El antes y el después de las tormentas en California

Las fuertes lluvias y nevadas que han logrado terminar con la sequía en más del 40% del estado han cambiado rápidamente muchos paisajes
El antes y el después de las tormentas en California
Estas imágenes muestran el cambio en el lago Oroville, en el condado de Butte, entre enero de 2016 y enero de 2017.
Foto: California Department of Water Resources

El Departamento de Recursos Hídricos de California ha compartido fotos del antes y el después de algunos parajes que ilustran el impacto que han tenido las tormentas invernales que han barrido el estado a lo largo de la última semana.

Las precipitaciones han sido tan abundantes que las autoridades anunciaron el miércoles que el 42% del estado ya estaba oficialmente fuera de la sequía, si bien el sur de California todavía no tiene esa suerte. En esta imagen compartida por el U.S. Drought Monitor podemos ver la diferencia con respecto a cómo estaba la situación hace solo 3 meses:

En solo una semana la situación de sequía en el estado ha mejorado notablemente (Foto: U.S. Drought Monitor)
En solo una semana la situación de sequía en el estado ha mejorado notablemente (Foto: U.S. Drought Monitor)

Pero tal cantidad de lluvia y nieve en un período tan corto de tiempo han resultado en problemas como inundaciones, deslizamientos de tierra o desbordamiento de ríos y reservorios, que llevaron a declarar el estado de emergencia en la zona norte del estado.

(Foto: Muir Woods National Monument)
El antes y el después de Redwood Creek, en el condado de Humboldt (Foto: Muir Woods National Monument)

Ventiscas, tormentas eléctricas y hasta un pequeño tornado se han sucedido como resultado del fenómeno meteorológico conocido como “río atmosférico”, también llamado “Pineapple Express” o “expreso de la piña” dado su origen tropical en Hawái.

El lago Oroville al 39% de su capacidad en junio de 2016 VS. actualmente en enero de 2017 (Foto: California Department Of Water Resources)
El lago Oroville al 39% de su capacidad en junio de 2016 VS. actualmente en enero de 2017 (Foto: California Department Of Water Resources)

Se calcula que unos 350,000 millones de galones de agua han alimentado a lo largo de estos días los mayores reservorios hídricos, aumentando sus niveles hasta límites que no se registraban desde hace años.  De hecho, desde el 1 de octubre, los principales reservorios de agua del norte de California han registrado más precipitaciones en este período que desde 1922.

La diferencia en el río Yuba de septiembre de 2016 a enero de 2017 (Foto: California Department Of Water Resources)
La diferencia en el río Yuba de septiembre de 2016 a enero de 2017 (Foto: Gabrielle Lurie/California Department Of Water Resources)

Además, los niveles de nieve en el banco de Sierra Nevada se encuentran este viernes a un 163% por encima de la media para esta época del año.

De todas formas, recordemos: la sequía continúa en más de la mitad del estado y una semana de lluvias intensas por un fenómeno que se produce una vez cada diez años no es suficiente para confiarnos. El ahorro de agua debería convertirse en la normalidad de los californianos, según las autoridades.

El lago Folsom llegó a niveles mínimos en noviembre de 2015, pero en enero de 2017 se ha recuperado (Foto: Greg Tuppan, Florence Low/California Department of Water Resources)
El lago Folsom llegó a niveles mínimos en noviembre de 2015, pero en enero de 2017 se ha recuperado
(Foto: Greg Tuppan, Florence Low/California Department of Water Resources)