Una playa alemana amaneció llena de huevitos Kinder

Un carguero que iba de China a Alemania perdió cinco contenedores de huevos en una tormenta, que terminaron en la playa de una isla del mar del Norte
Una playa alemana amaneció llena de huevitos Kinder
Niños juntan huevitos Kinder en la playa

Un barco carguero danés que viajaba de China a Bremen (en Alemania) se encontró con el huracán Alex, y por culpa del oleaje perdió cinco contenedores llenos de huevos Kinder Sorpresa, los que combinan una cobertura de chocolate con un juguete en su interior. La marea llevó a los contenedores contra la isla de Langeoog, en el mar del Norte, donde se abrieron y liberaron su carga, que terminó -sin el chocolate- en las playas de la isla, para delicia de los niños del lugar, tal como reporta el diario alemán Bild.

Pero después de la alegría de los niños los lugareños notaron que ahora tienen un problema: el aluvión de plástico se transformó en un problema ambiental.

El creador de los huevos Kinder, William Salice, murió el pasado 30 de diciembre, cinco días antes de la invasión de huevitos a las playas de Langeoog.