Metro deja varados a cientos de manifestantes en Sur L.A.

Si este sábado planeabas llegar a L.A. en Metro, primero lee lo siguiente

Recién el reloj marcaba las 7 a.m. y la estación de tren en Norwalk, donde inicia la Línea Verde desde su más cercana frontera con el condado de Orange, ya registraba más pasajeros de lo normal que un sábado habitual.

Con carteles y pancartas que denunciaban el sexismo, la xenophobia y el racismo que para muchos representa el nuevo presidente Donald J. Trump, mujeres y hombres de todas las edades se apuntaban para abarcar el recorrido de más de una hora que los llevaría a Pershing Square en el centro de Los Ángeles, desde donde partiría esta sede de la Marcha de Mujeres.

Y es que en el centro angelino, miles de personas ya se congregaban para clamar justicia; recordarle a la Administración Trump que los siguientes cuatro años serían unos repletos de descontento y lucha, en caso de que éste cumpliera con su retórica discriminatoria que lo llevó al poder.

Cientos de pasajeros esperan abordar un tren para llegar a Pershing Square. (Foto: Joanna Jacobo/La Opinión)
Cientos de pasajeros esperan abordar un tren para llegar a Pershing Square. (Foto: Joanna Jacobo/La Opinión)

Cosa que tan solo en el primer día de su gestión se dejó ver: la eliminación del plan para combatir el cambio climático establecido por Barack Obama durante su segundo mandato; una orden ejecutiva que cesa el funcionamiento de la Ley de Salud Accesible para todos (Obamacare); y su constante recordatorio que no descansaría hasta arremeter contra la comunidad indocumentada en EEUU con redadas, deportaciones y la cancelación del programa DACA.

“Es increíble, ver este tipo de apoyo, no solo de mujeres pero de hombres también”, comentó Tracy Zuñiga, de 22 años, mientras esperaba abordar el tren en el sur de Los Ángeles.

Zuñiga no es indocumentada, pero miembros de su familia sí temen alguna forma de represalia ante el nuevo mandato. Pero no solo asiste a la marcha por tales cuestiones, sino por sus derechos y de todas las mujeres del país.

Pero tanto para Zuñiga como para el resto de los activistas, la espera les prohibiría llegar a su destino a tiempo. Pasaba de las 9:30 a.m., y algunos llevaban casi media hora esperando un vagón vacío.

(Foro: Joanna Jacobo/La Opinión)
(Foro: Joanna Jacobo/La Opinión)

La Autoridad Metropolitana de Transporte no esperaba que la participación de hoy llegara a tal grado.

Días antes, Metro impartió un comunicado sugiriendo a todo manifestante de este sábado que tomará los trenes para llegar a Pershing Square, ya que varias calles estarían cerradas y rutas de tren demorarían sus servicio.

Y pese que Metro alistó suficientes trenes para unos 150,000 manifestantes, los que se esperaban en la marcha, a decir de Kim Upton, vocera de Metro, están haciendo todo lo posible para ofrecer servicio a todos los pasajeros varados.

Pero el problema no solo está presente en el sur de Los Ángeles, sino en North Hollywood, sobre la Línea Roja y en Unión Station en el centro.

“Lo bueno es que la gente está siendo paciente y estamos enviando más trenes”, dijo Upton a La Opinión, y agradeció a todos los viajeros por la paciencia.

En redes, varias personas han etiquetado a @metrolosangeles sobre el saturado servicio y algunas personas han mal informado a la comunidad sobre supuestos viajes gratis en tren. Este no es el caso, aseguró Upton.

El viaje redondo es de $3.50.

La marcha, nacionalmente denominada como “Women’s March on Washington” tendrá presencia magnánima en la capital del país, donde hace apenas un día Trump juramentó como el presidente número 45 de Estados Unidos y tan solo allá se esperan más de 200,000 manifestantes, entre ellos varias celebridades y activistas de renombre.

Los Ángeles no se queda atrás.

Con personajes como Ariana Grande, Jane Fonda e Idina Mendel, así como la participación de Eric Garcetti e Hilda Solís, entre otros, la marcha no partidista e integral (la cual no solo aboga por los derechos de las mujeres, sino hacia la tolerancia de todo ser humano) se plantea a la talla de las más de 60 que darán lugar en EEUU y el mundo.

Denise Rentería y Sandy Paccioni, dos mujeres que, a decir de ellas, representan a la “Raza Humana”, esperaban abordar el tren que los llevaría hacia el punto de reunión desde la estación de Rosa Parks.

Saturados los trenes, pero esperaban pacientes.

“A él no le importan nuestros derechos o de las otras minorías. Por eso estamos aquí. Por qué tenemos que levantar la voz y luchar por lo que él va a ignorar”, aseguró Paccioni.

Por su parte, un activista de 60 años, quien solo deseó ser identificado como Paul, aseveró que pese que el evento de hoy a simple viste para representar solo a mujeres, el mensaje que se desea enviar es de grave importancia.

Paul espera en la estación de Metro de Rosa Parks para llegar a u destino. (Foto: Joanna Jacobo/La Opinión)
Paul espera en la estación de Metro de Rosa Parks para llegar a u destino. (Foto: Joanna Jacobo/La Opinión)

“Como hombre, debo alzar la voz por los desechos de las mujeres. [Trump] no representa los valores de la mayoría de los estadounidenses”.

La marcha en Los Ángeles está postulada a iniciar a las 10 de la mañana desde Pershing Square. Desde ahí partirá hacia el Ayuntamiento para reanimar a sus participantes con varios discursos en pro de derechos humanos.

Para más información sobre el evento, visita: https://laopinion.com/tema/womens-march