Condado de Los Ángeles teme aumento de crímenes de odio con Trump

Agencias gubernamentales y del orden animan a la gente a reportar estos sucesos
Condado de Los Ángeles teme aumento de crímenes de odio con Trump
Trágicos hechos este fin de semana en Virginia prendieron las alarmas
Foto: EFE

“En Azusa una mujer caminaba en la calle con una carriola cuando alguien en una camioneta decidió aventarle un vaso con refresco sin siquiera conocerla. Solo por ser latina”.

El hecho ocurrió luego de las elecciones presidenciales de noviembre y fue relatado por Hilda Solís, supervisora del primer distrito del condado de Los Ángeles. El caso ilustra el problema de los crímenes de odio, algo que muchos residentes de esta zona, principalmente las minorías, temen que se incremente después de que Donald J. Trump fue elegido como el próximo presidente de Estados Unidos.

En un esfuerzo por informar a la comunidad sobre qué hacer si enfrentan uno de estos casos, representantes de diferentes entidades del condado de Los Ángeles se reunieron el miércoles por la tarde para crear una red de apoyo.

Solís dijo que es importante denunciar los casos de odio para que no aumenten.

La supervisora Hilda Solís dijo que un crimen de odio es mucho y deben ser reportados. (Jacqueline García)
La supervisora Hilda Solís dijo que un crimen de odio es mucho y deben ser reportados (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Un solo crimen de odio es mucho”, dijo la supervisora en el auditorio del parque Hazard en City Terrace, al este de Los Ángeles. “El condado de Los Ángeles tiene la responsabilidad de hablar y defender a las víctimas”, añadió.

Comunidad LGBT con temor

Comprometerse con esto es favorable para una de las comunidades de minorías más afectadas, dijo Mariana Marroquín del programa antiviolencia del centro Los Ángeles LGBT. La agencia trabaja con la comunidad gay, lésbica, bisexual y transexual (LGBT) donde muchos son inmigrantes indocumentados y han sufrido violencia en el pasado.

Marroquín dijo que aunque los incidentes con la comunidad gay siempre han ocurrido, su organización ha visto que ahora hay más temor de convertirse en víctimas de violencia. Aunque no quiso especificar si es debido al efecto Trump, Marroquín sí expresó que más personas han llegado a sus oficinas en busca de asesoría legal.

“Las personas con más temor son aquellas que han sido víctimas de crímenes en el pasado y ahora tienen miedo a la deportación”, dijo Marroquín. “Y al recibir estos mensajes de odio es que las personas se comienzan a preocupar de su estatus migratorio”.

Mariana Marroquín dijo que ha visto un incremento de temor en la comunidad inmigrante LGBT. (Jacqueline García)
Mariana Marroquín dijo que ha visto un incremento de temor en la comunidad inmigrante LGBT (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

El mes pasado la junta de supervisores de Los Ángeles aprobó una resolución presentada por la supervisora Solís, instruyendo a varios departamentos que aseguren el bienestar de la comunidad ante los posibles crímenes de odio.

“Las personas del condado están siendo objeto de odio por su etnia, género, religión y debemos actuar ahora mismo”, dijo la supervisora comprometiéndose a ser una voz para los inmigrantes indocumentados y las minorías.

Crímenes de odio al alza

Los crímenes de odio en el condado de Los Ángeles presentaron “un dramático aumento” del 24 % en 2015, según un informe dado a conocer en septiembre de 2016 y que recoge la información de más de 100 agencias de control de la ley de la región.

El Reporte Anual de Crímenes de Odio, elaborado por la Comisión de Relaciones Humanas del Condado Los Ángeles (LACCHR), indicó que en el 2015 se denunciaron 483 delitos de este tipo en comparación con los 390 declarados en 2014.

De acuerdo con el informe, en 2015 se denunciaron 241 delitos de odio motivados por raza o nacionalidad, 120 por orientación sexual, 99 por religión, 22 por género y uno por discapacidad. El reporte muestra un marcado contraste con las cifras de 2014, cuando los crímenes de odio en el condado llegaron al segundo nivel más bajo de los últimos 25 años.

La rivalidad entre pandillas latinas y afroamericanas sigue siendo factor importante en la ocurrencia de los delitos de odio racial. De los 241 delitos centrados en la raza, 58 % fueron directamente contra afroamericanos y, según señala el reporte, “un gran número de esas ofensas fueron cometidas por pandilleros latinos”.

Aunque el informe destaca que la gran mayoría de afroamericanos y latinos en el condado Los Ángeles “coexisten pacíficamente y no forman parte de un conflicto racial en progreso”, muchos de los crímenes de odio por raza surgen mutuamente entre latinos y afroamericanos.