Protege tu privacidad en línea en sólo 10 minutos

Cada uno de estos pasos te tomará únicamente uno o dos minutos, y mejora la seguridad y privacidad de tu información
Protege tu privacidad en línea en sólo 10 minutos

Hay mucho que puedes hacer para proteger tu información personal cuando estás en línea, ya sea que utilices un teléfono inteligente o una computadora portátil, estés en tu casa o en una cafetería.

Los siguientes pasos toman solo unos cuantos minutos y cada uno ayuda a proteger más tu información, frustrando a los piratas cibernéticos y controlando la cantidad de información que las compañías recolectan sin tu conocimiento. Para explorar más ideas, consulta nuestra  extensa lista de consejos para proteger tu privacidad y seguridad.

Enciende las actualizaciones automáticas

“Las actualizaciones de software son como los cambios de aceite”, dice Mark Surman, director ejecutivo de Mozilla Foundation. “Pueden ser una molestia en el momento pero pueden salvarte la vida a la larga”.  Según los profesionales encuestados el año pasado por Google,  mantener tu sistema operativo y demás software actualizado es el paso más crítico que puedes dar para mejorar la seguridad.

Los piratas cibernéticos siempre están explotando más vulnerabilidades, mientras que los expertos en seguridad tratan de detenerlos sin descansar. Si tienes un software viejo, te estás perdiendo de las protecciones más recientes. “La mayoría del software moderno se actualizará por sí solo si tú se lo permites”, dice Surman. Asegúrate de tener encendidas las actualizaciones automáticas en todo.

Utiliza candados de pantalla en todos los dispositivos

Asigna una contraseña o número PIN a cada computadora móvil, teléfono inteligente y tableta que tengas. Cualquier dispositivo perdido que no tenga un candado de pantalla es una puerta desprotegida para los ladrones, que podrían obtener acceso a tu correo electrónico y cuentas de bancos o de medios sociales, y podrían cambiar contraseñas y tomar control de tu vida digital. Utiliza un candado de pantalla que tenga al menos 6 dígitos. Y evita las contraseñas fáciles de adivinar como tu fecha de nacimiento o número telefónico.

Revisa tu eEstatus respecto a filtración de información

¿Te estás preguntando si tu información personal ha sido robada y colocada en la web para su venta? En haveibeenpwned.com puedes revisar tus cuentas de correo electrónico y nombres de usuario en listas de 120 filtraciones conocidas en compañías que incluyen a Adobe, LinkedIn y Snapchat. (Necesitarás registrarte para revisar la base de datos completa). Si tu nombre aparece, cambia la contraseña de la cuenta en cuestión y la de cualquier otro sitio en donde, quizá,  hayas usado la misma contraseña.

Utiliza cuentas de correo electrónico temporales

A menudo te piden una cuenta de correo electrónico para tener acceso a un sitio web o para inscribirte a una tarjeta de lealtad, aunque solo quieras usar el servicio una vez. Acepta y podrías estarte comprometiendo a años de correos de publicidad. “Hoy en día todos quieren tener tu correo electrónico,” dice Nathan White, gerente legislativo en Access Now, una organización de derechos digitales. Pero no tienes que darles uno real.

White recomienda 10minutemail.com, en donde puedes obtener una cuenta de correo electrónico funcional por 10 minutos (o 20 si lo necesitas), justo el tiempo necesario para registrarte en un sitio. Cuando el tiempo termina, el correo electrónico se autodestruye – y 10minutemail.com no guarda ninguna información personal.

Cubre la cámara web de tu computadora portátil

Los agentes maliciosos han demostrado una y otra vez que pueden encender la cámara de una computadora portátil sin que el usuario lo sepa. ¿La solución más simple? Haz lo que Mark Zuckerberg, el CEO de Facebook y James Comey, el director del FBI hacen: coloca un pedacito de cinta adhesiva o una nota Post-it sobre la cámara. Los piratas cibernéticos aún no han logrado romper el código adhesivo.

Usa la extensión de navegador HTTPS Everywhere

Cuando veas “https” y un candado verde al lado del URL en la barra de direcciones de tu navegador, significa que la información es encriptada al viajar de ida y vuelta entre el sitio web y tu computadora. (La “s” significa “seguro”). Algunos sitios que soportan https lo usan de forma inconsistente. Agrega la extensión HTTPS Everywhere, la que puedes descargar en Electronic Frontier Foundation, y tus conexiones serán encriptadas siempre que te conectes a un sitio web que soporte https. Funciona con los navegadores Chrome, Firefox y Opera.

Apaga la función de localización en las aplicaciones

Muchas aplicaciones móviles pueden obtener tu ubicación a partir de tu teléfono. En el caso de un servicio de recomendación de restaurantes o Uber, esto tiene sentido. Pero no hay ninguna razón por la cual debas compartir tu información de localización con muchas otras compañías que no usarán esta información para darte beneficios obvios.

Puedes decidir selectivamente si las aplicaciones individuales pueden tener acceso a esa información. En iPhones, vete a Configuración y toca el ícono de una aplicación para controlar a qué funciones del teléfono puede acceder, incluyendo el seguimiento de tu ubicación. Puedes hacer lo mismo en cualquier teléfono Android con una versión reciente del sistema operativo (6.0 Marshmallow o posterior). En Configuración, vete a las Aplicaciones o al Manager de Aplicaciones y toca en la aplicación específica que deseas ajustar. Después toca en Permisos para acceder a la configuración de ubicación.