Arthur Blank, el propietario de los Falcons en pleno baile.