así se hace siempre más sencillo.

P: ¿Cómo fue el ambiente en el set?, ¿fue una película divertida de hacer?
J.I.: Fue duro, muy duro. Yo acabo de terminar una comedia, una road movie, y ésa sí fue divertida. Assasin’s Creed fue un trabajo duro para todos.

P: ¿Fue muy exigente?
J.I.: Para algunos sí fue desafiante. Para todos los “stunts” (especialistas) y todos los que están en el periodo medieval fue un reto. Un hombre batió su récord de salto con 127 pies. No hay “cgi” (imágenes creadas por computadora), todo es real. Creo que eso le da al film una autoridad.
Para mí la cuestión era tratar de producir lo que el film necesitaba. Justin tenía la historia completa en su cabeza –lo que era un reto para él–, y yo tenía que tratar de hacer lo que él necesitaba de mí para hacer funcionar su historia. Ése fue mi desafío.

P: ¿Cuáles son los siguientes proyectos para Jeremy Irons?
J.I.: Acabo de terminar dos películas, dos “road movies”: Monumental y An Actor Prepares, que ya están en post producción. Voy a trabajar en el film “Red Sparrow” en febrero (protagonizada por Jennifer Lawrence) que es un thriller de espías que transcurre en Rusia. Después voy a hacer el nuevo Batman de Ben Affleck… durante la segunda parte del año no sé qué voy a hacer, pero a principios de 2018 voy a hacer una obra de teatro en Londres, Nueva York y Los Ángeles.