El sexo que quieres en 2017

Es hora de que experimentes el próximo nivel de tu sexualidad
El sexo que quieres en 2017

¿Cómo lo quieres? ¿Con quién? ¿Cuándo? ¿Dónde? Me refiero a esa gran necesidad, inherente a todo ser humano, tú incluido, que se llama sexo. Una que tiene todo un mundo de posibilidades de ser buena, mejor dicho, rica.

Ahora mismo, mientras lees esto, recrea ese momento en que lo disfrutabas tanto, tanto, que tal parece estás en él.
Ese acto sexual en que, al acariciar su pecho, se activaba una fuerza vital hasta ese entonces irreconocible en ti. Momento en que su placer también era el tuyo; manos sutiles que recorrían todo tu cuerpo y el suyo.

Bocas que, al encontrarse, se entregan. ¿Así te gusta? ¿Listos para el sexo en 2017? Sí, pues entonces:

1. Escoge bien: date el lujo de decidir con quién, cómo, dónde quieres vivir tu sexualidad. El sexo en 2017 te ofrece total libertad de acción bien fundamentada. La responsabilidad de tu placer sexual es tuya.

2. Sexo sin riesgos: ni emocionales ni físicos. Por tanto, jamás te acerques a tu relación sexual insegura o temeroso. Entiende que la salud sexual es tu responsabilidad.

3. Cambia el drama: sí, ya basta de decir es que no me dijeron nada, a mí nadie me enseñó. Por ti y para ti -y por supuesto para los tuyos- eres totalmente responsable de adquirir educación sexual e impartirla. Educación que debe incluir tu pensamiento, emoción, conducta, aspectos fisiológicos y espirituales. Ya no sirve la excusa de que nadie te habló.

4. Sexo con sentido: es hora de que experimentes el próximo nivel de tu sexualidad, ahora centrada solamente en los sentidos, los tuyos y los suyos, hasta que trasciendas la manifestación de esa energía sexual. El sexo en 2017 te dice que no necesitas la pornografía para excitarte, tampoco tantos juguetes, cremas y bisutería buena para nada. Recuerda, el 95% de tu placer sexual está en tu pensamiento, el 5% en lo fisiológico. Mejor piensa y siente.

5. Entrégate: el sexo en 2017 te invita a atreverte. A tratar, intentar, probar, provocar, excitar y excitarte. Hazlo, luego pides perdón o permiso para repetirlo…

Siente y entrégate para disfrutarlo al máximo. Shutterstock
Doctora Carmita Laboy