Casi la mitad de California está ya libre de sequía

Todavía hay una importante diferencia entre el norte y el sur del estado, aunque cada vez es menor
Casi la mitad de California está ya libre de sequía
El Gobierno decidirá pasado el invierno si modifica la declaración de emergencia por sequía para que solo afecte a la zona central y el sur del estado.
Foto: USA Today via Twitter

El U.S. Drought Monitor anunció este jueves que solo el 51% del estado continúa en condiciones de sequía moderada a extrema y casi el 39% está completamente libre de sequía, gracias al invierno particularmente húmedo que está viviendo el estado.

El reporte, elaborado semanalmente por la National Oceanic and Atmospheric Administration, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y la Universidad de Nebraska, también indicó que esta situación es la mejor desde abril de 2013. Hace solo un año, apenas el 5% del estado estaba considerado libre de sequía.

Además, gran parte del porcentaje que todavía sufre sequía ha mejorado notablemente sus condiciones: actualmente solo el 2% de California se considera bajo circunstancias de “sequía extrema“, frente al 24% de hace solo una semana y hasta el 64% el año pasado por estas fechas.

El norte del estado, desde San Francisco hasta el límite con Oregón, ha recibido tal cantidad de lluvia y nieve (los niveles del banco de Sierra Nevada están al 189% de la media en esta época) que ya se consideran libres de sequía.

El área de la Bahía ha vivido su enero más húmedo desde 1998, de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, y muchas ciudades han registrado tres veces más precipitaciones de lo habitual.

El sur del estado, aunque aún no puede considerarse libre de sequía, sí ha visto aliviadas las condiciones después del gran número de tormentas que el río atmosférico trajo desde el océano Pacífico y que han dejado unas 5 pulgadas de lluvia solo en la última semana en los condados de Los Ángeles y Orange.

Ninguna parte del estado se considera ya bajo condiciones de sequía excepcional, la peor categoría, y solo el 2% continúa bajo sequía extrema (Foto: U.S. Drought Monitor)
Ninguna parte del estado se considera ya bajo condiciones de sequía excepcional, la peor categoría, y solo el 2% continúa bajo sequía extrema (Foto: U.S. Drought Monitor)

Las autoridades de conservación de agua recomiendan, pese a todo, cautela. Enero es tradicionalmente el mes más húmedo del año en California, y temen que una vez termine se produzca una nueva racha de sequía que merme las reservas de agua que se han podido acumular en las últimas semanas.

Además, lo que vemos en la superficie puede no ser representativo de lo que ocurre en los mantos acuíferos subterráneos. Doug Carlson, portavoz del Departamento de Recursos Hídricos de California, recordó que “tardan mucho en recuperarse una vez se han vaciado, y han sido severamente agotados en algunas áreas del Valle Central.”

El este del valle de San Joaquín es una de esas zonas. El efecto de las lluvias y nevadas podría tardar meses en verse reflejado en los pozos subterráneos de agua de esta región basada en la agricultura, donde la tierra se está hundiendo como consecuencia del colapso de los acuíferos vacíos.

La administración de Jerry Brown, que declaró una situación de emergencia por la sequía en enero de 2014, ha anunciado que esperará hasta en fin del invierno, en abril, para anunciar si mantiene dicha declaración o la cambia para que sea efectiva solo en algunas partes del estado.

Por su parte, la Junta Estatal para el Control de los Recursos Hídricos votará el próximo 7 de febrero sobre si aumentarán los requerimientos a los distritos de agua locales, tales como asegurar que cumplen los porcentajes de conservación, demostrar que tienen reservas para al menos tres años y redactar informes mensuales sobre el consumo de agua de la población a la que sirven. Los distritos están presionando para que se relajen o eliminen dichas medidas.