Equipo de Trump pide información a DHS sobre datos biográficos de inmigrantes

Quieren saber si la informacion que DHS tiene de los inmigrantes ha sido alterada, mientras que actual secretario de DHS dice que la tradición es proteger los datos de los solicitantes de programas como DACA y no usarlos para deportar.
Sigue a La Opinión en Facebook
Equipo de Trump pide información a DHS sobre datos biográficos de inmigrantes
Las solicitudes de DACA aun son aceptadas, pero debes tomar ciertas precauciones.

Representantes de los “dreamers” y de los más de 750,000 jóvenes inmigrantes que han recibido acción diferida (DACA) desde 2012, expresaron hoy su preocupación ante el uso que el gobierno de Donald Trump pueda llegar a darle a la información que el gobierno tiene en su poder sobre las personas que obtuvieron ese beneficio temporal.

Y no están solos en esa preocupación: de acuerdo a una carta recién publicada pero que data de la semana pasada, el secretario actual del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) Jeh Johnson también la comparte.

La reacción de grupos “dreamers” siguió a reportes divulgados este martes que indican que el equipo de transición de Trump solicitó a DHS una serie de documentos sobre “los datos biográficos de los inmigrantes que han pedido ciertos beneficios”, específicamente preguntando si estos han sido “alterados” de alguna manera para proteger sus derechos civiles.

Según el reporte original de la agencia Reuters, los representantes del presidente electo no sólo pidieron esa información a DHS, sino todo tipo de documentos respecto a la construcción de barreras fronterizas, los memos de aplicación de la ley emitidos por el gobierno de Obama y otros archivos destinados a evaluar cómo cumplirán sus promesas respecto al tema migratorio.

También evalúan cómo se puede “expandir la detención migratoria”, dice el reporte de la agencia informativa, basado en un memo de DHS que fue filtrado a la misma.

Pero el tema que causó la reacción inmediata de alarma fue la solicitud a DHS de información respecto a cómo se han guardado los datos de los inmigrantes que han pedido algún beneficio, específicamente si los funcionarios federales han “alterado la información biográfica” que DHS guarda de estos inmigrantes.

Al parecer, lo que preocupa a la gente de Trump es que la información de estos inmigrantes haya sido protegida de alguna manera.

“El gobierno prometió no usar los datos”

Greisa Martínez, portavoz de United We Dream (UWD), indicó que el gobierno federal asumió una responsabilidad hacia los “dreamers” que solicitaron el beneficio de DACA a partir de 2012. Hasta la fecha, más de 750,000 jóvenes inmigrantes han recibido el beneficio, que implica estar protegidos contra la deportación y poder optar a un permiso de trabajo.

El gobierno se comprometió a no usar esa información para fines policiales o de deportación, a menos que se trate de casos especiales, dijo Martínez.

“Nuestra pregunta ahora es cuál será la actitud del nuevo secretario de DHS John Kelly respecto al uso de estos datos, ahora que ya sabemos lo que piensa el actual secretario Johnson”, dijo Martínez. “No obstante no nos sorprende que pidan esa información ya que prometieron que eliminarían DACA y serían más duros hacia los inmigrantes”.

Las agencias de beneficios migratorios en Estados Unidos tienen la tradición histórica de no usar los datos biográficos de los solicitantes a algún beneficio a menos que sea en circunstancias especiales, explicó el actual secretario de DHS Jeh Johnson, en una carta dirigida a la Congresista Michelle Lujan Grisham.

La carta, con fecha el 30 de diciembre, fue publicada este martes e indica que el actual gobierno está de acuerdo con proteger la información de los solicitantes de DACA y que instará al próximo gobierno a hacer lo propio.

“El gobierno de Estados Unidos prometió a los solicitantes (de DACA) que la información que proporcionaron no sería luego utilizada para efectos policiales migratorios a menos que se determine paralelamente que se trata de un caso de seguridad nacional, una amenaza a la seguridad pública o actividad criminal que requiera un proceso de deportación”, dijo Johnson en la carta que puede ser leída pinchando aquí.

“Creemos que estas promesas deben ser honradas”, continúa Johnson, quien comenzó la carta diciendo que “comparte la preocupación” respecto al uso de esa información, con 111 congresistas que le escribieron al respecto a principios de diciembre.

No obstante, no se sabe qué piensa hacer el gobierno entrante con estos datos, que estarán en sus manos una vez tomen posesión de todas las agencias federales, aunque el propio Trump ha dicho en entrevistas recientes que “se trabajará algo” para los receptores de DACA, aún después de rescindir el programa.

Durante la campaña presidencial, Trump prometió suspender todas las órdenes ejecutivas del presidente Obama que beneficiaron a los inmigrantes y DACA es una de las más prominentes -aunque no la única, también están las prioridades de deportación que han ayudado a muchos inmigrantes a cerrar sus casos en tribunales.

Más de un centenar de Congresistas estadounidenses han intercedido ante Obama pidiéndole que tome medidas para proteger a estos inmigrantes y recordando que el gobierno tiene la tradición de no usar la información que los inmigrantes dan voluntariamente para pedir un beneficio para luego deportarlos si no hay razones de peso.

Esta información está en manos del USCIS, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos, una agencia paralela a ICE, la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas, pero ambas pertenecen al DHS.