“¡Mis bebés están adentro!” gritó madre de gemelos muertos en incendio

Un testigo narra los hechos de la noche siniestra en Watts
“¡Mis bebés están adentro!” gritó madre de gemelos muertos en incendio
Los gemelos Brenton y Braeson Fortson murieron en el incendio.
Foto: Captura/Facebook

Tanto bomberos y vecinos de un hogar prendido en llamas hicieron todo lo posible por entrar a la residencia –utilizando martillos y hachas– y sacar a los dos niños que se encontraban dentro, pero al final, el esfuerzo fue en vano.

Los dos gemelos, Brenton and Braeson Fortson, de 2 años, murieron ya en el hospital.

Su muerte, aún por ser analizada por el Médico Forense del condado de Los Ángeles, se dio luego que ambos estuvieron atrapados en la residencia incendiada en la cuadra 800 de la calle East 113th en el sur de Los Ángeles.

El incendio que se registró la noche del martes a las 9:05 p.m. dejó dos niños muertos y un hombre, el padre de ellos, en situación crítica.

Un testigo dio un recuento de los hechos al Los Angeles Times.

image-3-1
Fachada de lo que quedó de la residencia donde habitaba la familia Fortson. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

Malcolm Howard dijo que estaba sentado afuera de su casa cuando de pronto escuchó el grito de una mujer. Al caminar hacia la calle, se percató que al fondo de su calle estaba una casa prendida en llamas.

Corrió hacia la residencia, donde la madre de los niños, Charlotte Fortson, de 24 años y con 9 meses de embarazo, estaba frente a la casa en llamas con su hija de 4 años a un lado de ella.

“¡Mis bebés están adentro!”, gritó la mujer, según la narración de Howard.

Entonces Howard, con la asistencia de otros vecinos, intentaron entrar a la residencia por medio de las ventanas, pero éstas estaban cubiertas con una cerca de fierro, ya que la fachada de la casa estaba cubierta en llamas.

Con hacha y martillo en mano, trataron de estrellar las ventanas, pero aún no podían ingresar.

Un video compartido en Facebook muestra el esfuerzo hecho por los vecinos y bomberos para rescatar a los menores.

Después de un par de intentos, el padre de los niños, quien también se encontraba adentro, logró salir de la residencia gateando, con el rostro rojo.

Cuando por fin llegaron los bomberos, aún batallaron ellos para ingresar al lugar del siniestro, y después de luchar contra las llamas entraron y rescataron a los niños.

Uno de ellos tuvo que ser resucitado por los paramédicos, mientras que el otro de inmediato fue ingresado a la ambulancia. Ambos fueron trasladados a un hospital donde la mañana del miércoles fueron declarados muertos.

El padre permanece en condición crítica.

Imágenes tomadas en el lugar de los hechos muestran la fachada de la residencia parcialmente destruida, y la clara evidencia que contra el barandal que cubría las ventanas, nadie podía.

Los bomberos y los vecinos intentaron entrar por las ventanas para salvar a los niños. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)
Los bomberos y los vecinos intentaron entrar por las ventanas para salvar a los niños. (Foto: Aurelia Ventura/La Opinión)

La entrada principal, cubierta con una puerta de fierro, tampoco resultó dañada, pero a su alrededor el material exterior de la vivienda chamuscado.

Según el Departamento de Bomberos (LAFD), la residencia no contaba con un sistema de detección de humo, y tampoco con el opcional sistema de riego dentro de la casa.

Aún se desconoce qué exactamente provocó el incendio, pero la Policía de Los Ángeles (LAPD) informó el miércoles que se investigarían los hechos. Un agente dijo al noticiero KTLA que pudo haberse iniciado con el árbol de Navidad dentro de la residencia.