Latinos asisten a ceremonia de juramentación de Trump

Algunos angelinos republicanos confían en que el futuro presidente mejore la economía del país

John Goya cuenta los días para asistir a la ceremonia de juramentación del próximo presidente Donald Trump.

“Me siento increíblemente alegre y feliz”, reconoce.

Goya, de 55 años, reside en Long Beach y es vocero de la Coalición Latina Trump. Es un inmigrante cubano que fue traído a Estados Unidos a los 2 años de edad. Abiertamente gay y casado, comenta que asistirá al evento de toma de posesión y a dos galas acompañado de su pareja.

“Es la primera vez que voy a ir a una ceremonia de juramentación presidencial”, sostiene emocionado.

John Goya, un inmigrante cubano se siente feliz de poder asistir a la ceremonia de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. (foto tomada de Facebook).
John Goya, un inmigrante cubano se siente feliz de poder asistir a la ceremonia de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. (foto tomada de Facebook).

epublicanos de California —que no son pocos— que se harán presentes en la ceremonia de inauguración de Donald Trump este viernes 20 de enero.

“Espero un mensaje de unión por parte del presidente Trump porque el país está muy dividido”, confía.

Al preguntarle si no se siente incómodo de asistir a la ceremonia de toma de posesión cuando hay tantas marchas y demostraciones por todo el país en contra de Trump, respondió que hay mucha información incorrecta sobre el presidente electo.

“Yo los invito a que estudien quién es el señor. Él ha dado trabajo en sus empresas a muchos latinos y afroamericanos. Él puso a una mujer como ejecutiva en sus negocios. Mi esperanza es que Trump no solo levante la economía del país sino que ayude a levantar la economía de México y Centroamérica”, comenta.

Reveló también que aunque toda su vida ha sido republicano no siempre ha votado por candidatos republicanos.

“Yo voto por los candidatos no por los partidos. Y si Trump, hubiera sido candidato por el partido Demócrata, hubiera votado por él”, asegura.

La invitación a la ceremonia de juramentación de Donald Trump. (foto suministrada).
La invitación a la ceremonia de juramentación de Donald Trump. (foto suministrada).

Por su parte, Héctor Barajas, un consultor republicano que creció en Los Ángeles pero que reside en Sacramento, se siente muy privilegiado de haber recibido una invitación para ir a la juramentación de Trump.

“Es un evento histórico la transición de una administración a otra. Es un tiempo muy especial para nuestro país que no me quiero perder. Cuando estás ahí valoras más la nación porque a pesar de las diferencias, todavía tenemos un proceso tranquilo de transición de poderes”, observa.

A Barajas, hijo de inmigrantes mexicanos quienes llegaron sin saber inglés ni conocer la cultura, no le preocupa que lo critiquen por haber votado por Trump y asistir a su ceremonia de investidura.

“Siempre lo han hecho [criticarlo] por ser latino y republicano. Algo inaceptable para muchos en California donde la mayoría es demócrata. También me criticaron cuando apoyé a [Arnold] Schwarzenegger como gobernador”, observa este consultor para quien la juramentación de Trump será la segunda a la que asiste.

“Tuve la oportunidad de estar presente en la ceremonia de posesión de George Bush cuando fue elegido por segunda ocasión”, anota.

Para el consultor republicano Héctor Barajas es un privilegio asistir a la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. (foto suministrada).
Para el consultor republicano Héctor Barajas es un privilegio asistir a la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. (foto suministrada).

Y añade que tiene la esperanza de que Trump ayude a lograr una reforma migratoria.

“Obama tuvo la oportunidad de hacerlo cuando por dos años tuvo el control del Congreso y no lo hizo. Decretó solo una orden ejecutiva para usarlo para su reelección. Es muy fácil echarle la culpa a otros de lo que no pudo lograr por los inmigrantes”, dice Barajas.

Recuerda que en ocho años, el presidente saliente deportó a casi tres millones de inmigrantes indocumentados y creó empleos en su mayoría de medio tiempo que no ofrecen prestaciones.

“Estoy muy entusiasmado con el cambio de poder y con la esperanza de que la economía pueda mejorar para todas las familias”, afirma.

John Goya, republicano de Long Beach no se perderá por nada la toma de posesión de Donald Trump como presidente de la nación. (foto tomada de Facebook).
John Goya, republicano de Long Beach no se perderá por nada la toma de posesión de Donald Trump como presidente de la nación. (foto tomada de Facebook).

