Un costo inesperado deja tambaleando al 60% de los americanos

La mayoría de los hogares tiene problemas para hacer frente a un pago extraordinario de $500
Un costo inesperado deja tambaleando al 60% de los americanos

Unos lentes que se rompen, el carro que no arranca, un diente que tiene que ser tratado inmediatamente, etc, la lista de costos que pueden aparecer sin avisar en los presupuestos familiares es tan larga como pequeña es la flexibilidad que tienen los hogares para hacerles frente.

Según una reciente encuesta de Bankrate, para casi seis de cada 10 americanos un gasto inesperado o extraordinario deja tambaleando sus presupuestos porque no tienen ahorros suficientes como para pagar apenas $500 para arreglar el carro o los $1,000 que como mínimo cuesta una emergencia médica. La incertidumbre que ahora se cierne sobre el Obamacare (ACA), que está siendo desmantelado por el partido republicano en el Congreso, solo hace prever más inseguridad en este sentido.

No es necesario que la factura tenga muchos ceros o el primer número sea muy elevado,  los gastos extraordinarios son un dolor de cabeza.

El problema es que los gastos no son inesperados porque no se cuente con ellos sino porque no se sabe cuándo ocurriran. En la encuesta de Bankrate casi la mitad de los adultos explicaron que tuvieron que hacer frente a una factura con la que no contaban en los últimos 12 meses.

Ni siquiera los hogares en los que se ingresan más de $75,000 está a salvo de la crisis que producen estos costos. Casi la mitad de las familias algo más acomodadas tienen problemas para pagar gastos inesperados.

¿Y cómo se pagan estos gastos?

El 41% usa sus ahorros, el 21% lo carga a la tarjeta de crédito y el 11% busca ayuda entre amigos y familiares. Un 20% reduce gastos de aquí y allá. El primero en cortarse es el lujo de comer fuera, el último (muy mal tienen que ir las cosas) es desconectar el plan de su celular.

Jill Cornfield, analista de Bankrate, aconseja crear un fondo para emergencias, algo que no es fácil y desde luego no se consigue a corto plazo . De momento, el uso de las tarjetas de crédito para estas cuestiones no deja de crecer.