Se enamoró por Facebook de un “jeque árabe” que le estafó casi $1 millón

Se presentó como el primer ministro de Emiratos Árabes y le prometió donaciones por más de $5 millones
Se enamoró por Facebook de un “jeque árabe” que le estafó casi $1 millón

Todo empezó cuando una doctora de Marbella, España, recibió una solicitud de amistad en Facebook de un tal Mohammed bin Rashid Al Makhoum.

El hombre se presentaba, nada más y nada menos, que como el primer ministro de Emiratos Árabes Unidos. La mujer, por supuesto, aceptó. Y ahí comenzaron sus problemas.

Valiéndose de herramientas tecnológicas, el hombre suplantó la identidad del jeque para conversar con la española vía Skype y para convencerla de que su relación iba en serio.

El cortejo se acompañó de varias peticiones de dinero, entre ellas una para ayudar a “sirios inocentes que morían en la guerra” y en las que el “jeque” no quería involucrarse directamente por ser un tema político.

En otro momento le pidió 50,000 euros (unos $52,000) con la promesa de que le compensaría con una donación de casi $2 millones, pero necesitaba el dinero para pagar algunos impuestos. La doctora cayó redondita.

La mujer comenzó a sospechar seriamente que algo estaba mal cuando su “jeque” faltó a una cita concertada en Madrid, porque supuestamente tuvo que acudir a la inauguración del Mundial de Futbol en Brasil; y de las donaciones que le prometió que recibiría por unos $5 millones, no había visto nada todavía.

Ella contactó a la embajada española en Dubai para pedir la devolución de los impuestos que supuestamente había pagado y ahí se enteró que había sido estafada.

Las autoridades comenzaron a investigar y dieron con los responsables de la estafa, que en ese momento ascendía ya a 800,000 euros (poco más de $836,000).

El famoso jeque Mohammed bin Rashid Al Makhoum resultó ser una pareja de nigerianos identificados como Wilson O. y Cristopher E.

Los hechos ocurrieron durante 2014 y hace un par de días las autoridades españolas condenaron a varios años de cárcel a los estafadores por el engaño conocido como “romance scam”.