2016 terminó con 89 tiroteos policiales en el condado de Los Ángeles

En promedio, estos incidentes ocurren uno cada cuatro días
2016 terminó con 89 tiroteos policiales en el condado de Los Ángeles

Los agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) y los miembros del Departamento del Sheriff en el condado de Los Ángeles (LASD) estuvieron implicados en 89 tiroteos el año pasado, según la oficina del Fiscal de Distrito del condado de Los Ángeles. El número incluye a las personas heridas y fallecidas a causa de un agente del orden.

Estos incidentes en un año se aproximan a un tiroteo cada cuatro días en el condado.

La cifra es idéntica al total de 2015, y está acorde con los totales de los últimos años. Mientras que las circunstancias en que los agentes del orden dispararon varían drásticamente, el reporte muestra que suceden a menudo en el condado.

Los datos de la Fiscalía demuestran que en los últimos 16 años hubo 1,442 tiroteos que involucraron a agentes del orden. Las cifras alcanzaron su cúspide reciente en 2013, con 111.

El conteo de la Fiscalía también incluye incidentes en que el policía o agente del Sheriff estaba fuera de servicio.

 

Richard Romero, hermano menor de Jesse Romero, coloca velas en el altar erguido en honor a su hermano mayor. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Richard Romero, hermano menor de Jesse Romero, coloca velas en el altar erguido en honor a su hermano mayor. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Uno de los incidentes más controversiales del año pasado tuvo que ver con la muerte a tiros de Jesse Romero, de 14 años, en Boyle Heights. Agentes del LAPD dispararon contra el adolescente cuando éste corrió luego de ser visto pintarrajeando graffiti y según la Policía les apuntó con un arma. Las autoridades encontraron una pistola cargada en el lugar donde cayó abatido el joven, pero eso poco sirvió para menguar las críticas hacia la corporación.

El Fiscal de Distrito investiga cada tiroteo en el condado para determinar si presenta cargos criminales contra los agentes. Pero la ley otorga a los agentes del orden amplio margen de maniobra en su decisión de disparar, y ningún agente ha sido acusado en relación con un tiroteo desde el año 2000 en el condado de Los Ángeles.

El recuento de la Fiscalía no recoge detalles significativos, como por ejemplo cuál de las agencias encargadas de hacer cumplir la ley estuvo involucrada en el incidente, si un tiroteo es fatal y la raza de la gente muerta o herida.

Una revisión de la radio KPCC sobre los tiroteos ocurridos en el condado de Los Ángeles entre 2010 y 2014 encontró que una de cada cuatro personas que recibió disparos policiales estaba desarmada y que los afroamericanos fue la raza que más estuvo representada en estos incidentes.

Además de los disparos de la policía, la Fiscalía investiga las muertes bajo custodia, que es cuando un agente utiliza la fuerza sobre un sospechoso o preso que muere más tarde.

Sólo hubo cuatro muertes en custodia en el condado de Los Ángeles en 2016, el total más bajo en por lo menos 16 años. Hubo 10 muertes bajo custodia en 2015.

Los tiroteos fatales ocurren más a menudo en el Sur de California

Mientras que el número de tiroteos ha sido relativamente constante en el condado de Los Ángeles, datos a nivel nacional sugieren que el número de muertes a manos de las fuerzas del orden es alto en el Sur de California.

El periódico The Guardian registra las muertes que involucran la aplicación de la ley, incluyendo cuántas personas fueron asesinadas por agencias específicas.

Sus datos muestran que 19 personas fueron fatalmente muertas por el LAPD el año pasado, la cifra más alta para cualquier agencia en la nación. El análisis también muestra que los agentes del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles mataron a 16 personas, la segunda cifra más alta de cualquier agencia en la nación.
La policía de Chicago y Nueva York registró menos muertes por disparos, incluso con más agentes en cada agencia.
Los datos de 2016 repitieron un patrón visto en los datos de 2015 registrados por el periódico The Guardian. Se demostró que el LAPD y el LASD también dispararon fatalmente a más personas que otras agencias policiales en los Estados Unidos ese año también.