Seis asombrosos edificios para sorprenderse este 2017

Una montaña rusa alrededor de un rascacielos, un complejo cultural flotante y otras muestras de la arquitectura que te dejarán con la boca abierta
Seis asombrosos edificios para sorprenderse este 2017

Un rascacielos-montaña rusa, un museo de la Segunda Guerra Mundial que agita ideas de nacionalismo, una iglesia que recuerda un oscuro episodio de la historia, una expo que apunta al futurismo, un controversial centro privado junto al mar y una sala de conciertos son algunos de los proyectos que llegarán en 2017 para crear polémica o simplemente asombrar.

Los recorremos.

El Elbphilharmonie, Hamburgo, Alemania

En lo que antes era conocido como los antiguos muelles de la ciudad, y hoy es uno de los barrios más atractivos de Hamburgo, sobresale el Elbphilharmonie.

A un costo de $830 millones este gigantesco complejo cultural está llamado a convertirse en una de las sensaciones del diseño urbano en el mundo.

Diseñado por la firma de arquitectos suiza Herzog& de Meuron, el Elbphilharmonie es un complejo de salas de conciertos para opera.

La estructura se encuentra en el corazón de un renovado barrio de Hamburgo, rodeada de elegantes restaurantes, hoteles y edificios de apartamentos.

Parece una inmensa ola de cristal sobre un lecho de piedra. Ese “lecho” es, en realidad, la enorme estructura de una antigua fábrica construida en los años 60 por el reconocido arquitecto Werner Kallmorgen.

El Elbphilharmonie
Dentro del Elbphilharmonie hay dos vestíbulos y varias salas.

Pensada originalmente como un almacén de té, café y chocolate, ahora sirve de estacionamiento y espacio complementario para la sala de concierto.

En ese nivel se encuentra una larga escalera curva que se eleva hasta un espacio intermedio, que ofrece una impactante vista del centro de la ciudad.

Una segunda escalera más pequeña lleva a los visitantes a un ingenioso remolino de vestíbulos e impresionantes salas de conciertos, así como de miradores desplegados alrededor del edificio. El Elbphilharmonie conjuga el pasado, presente y futuro de Hamburgo.

Museo de la Segunda Guerra Mundial, Gdańsk, Polonia

En Gdansk (antigua Danzig), se erige un llamativo museo de la Segunda Guerra Mundial, cuya inauguración ha estado rodeada de una amarga polémica política.

La construcción del museo fue encargada en el 2008 a la firma Studio Architektoniczne Kwadrat, y tenía como objetivo reflejar el impacto de la guerra sobre civiles y soldados, fueran polacos o no, desde 1939 a 1945.

El Gdańsk
Se suponía que el museo de la Segunda Guerra Mundial conocido como el Gdańsk contara la historia del impacto de conflicto en la vida de las personas comunes y corrientes.

A la cabeza del museo fue designado el experto en historia polaca, Norman Davies, y las colecciones fueron recolectadas por toda Europa y Estados Unidos.

Sin embargo, el partido de gobierno Ley y Justicia (de inclinación política de derecha) ha afirmado recientemente que el programa de la institución está errado.

En su opinión, el museo debería enfocarse exclusivamente en el papel que jugó Polonia durante esa guerra, por lo que quizás sea necesario fusionar esta estructura con otra que está por comisionarse, la cual será dedicada a la Batalla de Westerplatte (librada en 1939, cuando Alemania invadió Polonia a través de Gdańsk).

Así que en este caso el nacionalismo podría triunfar sobre el espíritu de internacionalismo que derrotó a Hitler.

Desgarradoramente, la arquitectura del museo -con su enorme torre central inclinada- puede ser vista como la recreación de una Europa fragmentada, ya no en la década de los 30, sino en pleno siglo XXI.

La Iglesia de Garrison, Potsdam, Alemania

Lo que parecía una inocente reconstrucción de la torre barroca de 88 metros de la iglesia de Garrison ha desatado otra tormenta política en la ciudad de Potsdam.

Iglesia de Potsdam

La edificación de la iglesia fue ordenada por Federico Guillermo I de Prusia en la década de 1730, al arquitecto de la corte, Phillip Gerlach.

La idea detrás de los planes de remodelación era conmemorar en octubre los 500 años del protestantismo.

No obstante, la obra ha sido condenada por aquellos que aún piensan que el espíritu de Adolfo Hitler todavía frecuenta este lugar.

Fue aquí fue donde el 21 de marzo de 1933 se juramentó Hitler como primer ministro de Alemania, por el entonces presidente y mariscal Paul von Hindenburg.

