Los echan del edificio de apartamentos para ofrecer espacios vía Airbnb

Residentes de Hollywood intentan detener proyecto de viviendas de lujo

Los echan del edificio de apartamentos para ofrecer espacios vía Airbnb
Con tristeza Andres y su novia Sonja vieron el que fue su hogar por 17 años ser demolido.
Foto: Jacqueline García / La Opinión

Con tristeza en el rostro y un sentimiento de impotencia, el argentino Andrés J. Dubois y su novia Sonja Durham vieron el edificio donde vivieron por 17 años en Hollywood hecho pedazos el martes por la mañana.

“Durante los pasados cuatro años éste era como nuestro palacio para descansar cuando ella no se sentía bien”, dijo Dubois, explicando que su novia padece de cáncer y “se esta muriendo”.

La compañía que supervisa el edificio, Wiseman Management, les notificó el año pasado que el inmueble dejaría de ofrecer apartamentos de renta y debían desalojar. En California, bajo la Ley Ellis, los propietarios pueden terminar los arrendamientos si planean utilizar las viviendas para uso personal o para removerlas del negocio de renta.

La demolición del edificio fue detenida por la ciudad el sábado pero continuará, dijo un representante de los dueños. (Jacqueline García)
La demolición del edificio fue detenida por la ciudad el sábado pero continuará, dijo un representante de los dueños. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“Nos dieron dinero para que nos fuéramos, nosotros fuimos de los últimos en salir del edificio”, dijo Dubois.

El edificio tenía seis unidades en total.

Airbnb se muda al vecindario

Sin embargo, remover la vivienda del mercado de rentas no parecía ser la intención de los dueños, Belmond Homes, dicen los exresidentes.

Vecinos del área notaron que poco después, el edificio localizado en la cuadra 1300 de la Avenida Formosa continuaba siendo rentado bajo el servicio de hospedaje en línea Airbnb. Al ver que estaban siendo engañados, el grupo de frustrados inquilinos que fueron desalojados entablaron una demanda en contra de Airbnb, Wiseman Management Properties y Belmond Homes alegando que se violó una ordenanza municipal. El edificio estaba siendo rentado sin haber notificado a la ciudad.

Demuelen el edificio

Dubois supone que debido a la demanda que recibió Belmond Homes por rentar las unidades ilegalmente “ellos se asustaron”.

Esto dio paso a que la empresa optara mejor por demoler el edificio que había sido construido antes de 1978 y calificaba bajo la ordenanza de estabilización de alquileres.

Pese a que la demolición inició el viernes por la mañana, el sábado fue detenida.

Los protestantes dicen que se detuvio debido a que es un acto “ilegal” que intenta hacer Belmond Homes.

Dubois acusa a los propietarios de utilizar la Ley Ellis ilegalmente.

Esta semana, Dubois y un grupo de personas sostuvieron una protesta frente a lo que queda del inmueble. El sostenía una pancarta que decía “Wiseman abusó de la Ley Ellis para desalojar a mi novia que se esta muriendo de cáncer”.

Dubois dijo que ahora ellos viven en el área de Miracle Mile, pero las rentas son muy elevadas. Ellos entienden que a otras personas les es imposible pagarlas y por eso se unieron a la protesta.

Con las pocas fuerzas que le quedan y durante una breve visita al edificio, Durham acompañó a su novio en la protesta. Poco después subió a un auto y se marchó.

Protestantes se manifestaron el martes frente a un edificio que ellos dicen esta siendo demolido "ilegalmente". (Jacqueline García)
Protestantes se manifestaron el martes frente a un edificio que ellos dicen esta siendo demolido “ilegalmente”. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

Jianna Marteen, inquilina del edificio adyacente—cuyos dueños también son Belmond Homes—dijo que ella había nominado al edificio monumento histórico de la ciudad. Esto impediría su demolición, pero al mismo tiempo continuaría bajo la estabilización de renta.

“Pero ellos se nos adelantaron porque se están haciendo ‘los inteligentes’ y lo demolieron”, dijo Marteen. “El problema es que este edificio esta siendo investigado por desalojo ilegal”, añadió.

Los manifestantes dijeron que lo mínimo que esperan es que la ciudad detenga la construcción por lo menos “cinco años” para que afecte el bolsillo de los dueños.

Acusaciones infundadas

El abogado de Belmond Homes, Parham Hendifar, veía la protesta al cruzar la calle. Él dijo que la mayor parte de la protesta esta siendo motivada ideológicamente en contra de la expansión de desarrollo. “Algunos de los oponentes del proyecto son inquilinos del edificio adyacente y están tratando de detener el desarrollo para que no les afecte”, dijo Hendifar refiriéndose a Marteen.

Residentes del area temen que el edificio adyacente sea el proximo en ser demolido. (Jacqueline García)
Residentes del area temen que el edificio adyacente sea el proximo en ser demolido. (Foto: Jacqueline García/La Opinión)

“El motivo esta muy claro, hay mucha mal información, ellos están acusando que se vino a iniciar la demolición ilegalmente y que vinieron los inspectores a detenerlos el viernes pero eso no es verdad”, añadió, explicando que tiene todos los documentos y permisos en orden.

Hendifar dijo que la demolición ya estaba planeada anteriormente y la represalia esta siendo infundada. “El viernes la ciudad nos envió una carta que dicen que están revocando el permiso temporalmente para ser revisado y no nos proveyeron detalles, pero que pronto será levantada y podremos continuar el trabajo”, dijo Hendifar.

La demolición dará pie a un nuevo desarrollo que reemplazará las seis unidades existentes por 25 unidades nuevas.

Mientras tanto, los protestantes tienen una reunión con el concejal que los representa, David Ryu, el miércoles a las 3:30 p.m. en el Ayuntamiento de Los Ángeles cuarto 425.