Cómo, desde prisión, un reo logró robar las identidades de 700 prisioneros

Y además presentó centenares de declaraciones de impuestos falsos al IRS
Sigue a La Opinión en Facebook
Cómo, desde prisión, un reo logró robar las identidades de 700 prisioneros
Foto: Archivo

Un hombre del condado de Marin, en California, fue condenado por usar su tiempo en prisión no para rehabilitarse y aprender el error de sus actos, sino para robar las identidades de sus compañeros y usar los datos para presentar falsas declaraciones de impuestos.

El martes, un jurado declaró culpable a Howard Webber, de 52 años, por conspirar para usar identidades robadas para presentar declaraciones de impuestos fraudulentas, un plan que operó durante dos años desde las rejas, una estafa que le generó más de $600,000 a él y a su cómplice.

¿Cómo le hizo?

Durante su tiempo en varios centros carcelarios desde 2010 a 2012 —la prisión estatal de San Quentin, la cárcel del condado de Santa Clara y el centro de detención Milwaukee en Wisonsin-, éste obtuvo el nombre completo junto con el número de seguro social de otros reos a cambio de $75, según documentos de la querella presentados por

La investigación llevada a cabo por el Departamento de Actividad Criminal del IRS, encontró que Webber y su cómplice, Clifford Bercovich, de 69 años, crearon Inmate Assets Recovery and Liquidation Services, una empresa de responsabilidad limitada, desde donde emitieron las declaraciones de impuestos falsas a nombre de más de 700 reos.

En estas mismas declaraciones se presentaba información errónea sobre salario y propina de cada persona, para así recibir más recompensa gubernamental.

Los reembolsos entonces eran enviados electrónicamente a un banco que controlaban o a un correo postal que operaban los responsables.

Éste fue descubierto en Milwaukee y de ahí fue extraditado a California donde enfrentaría juicio por sus actos.

Por su parte, Webber fue hallado culpable de cometer fraude de correo y de conspirar a cometer este fraude y fraude electrónico. Enfrenta un mínimo de dos años, máximo de 20 años, en una prisión federal. Será sentenciado en mayo.

Bercovich se declaró culpable de conspirar, cometer fraude de correo y robo de identidad. Será sentenciado en abril.