Conducción autónoma Ford 2017 el futuro ya está aquí

El proyecto de Conducción Autónoma Ford, que arrancó hace más de tres años con el Ford Fusion Hybrid, tomará un nuevo impulso en 2017 cuando se triplique la producción de estos vehículos que además contarán con mayor capacidad de procesamiento gracias…
Sigue a La Opinión en Facebook

El proyecto de Conducción Autónoma Ford, que arrancó hace más de tres años con el Ford Fusion Hybrid, tomará un nuevo impulso en 2017 cuando se triplique la producción de estos vehículos que además contarán con mayor capacidad de procesamiento gracias al nuevo hardware.

Los controles electrónicos se aproximan ya a los niveles de producción general y los ajustes de los sensores, incluida la localización, permiten a los vehículos de conducción autónoma mejorar su visión sobre lo que le rodea.

Los nuevos sensores LIDAR, tienen un diseño más fluido y un campo de visión más ajustado, lo que permite al vehículo emplear sólo dos sensores, en lugar de cuatro, obteniendo la misma cantidad de información.

Tal y como se ha comentado anteriormente, hay dos elementos fundamentales a la hora de crear un vehículo de conducción autónoma al 100%:

La plataforma del vehículo autónomo, que nos es más que una versión mejorada de un vehículo de producción normal, y el sistema de “conductor virtual”.

El Ford Fusion Hybrid de Conducción Autónoma 2017 avanza en ambos campos, particularmente en lo que se refiere al desarrollo y los ensayos del sistema de “conductor virtual”, lo que supone un enorme cambio en la capacidad de captación y tratamiento de datos.

Para hacer un coche totalmente autónomo, la SAE define el vehículo nivel cuatro (SAE-defined level 4-capable), que no requiere de conductor para tomar el control y el vehículo debe de ser capaz de actuar como lo haría un ser humano al volante.