Crean web que ayuda a identificar a inmigrantes muertos en el desierto

"Yo tengo nombre" publica fotografías de objetos personales de las víctimas
Crean web que ayuda a identificar a inmigrantes muertos en el desierto

Una nueva web que ayuda a identificar a inmigrantes muertos tras cruzar la frontera texana entre EEUU y México se ha creado este mes en Texas, informó la revista local “Texas Observer”, impulsora de esa iniciativa.

El portal “I Have a Name/Yo Tengo Nombre”, disponible en español y en inglés, muestra fotografías de objetos personales que los inmigrantes llevaban cuando fallecieron, con el objetivo de que sus familiares, amigos o conocidos puedan reconocerlos e identifiquen sus cuerpos.

Se trata de una base de datos que muestra 80 casos numerados con información forense básica sobre las personas fallecidas tras haber cruzado la frontera en Texas, acompañada de las fotografías de sus objetos personales.

El sitio fue creado por la revista, tras trabajar durante un año con el equipo de Lori Baker, una antropóloga forense de la Universidad Baylor (Texas), que desde 2013 exhuma los cuerpos de esos inmigrantes para obtener sus muestras de ADN, con las que ha construido una base de datos para ayudar a su identificación.

Tras revisar más de 160 casos que fueron exhumados en el Condado de Brooks (Texas), donde fallecen la mayoría, en 2013 y 2014, solo en la mitad de ellos se encontraron objetos personales que se pudieron fotografiar para incluir en esta base de datos.

La publicación denuncia que muchos de los restos de los inmigrantes son maltratados, algunos son enterrados en bolsas de basura negras en fosas comunes, e incluso cuando los difuntos son identificados, la desorganización y descentralización de las autoridades dificultan la notificación a sus familiares.

Por ello, hacen un llamado a los que reconozcan algún elemento en el buscador de palabras clave y la fotogalería de objetos personales de la web para que suministren una muestra de ADN al Sistema Nacional de Personas Desaparecidas y No Identificadas de EEUU (NamUs) y así puedan identificar y reclamar el cuerpo del familiar.

El proyecto se financió con la donación de 120 personas en lo que la propia revista califica como “una mezcla de periodismo y activismo que era a la vez desafiante y gratificante”.

Cientos de personas fallecen cada año tras cruzar la frontera suroeste desde México a Estados Unidos, intentando eludir los puestos de control de la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza.

Según la nueva web, los inmigrantes se ven obligados a abandonar las carreteras, para evitar a la policía, y caminan a través de ranchos en los que muchos padecen lesiones o fallecen a menudo sin identificación.

Más de 6.000 personas murieron a lo largo de la frontera suroeste de EEUU entre 2000 y 2015, según la Patrulla Fronteriza, superando así a Arizona como el lugar más mortífero para los inmigrantes.