California es aún el futuro de Estados Unidos

California aún es la pionera de las tendencias de Estados Unidos y su futuro
California es aún el futuro de Estados Unidos
California es aún el futuro de Estados Unidos

Los líderes del estado continuarán gobernando, con el conocimiento de que California representa de la mejor manera aquello que hace a América grande.

No es un accidente que las elecciones de noviembre despertaron al electorado latino de California como nunca antes. Los latinos reaccionaron ante un candidato que hizo campaña y fue elegido, al menos en parte, con base en una retórica de miedo, su chivo expiatorio, y su apelación a una lamentable e insostenible urgencia de dar marcha atrás a los derechos civiles y humanos. Esta retórica destructiva no representa a nuestro estado y creemos que no tiene lugar en esta gran nación.

Como líderes electos en California, y servidores públicos por mucho tiempo, tenemos la responsabilidad de representar la voluntad de la gente que nos elige. ¿Cuál es esa voluntad? Obviamente, el electorado de California no apoyó al nuevo presidente, pero eso no es todo.

Una reciente encuesta encargada por el Resources Legacy Fund encontró que una abrumadora mayoría (85%) de los latinos en Los Ángeles siguió de cerca las elecciones presidenciales.

Aún más importante, el 24 por ciento de estos votantes emitieron sus votos por primera vez, una indicación de que el segmento latino del electorado está comprometido y crece. Más del 90% de los Latinos en Los Ángeles votaron por un candidato diferente a Donald Trump, señalando un amplio consenso contra el tono y la retórica de su campaña.

Además, el 76% de los votantes latinos prestó atención a las boletas estatales y locales también. El 75% votó a favor de la Medida A, un impuesto condal de parcela que pagará pagar por los parques, lo que demuestra que los latinos tienen expectativas y confianza en su gobierno local.

En nuestros primeros pasos después de las elecciones, la Legislatura de California y la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles afirmamos nuestro apoyo a los inmigrantes, sin importar su estatus migratorio o su religión.

Hemos propuesto y actualizado medidas para garantizar que cualquier persona sujeta a deportación tenga acceso a representación legal y al proceso judicial debido.

También nos aseguraremos de que las instituciones de enseñanza de nuestro estado estén abiertas a todos los jóvenes estudiantes, sin importar su estatus migratorio. California, con sus 39 millones de residentes, defenderá a cada californiano.

California ha sido siempre el pionero en América, desde que se integró a la Unión en 1850. Nuestros cambios sociales, culturales, económicos y demográficos a menudo preceden los de la nación entera.

Desde el inicio, el estado estableció la Universidad de California, que ahora es el mejor sistema de educación superior pública de la nación.

Durante el primer mandato del gobernador Brown,  hace décadas,  se burlaron de su preocupación por el medio ambiente, pero esas primeras preocupaciones fueron premonitorias.  Brown también aumentó el número de mujeres y personas de color en papeles clave en el liderazgo de la administración.

Ese compromiso con la diversidad ha existido desde que nació California. La primera constitución estatal en 1849 ordenó que todas las leyes fueran publicadas en español e inglés. La diversidad está en nuestra esencia.

Nuestra diversidad propulsa nuestra economía, una de las más grandes y fuertes del mundo. Las granjas de California alimentan a la nación a través del trabajo de una fuerza laboral inmigrante y en gran parte latina. Silicon Valley lidera al mundo en tecnología, manejada no sólo por los mejores científicos e ingenieros que EEUU puede producir, sino también por las mejores mentes de todos los continentes, que  vienen a California por nuestros innovadores negocios y universidades, y porque ponemos en nuestras fronteras un tapete de bienvenida, no un muro.

Como resultado de ello, tenemos una de las poblaciones más diversas del mundo, la más grande de todos los estados de la unión, donde hay una mayoría de personas de color, aproximadamente el 57%. Los latinos representan casi el 40% del estado, y en el condado de Los Ángeles esa cifra se acerca al 50%. Estos son números que en el resto de la nación son una tendencia constante.

Estamos listos para afrontar lo que venga en los próximos cuatro años con políticas sólidas que protegerán a las diversas comunidades de nuestro estado, a nuestro medio ambiente, y a los valores que hacen que nuestro estado y nuestra nación sean desde ya grandes. Estados Unidos ha tenido éxito una y otra vez y se fortaleció cuando su gente trabajó junta como estadounidenses.

California aún es la pionera de las tendencias de Estados Unidos y su futuro.

Sr. Trump: tal vez quiera seguir nuestro ejemplo.

 

Por Hilda Solís, Supervisora del Condado de Los Ángeles por el Primer Distrito,

Kevin de León, Presidente Pro Tempore del Senado del Estado de California y

Anthony Rendón, Presidente de la Asamblea del Estado de California

Alrededor de la web