La iglesia se convirtió en el escenario donde se produjo la funesta unión entre el nazismo y el militarismo prusiano. Tres días más tarde Hitler se autoproclamaría máxima autoridad del país, sellando el violento destino que tendría Alemania.

En abril de 1945 su estructura fue arrasada por el fuego, luego de un bombardeo realizado por la Real Fuerza Aérea de Reino Unido, y sus ruinas fueron finamente demolidas en 1968, para construir un ordinario centro de computación.

La antipatía hacia el proyecto de reconstrucción es, quizás, comprensible, aun cuando toda referencia a símbolos militares ha sido omitida.

Adicionalmente, los responsables de la obra se han comprometido a que si la nave de la iglesia es reconstruida, la misma tendrá un diseño completamente moderno.

Mientras que un considerable número de edificios dañados o destruidos durante la Segunda Guerra Mundial han sido recientemente reconstruidos en Alemania, ninguno ha sido tan controversial como esta iglesia.

El Centro Botín, Santander, España

El arquitecto italiano Renzo Piano ha enfrentado la polémica por otras razones con su propuesta para el Centro Botín, un complejo cultural en Santander, al noroeste de España.

Centro Botín
El Centro Botín es un centro cultural financiado por el Banco Santander.

El centro es un complejo cultural financiado por una fundación perteneciente a los dueños del Banco Santander, y su inauguración está prevista para este año.

El diseño combina dos ultra modernas estructuras blancas con paredes de vidrio, conectadas por espacios y pasarelas, y levantadas sobre pilotes.

El Centro Botín ha intentado franquear la polémica cultural y política tomando toda clase de precauciones en su desarrollo, en un terreno que antes funcionaba como un estacionamiento, frente a la amplia bahía de la ciudad.

Piano ha hecho casi todo lo necesario para resguardar la vista al mar, manteniendo su obra a una altura no mayor a la de los árboles de los Jardines de Pereda, aledaños al centro cultural.

Para suavizar la presencia de esta obra, las estructuras fueron cubiertas con 360,000 baldosas circulares de cerámicas, que refractan la luz.

Centro Botín
El ultramoderno edificio da hacia la bahía de la ciudad.

No obstante, a pesar de estos esfuerzos, hay opiniones en contra.

No debes construir sobre el Cantábrico. Te lo indica el sentido común arquitectónico de los últimos 3.000 años”, dice Antonio González-Capitel, profesor del departamento de arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid.

“Santander es una hermosa ciudad provincial, y este hombre -Emilio Botín- quien hizo de su banco el más grande del país, ahora viene a plantar su bota de acero en el lugar donde nació”.

La sede de la Expo 2017, Astana, Kazajistán

La Expo 2017 va a realizarse en Astana, capital de Kazajistán, la económicamente exitosa ex república socialista soviética, dominada desde 1991 por el autoritario Nursultan Nazarbayev.

Es difícil predecir cuántas personas viajarán entre junio y septiembre para visitar la exposición, pero quienes vayan podrán apreciar los 30 edificios futurísticos diseñados para la ocasión bajo el tema “Energía del futuro”, por los arquitectos Adrian Smith y Gordon Gill.

Imagen de la Expo 2017
La Expo de 2017 se llevará a cabo en Astana, Kazajistán.

Smith es el creador del Burj Khalifa, en Dubai, el edificio más alto del mundo.

Junto a Gill, Smith se encuentra trabajando en otro edificio más alto -de un kilómetro de altura- llamado Jeddah Tower, en Arabia Saudita, que estará listo en el 2020.

El Rascacielo del Skyplex, Orlando, Estados Unidos

¿Te subirías a una montaña rusa que serpentea alrededor de un rascacielos?

Este es el concepto del rascacielo del complejo Skyplex, en Orlando, Estados Unidos, que quizás sea el diseño arquitectónico menos polémico del 2017.

El
Polercoaster: grandes emociones en un “diámetro pequeño”

La obra fue diseñada por la empresa US Thrill Rides, de Bill Kitchen, y es una deslumbrante torre de observación con 150 metros de alto, en la que los amantes de los parques temáticos encontrarán un túnel en espiral para deslizarse hasta el suelo tripulando pequeños carritos de cuatro pasajeros.

El descenso tiene una extensión de 1,600 metros de largo, con siete inversiones y vueltas con gravedad cero.

La promesa de los arquitectos es ofrecer “grandes emociones en un diámetro de terreno pequeño“, por lo que esta construcción pudiera ser considerada como el prototipo para constructores, clientes y ciudades que buscan construir los más extravagantes rascacielos en costoso terrenos citadinos.

– Jonathan Glancey

Lee la historia original en inglés en BBC Culture