Obama entrega un país estable y seguro, pero con varias tareas inconclusas

El presidente Barack Obama entregará mañana viernes las llaves de la Casa Blanca

WASHINGTON.-  El presidente Barack Obama entregará mañana viernes las llaves de la Casa Blanca, dejando un legado que incluye una economía estable, una reforma sanitaria, más regulaciones financieras, y el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba. Su sucesor, Donald Trump, pretende borrar muy pronto sus logros más significativos.

Si bien Obama tiene un historial “mixto” de logros y desaciertos, dejará la presidencia con un alto porcentaje de aprobación y libre de escándalos políticos o personales que manchen su legado, dijo a este diario Geoffrey Skelley, analista de la Universidad de Virginia.

“A leguas se ve que el país está mejor que cuando Obama asumió el poder, aunque la economía no ha tenido un boom, ha tenido un crecimiento constante desde el fin de la crisis… eso no significa que no haya problemas” como un crecimiento “mediocre”, agregó.

Trump ganó la presidencia apelando al nacionalismo y al desencanto de millones de votantes contra el “establishment” político, especialmente en zonas rurales adonde no alcanzó la recuperación económica.

Ahora, Trump y sus aliados republicanos en el Congreso han prometido revertir algunos de esos logros en los primeros 100 días de gobierno, y podrán hacerlo porque algunos de éstos, como el “DACA” de 2012, se realizaron con medidas ejecutivas que pueden “borrarse” sin que medie el Legislativo.

A continuación un resumen de los logros más significativos de Obama desde que asumió el poder en 2009 como el primer presidente afroamericano en la historia de EEUU. Enfatizamos las áreas que generaron controversia durante la contienda presidencial:

Rescate de la economía

La Casa Blanca suele decir que la economía estaba por los suelos, y que en el peor momento de la “Gran Recesión” estaba perdiendo unos 800,000 empleos al mes.

La Administración Obama presionó para la aprobación de un plan de estímulo económico de $787,000 millones y, según datos oficiales, la economía no solo corrigió la marcha sino que también creó 15,5 millones de empleos entre 2010 y 2016.

En la actualidad, la tasa de desempleo ronda 4,6%, en comparación con el 10% en 2009, y el déficit bajó del 9,8% del Producto Interno Bruto en 2009, a 3,2% el año pasado.

El gobierno de Obama también realizó un rescate multimillonario de los “Tres Grandes” de la industria automotriz, impuso una ambiciosa reforma a Wall Street, y creó una oficina de protección al consumidor contra el fraude financiero, que ha procesado cerca de un millón de quejas.

SALUD
Con la creencia de que la salud es un “derecho” y no un privilegio para unos cuantos, Obama logró lo que ningún otro presidente en cerca de un siglo: reformar el vetusto sistema de salud para ampliar la cobertura médica y reducir los costos de salud en EEUU.

Obama invirtió buena parte de su capital político en la reforma de salud de 2010, conocida como “Obamacare”, que sus detractores de inmediato tacharon como un fallido experimento “socialista”.

Aunque “Obacamare” tuvo un lanzamiento tortuoso, en medio de confusión y problemas técnicos en internet, el sistema ha dado cobertura a 20 millones de personas –incluyendo cuatro millones de hispanos- sin importar sus dolencias médicas pre-existentes, ya sea a través de la expansión de “Medicaid” o de subsidios federales para costear un plan de salud.

La ley exige la inclusión en la cobertura médica de hijos menores de 26 años, elimina los límites anuales en los beneficios, e impone multas para quienes no compran un seguro.

Los republicanos siempre han insistido en que “Obamacare” es costoso y ha obligado a las empresas a recortar su planilla laboral o sus beneficios.

INMIGRACIÓN

Gracias en parte a la oposición republicana, Obama jamás logró que el Congreso aprobara la reforma migratoria integral que prometió a los votantes hispanos en 2008 y 2012. Pero sí puso en marcha un programa de “acción diferida” (DACA) de 2012 que ha dado cobijo a unos 750,000 “Dreamers”, protegiéndoles de la deportación y dándoles acceso a permisos de trabajo y a licencias de conducir en algunos estados.

Estos jóvenes son ahora el centro de atención porque Trump no explicado con claridad qué futuro les espera bajo su Administración.

EDUCACIÓN

 En materia de educación, lo más llamativo ha sido la puesta en marcha de una nueva reforma que da más control a los distritos escolares;  una reducción de la tasa de deserción escolar, y un aumento del número de estudiantes en las universidades.

Obama también amplió considerablemente los programas preescolares y los programas de nutrición en las escuelas públicas,  además de que aumentó a 9,5 millones el número de estudiantes de bajos recursos que obtienen becas “Pell” para una carrera universitaria.

DEFENSA

En materia de defensa, EEUU logró negociar un acuerdo multilateral con Irán que, a cambio del levantamiento de sanciones, le exige eliminar su programa de armas nucleares y permitir la entrada de inspectores a sus instalaciones.

El Gobierno de Obama también logró una retirada paulatina de la mayoría de los cerca de 180,000 soldados desplazados en Irak y Afganistán, aunque un pequeño grupo de soldados ayuda a las fuerzas del orden locales a combatir a los talibanes y a reducir el campo de maniobra del grupo extremista islámico ISIS.

También dio muerte en 2011 al cabecilla de la red terrorista de Al Qaida, Osama bin Laden, quien se atribuyó los atentados terroristas en EEUU una década antes.

Además, prohibió la tortura en los interrogatorios a terroristas, y se ganó el elogió de la comunidad gay cuando eliminó la medida “Don´t ask, Don´t Tell” , abriendo así la puerta a la participación de los homosexuales en las Fuerzas Armadas.

POLITICA EXTERIOR

 En 2009, Obama prometió tener un mayor acercamiento con socios y adversarios, y dentro de esa visión adoptó medidas para flexibilizar los viajes y remesas a Cuba. En diciembre de 2014, anunció el “deshielo” entre ambos países, tras 54 años de acritud, y en el verano de 2015 reabrieron sus respectivas embajadas en Washington y La Habana.

Obama realizó el 20 de marzo de 2016 el primer viaje de un presidente estadounidense a Cuba desde 1928.

La semana pasada, eliminó la medida “pie seco, pie mojado”, que daba trato preferencial a todo cubano que emigrara ilegalmente de la isla y lograra tocar suelo estadounidense.

Aunque Obama dejará asuntos pendientes como la crisis política en Siria y un escurridizo proceso de paz en el Medio Oriente, a los expertos no les cabe duda de que su presidencia ha sido “transcendental”.

 

Fuente: Casa Blanca, declaraciones públicas de Obama