Sospechoso de matar a madre e hija latinas decide defenderse a sí mismo

Se le acusa de haber asesinado a Carina Mancera y a su hija Jennabel de 4 años en Long Beach
Sospechoso de matar a madre e hija latinas decide defenderse a sí mismo
Carina Mancera y Jennabel Anaya fueron asesinadas en agosto de 2016. El sospechoso, Brandon Colbert, será sometido a tratamiento médico.
Foto: Cortesía del Departamento de Policía de Long Beach

Un hombre acusado de matar a una madre y su hija en Long Beach el verano pasado ha decidido representarse a sí mismo durante su juicio, durante el cual podría enfrentar la pena de muerte.

Brandon Ivan Colbert, de 22 años y oriundo de Tulsa, Oklahoma, se declaró inocente ante un juez el jueves de los asesinatos de Carina Mancera, de 26 años, y su hija de 4 años, Jennabel Anaya.

Poco antes de que el acusado se declara no culpable, el juez Tomson Ong decidió permitir que Colbert se representara a sí mismo, sin la ayuda de un abogado, muy a pesar de las objeciones del abogado Matthew Fletcher, quien fue empleado por la familia de Colbert. Aunque confirmó que Colbert era “legalmente competente”, argumentó que no montaría una defensa adecuada para ganar su caso.

Carina Mancera de 26 años y su hija Jennabel Anaya fueron abatidas a tiros el pasado 6 de agosto cuando regresaban a su casa cerca de la esquina de la Calle Ninth y la Avenida Locust. Todo esto frente a los ojos del novio de Mancera y padre de la niña, Luis Anaya.

Carina Mancera y su pequeña Jennabel (i). Un altar en su honor se levantó en el lugar del crimen (d).
Carina Mancera y su pequeña Jennabel (i). Un altar en su honor se levantó en el lugar del crimen (d).

Según la Fiscalía del Distrito del condado de Los Ángeles, Colbert se escondió detrás de un letrero, esperando que Luis Anaya, Mancera y la pequeña Jennabel, regresaran a casa después de acudir al mercado. A eso de las 9:30 p.m., Brandon disparó una escopeta, hiriendo a Mancera y a su hija.

Mancera falleció en el lugar de los hechos, mientras que Jennabel fue declarada muerta más tarde en un hospital.

En noviembre Colbert fue acusados de dos cargos de asesinato y otro de intento de asesinato bajo circunstancia especial de acechar a sus víctimas y de múltiples asesinatos, informó la fiscalía.

Hablando con el Los Angeles Times, Fletcher (el abogado defensor) dio a conocer que el hombre tiene una larga historia de sufrir de una enfermedad mental, no especificada, y agregó que el acusado había sido institucionalizado por un tiempo en Oklahoma.

Durante el juicio, el juez Ong le preguntó repetidamente a Colbert si entendía la difícil batalla que enfrentaría al intentar defenderse en el juicio. A cada interrogante, el acusado respondía con una afirmación.

“No tiene ni idea en qué se está metiendo”, dijo Fletcher al diario angelino.

Si es hallado culpable, Colbert podría enfrentar la pena de muerte, si es que la Fiscalía decide buscar esa sentencia, o vida en prisión sin la posibilidad de libertad condicional.

Los fiscales no han dado a conocer un motivo para el asesinato.