Otro que está contento porque irá a la ceremonia de juramentación de Trump es Raúl Riesgo, un hispano que reside en La Habra, en el condado de Orange.

“Es una oportunidad de ser parte de la historia y experimentar de primera mano la toma de posesión de un presidente de la nación”, observa.

Revela que en un inicio no apoyaba a Trump sino a Jeb Bush como candidato a la presidencia pero ahora le alegra que finalmente el país vaya a estar en manos de un republicano.

“Entiendo todas las críticas que hay en su contra pero creo que se está exagerando. Veamos primero cómo se desempeña. Una cosa es la campaña donde abunda la retórica y otra muy diferente es gobernar. Démosle a Trump una oportunidad de gobernar y demostrarnos de qué es capaz antes de lanzarnos a las calles”, indica.

El concejal de Cudahy, el republicano Jack Guerrero quien asistirá a la ceremonia de juramentación dijo que se siente honrado de representar a su ciudad y a la región del sureste de Los Ángeles en el evento.

“Es una ocasión solemne para nuestro país que representa la transición pacífica de un liderazgo, de acuerdo con nuestro proceso democrático”, comentó.

Agregó que esperaba trabajar con la nueva administración para promover los intereses de la región y la comunidad latina.

“Los latinos necesitamos un asiento en la mesa y voluntad de trabajar de buena fe con la nueva administración”, subrayó.

La congresista Karen Bass considera que la participación de la comunidad es lo más importante para detener la violencia. (Araceli Martínez/La Opinión).
La congresista Karen Bass pidió a sus representados qué le digan si debe o no asistir a la toma de posesión de Donald Trump. (Araceli Martínez/La Opinión).

Algunos congresistas prefieren no asistir

Algunos congresistas de California han hecho público que no asistirán a la ceremonia de juramentación de Trump.

En la lista de los congresistas del sur de California que no planean ir están: Ted Lieu, Mark Takano, Judy Chu y Maxine Waters.

La congresista por el sur de Los Ángeles, Karen Bass pidió a sus representados responder a una encuesta en Twitter con su opinión sobre si debe o no asistir a la toma de posesión.

Yo sé lo que mi corazón y mi cabeza me dicen. Pero qué piensas tú, debo ir o no a la inauguración. ¿Debo participar?”, pregunta.

En un mensaje de Twitter, la congresista Chu dijo que después de pensarlo mucho, decidió #StandWithJohnLewis,  es decir, apoyar al congresista demócrata de Georgia John Lewis al que Trump le respondió en Twitter después de que éste anunciara que no iría a su toma de posesión: “Deberías pasar más tiempo arreglando y ayudando tu distrito, el cual se encuentra en un estado horrible y se está cayendo“.

Varios congresistas se solidarizaron con Lewis y publicaron en Twitter que no asistirán a la ceremonia.

El congresista Lieu por el distrito 33 que abarca Santa Monica, Malibu y ciudades del sur de la bahía como Palos Verdes, declaró que no esperaba que Trump fuera a gobernar de manera diferente a su campaña. “Para mi, la decisión personal de no asistir a la inauguración es bastante simple: ¿estoy del lado de Donald Trump o de John Lewis? Me quedo con John Lewis”.

Consideró que además Trump estará en violación de la Constitución desde el día que tome posesión del cargo a causa de su masivo conflicto de interés con sus negocios globales.

No a la toma de posesión pero sí a las protestas

Brenda González, del show radial Tamarindo Podcast y quien llegó al país como indocumentada cuando tenía 4 años de edad, dijo que aprovechará un viaje de trabajo a Washington D.C., para unirse a la Marcha de Mujeres.

Dicha manifestación se llevará a cabo el 21 de enero, un día después de que el magnate juramente como presidente de la nación y a la que se espera una asistencia de unas 200,000 mujeres de todo el país.

“Estoy furiosa de la dirección que lleva el país y voy a participar en la marcha porque es una manera de decir no al sexismo y al racismo”, señala González quien se siente muy afortunada de asistir a la movilización en la capital del país.

La Marcha de Mujeres pretende mandar un mensaje al nuevo gobierno en su primer día de trabajo para demandar que se reconozcan que los derechos de las mujeres como derechos humanos.

La Marcha se mujeres también se dará en ciudades como Los Ángeles y Nueva York. / Suministrada
La Marcha se mujeres también se dará en ciudades como Los Ángeles y Nueva York. / Suministrada