Mexicanos sobornaban a agente de la Patrulla Fronteriza con dinero y sexo

La mujer era la encargada de reclutar al grupo de indocumentados en México y posteriormente negociar el costo del cruce por la frontera, que incluía pagar al oficial con dinero en efectivo o favores sexuales
Mexicanos sobornaban a agente de la Patrulla Fronteriza con dinero y sexo
Foto: EFE

Dos mexicanos aceptaron que sobornaron a un agente de la Patrulla Fronteriza para que permitiera el cruce de personas indocumentadas, informó la oficina de la Fiscalía del Distrito Sur de California.

Miriam Juárez Herrera y Gilberto Aguilar Martínez se declararon culpables en una corte federal en San Diego en un caso de soborno a un oficial de la agencia federal, quien a cambio de dinero en efectivo y favores sexuales permitió el tráfico de indocumentados, de acuerdo a la acusación.

El oficial presuntamente involucrado, José Luis Cota, se ha declarado no culpable de los cargos que enfrenta.

El caso

Los tres acusados fueron detenidos en septiembre pasado al cabo de la interceptación de un grupo de indocumentados en la garita de San Ysidro, operación que derivó en una investigación de más de un año a cargo de una unidad anticorrupción conformada por agentes del FBI y del Departamento de Seguridad Nacional.

De acuerdo a la fiscalía, Juárez Herrera reconoció que, junto a Cota y Aguilar, entre noviembre de 2015 y septiembre de 2016 transportaron a indocumentados desde México a Estados Unidos y obtuvo ganancias de hasta 15,000 dólares por persona.

Inmigrates detenidos por la patrulla fronteriza.
Inmigrates detenidos por la patrulla fronteriza.

Dinero y sexo

La mujer era la encargada de reclutar al grupo de indocumentados en México y posteriormente negociar el costo del cruce por la frontera, que incluía pagar al oficial con dinero en efectivo o favores sexuales.

De acuerdo a la demanda, Juárez Herrera se valía de documentos fraudulentos para ingresar con los indocumentados en la línea de inspección asignada al agente Cota.

Por su parte, Aguilar Martínez era el responsable de transportar al grupo de indocumentados a través de la entrada de vehículos en la garita y, una vez que llevaba a la persona con sus familiares en Estados Unidos, cobraba el monto acordado.

Se estima que, en el periodo de casi un año, por lo menos diez personas indocumentadas cruzaron la frontera de Tijuana (México) hacia San Diego bajo este método.

Ninguno de los dos acusados cuenta con la documentación correspondiente para permanecer en Estados Unidos y, de ser hallados culpables, serán deportados a México cuando cumplan su sentencia en una prisión federal, informó la Fiscalía.

Juárez Herrera y Aguilar Martínez serán sentenciados en una audiencia programada para principios de abril, mientras que el oficial José Luis Cota comparecerá ante un juez en los días siguientes.