¿Cuántos empleos ya salvó Trump sin ser presidente?

Poco a poco, el presidente electo ha influenciado a las empresas para mantener inversiones en EEUU
¿Cuántos empleos ya salvó Trump sin ser presidente?
Donald Trump ya está enfocado en sus principales promesas de campaña.

El presidente electo, Donald Trump, ya está cumpliendo una de las principales promesas de campaña: la creación y la salvación de empleos en los Estados Unidos, al menos unos 9,200.

Con una aguerrida posición contra las empresas que han dado a conocer intenciones de expansión, el republicano ha logrado o influenciado de algún modo para que empresas como Ford o Carrier cambien sus planes en México, principalmente.

En Carrier, por ejemplo, se salvaron 800 empleos para la planta de Indiana, gracias a un acuerdo que beneficiará fiscalmente a la empresa por más de siete millones de dólares. La empresa tenía planeado invertir en Monterrey, México.

Ford canceló su inversión de $1,600 millones en San Luis Potosí, para mantener trabajos en Michigan, alrededor de 3,500, incluidos los 700 nuevos empleos que creará para sus líneas de autos eléctricos y de autónomos.

Esos se suman a los más de 5,000 empleos que la empresa de telecomunicaciones Sprint regresará al país, afirmó en aquel entonces Trump a la prensa, lo cual fue confirmado por el CEO de la empresa a CNN.

“Estamos encantados de trabajar con el presidente electo Trump y su administración para hacer nuestra parte a fin de impulsar el crecimiento económico y crear empleos en Estados Unidos”, dijo Marcelo Claure.

Aunque ese movimiento, según The New York Times, es un acuerdo que la empresa –que es parte del conglomerado de SoftBank, la cual anunció una inversión por más de $50,000 millones–  anunció en octubre, previo a las elecciones, como parte de un fondo tecnológico.

El nuevo objetivo del presidente electo es General Motors, empresa a la que criticó en Twitter por producir su auto Chevy Cruzade en México y venderlo en Estados Unidos.

La empresa aseguró al presidente que la versión sedan de ese auto se produce en Ohio.

Hasta ahora WalMart es la única empresa que ha desafiado al presidente electo, pues invertirá $1,300 millones en México.