Agentes federales allanan oficinas de escuelas chárter en Los Ángeles

Celerity Educational Group, una organización con base en Los Ángeles que administra una red de escuelas chárter, es investigada por supuestos alegatos de fraude y malversación de fondos.
Sigue a La Opinión en Facebook
Agentes federales allanan oficinas de escuelas chárter en Los Ángeles
Una de las escuelas chárter de Celerity en Compton./ Aurelia Ventura

Algunos padres que llegaron el jueves a dejar a sus hijos a la escuela Celerity Achernar Charter de la ciudad de Compton dijeron no estar enterados del problema que un día antes se había suscitado en las oficinas de Celerity Educational Group.

La organización con base en Los Angeles que administra una red de escuelas chárter—incluyendo la de Compton—fue allanada por agentes federales el miércoles bajo alegatos de fraude y malversación de fondos.

“No me han dicho nada de la escuela ni sabía nada [del tema]”, dijo una madre, quien no quiso dar su nombre, mientras dejaba a sus dos hijos en la escuela el jueves.

Agentes federales allanaron el miércoles las oficinas de Celerity Educational Group, una organización con base en Los Ángeles que administra una red de escuelas chárter, por una investigación sobre alegatos de fraude y malversación de fondos.

Funcionarios del Departamento de Educación de Estados Unidos, del FBI y de la oficina del Fiscal de EEUU en Los Ángeles participaron en el operativo, que fue reportado por Los Angeles Times. El periódico también informó que un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional confirmó la participación de su agencia en el allanamiento.

“Celerity ha sido informada de esta investigación y espera poder abordar cooperativamente cualquier preocupación planteada por los miembros de la investigación”, dijo Stefan Friedman, un portavoz de Celerity, en un comunicado. “Independientemente, Celerity continuará ejerciendo los altos estándares educativos de los que siempre ha estado orgulloso”.

Las órdenes de la incursión no se han hecho públicas, lo que significa que los funcionarios federales no han informado explícitamente a los representantes de Celerity de la naturaleza de las acusaciones que están investigando.

 

Las escuelas están en el ojo de las autoridades por supuestos malos manejos en sus fondos. /Aurelia Ventura
Las escuelas están en el ojo de las autoridades por supuestos malos manejos en sus fondos. /Aurelia Ventura

Dinero podría ser base de operativo

Funcionarios del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), que actualmente supervisan seis de las siete escuelas de la red educative de Celerity en esta zona, han expresado recientemente preocupación acerca de los vínculos entre Celerity Educational Group, su exCEO, Vielka McFarlane, y una entidad relacionada: Celerity Global Development.

De hecho, en octubre de 2016, la Junta del LAUSD negó aprobar la renovación de dos de las escuelas chárter del grupo – Celerity Dyad y Celerity Troika.

Según los documentos del Distrito, en 2012, la junta directiva de Celerity Educational Group entregó hasta $2.3 millones en reservas de efectivo a Celerity Global, junto con la “administración cotidiana” de las escuelas y el control efectivo de la junta de Educational Group. Después de los cambios, los funcionarios del Distrito dijeron que ya no estaba claro cuáles empleados de las escuelas chárter realmente trabajaron para Celerity Global y cuáles trabajaron para Celerity Educational Group.

“Como resultado de estos cambios … Global es la organización que en realidad administra la escuela autónoma”, escribieron los funcionarios de LAUSD en octubre pasado. Pero, dijeron funcionarios del Distrito que Celerity nunca les inform de los cambios. Cuando los funcionarios de LAUSD Chárter solicitaron lo que ellos creían ser “información básica” sobre los acuerdos de gobernabilidad, encontraron que las respuestas de la escuela eran insuficientes.

 

Estudiantes en la escuela chárter de Celerity en Compton. /Aurelia Ventura
Estudiantes en la escuela chárter de Celerity en Compton. /Aurelia Ventura

Entre las cosas que los funcionarios del Distrito dijeron que los líderes de Celerity no podían explicar adecuadamente son: cheques por un total de $5.6 millones de dólares escritos por Celerity Educational Group a Celerity Global y otras entidades con nombres similares.

McFarlane, quien fundó la red, es un vínculo entre Celerity Global y Celerity Educational Group. Los formularios de impuestos de ambas organizaciones incluyen su nombre—y los funcionarios del Distrito dijeron estar preocupados de que su participación en ambas organizaciones podría plantear potenciales conflictos de interés.

Aunque McFarlane “se ha retirado de posiciones dentro de [Celerity Educational Group]”, funcionarios del Distrito escribieron, “cheques la identificaron como firmante autorizada, lo que sugiere que sigue participando en las operaciones fiscales de las escuelas de Celerity”.

El Distrito también señaló las transferencias de fondos entre los campus de Celerity en la zona de Los Ángeles, Celerity Educational Group, Celerity Global y otra entidad relacionada, Celerity Development, LLC. Funcionarios del LAUSD dijeron que ni Celerity Global ni Celerity Development, LLC, han revelado sus “finanzas” desde el año fiscal 2011-12.

“Cuando el peticionario [Celerity Educational Group] se niega a proporcionar información básica sobre la entidad afiliada”, los funcionarios de la división de escuelas charter de LAUSD concluyeron el pasado mes de octubre, “se opone a una evaluación completa de si existen conflictos de intereses y llama a cuestionamiento serio de las practicas de las organizaciones”.

Como resultado de estas preocupaciones, los funcionarios del distrito recomendaron en octubre que la Junta de LAUSD no renovara dos escuelas chárter de Celerity—el campus de Dyad en Sur Los Ángeles y el campus de Troika en Eagle Rock. Los miembros de la Junta acordaron esta decisión con una votación de 6-0.

Las escuelas chárter (autónomas) reciben fondos públicos, pero son operadas por grupos independientes—organizaciones sin fines de lucro, en su mayoría—no por distritos escolares. El grupo chárter debe solicitar a un “autorizante”—un distrito escolar local, la oficina de educación del condado o la junta estatal de educación—permiso para abrir. A cambio de decidir por sí mismas sobre el uso de fondos, las escuelas deben solicitar al Distrito cada ciertos años una renovación de su chárter con el fin de permanecer abiertas.

El Distrito Escolar Unificado de Compton supervisa una séptima escuela de Celerity. Celerity Educational Group también está vinculado con cuatro escuelas chárter en el estado de Louisiana.

LAUSD no quiso proveer comentario acerca del allanamiento. Por su parte Friedman dijo que el jueves las escuelas Celerity estaban entregando cartas de notificación a los padres acerca de los sucedido.