Las 9 razones (por ahora) que retrasarían el muro de Trump

Hay varios motivos por las que el presidente de los EEUU tardaría en concretar su promesa de campaña
Sigue a La Opinión en Facebook
Las 9 razones (por ahora) que retrasarían el muro de Trump

El presidente Donald Trump quiere construir el muro fronterizo “lo antes posible”, incluso había dicho que en menos de año y medio, pero hay varias razones que podrían retrasar sus intenciones.

1. Económica.- Esta es el principal motivo, pues se estima que EEUU requeriría hasta 20,000 millones de dólares para la construcción, dinero que tendría que aprobar el Congreso, y aunque los republicanos son mayoría, les costaría trabajo convencer a los demócratas y ¡a otros republicanos!, porque ese dinero tiene que salir de algún lado, entonces debería haber recortes en varias dependencias, y proyectar fondos actuales y futuros, indicaron expertos a “The Washington Post”.

2. Seguridad.- Trump ha dicho que se podría construir el muro a “un bajo costo”, lo que le permitiría tener un presupuesto quizá por la mitad, pero eso iría en detrimento de la seguridad en la estructura, alertaron expertos en ingeniería, lo que evidentemente lo volvería débil el muro y, por ende, inútil para los fines por los que el presidente quiere construirlo.

El agente Jacob Dreher (izquierda), de la Oficina del Aire y Marina de la Policía de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, y el agente de la Patrulla Fronteriza Mentor Cavazos muestran equipos para ayudar a inmigrantes o agentes en problemas en una oficina de la ICE en McAllen, Texas
Más policías es una opción que se ve más viable en la frontera.

3. Más Policía.- Según entiendes los expertos, la mejor forma para controlar una frontera no es con una construcción sino con personas que estén ahí controlando todo. Un muro sería puramente un obstáculo físico, pero no por ello imposible. “Si me muestras un muro de 50 pies, yo te mostraré una escalera de 51”, ilustró uno de los especialistas consultados. Es que en los últimos años la vigilancia en la zona de la frontera debió aumentarse y en aquellos sitios en los que no hay personas ni valla, hay cámaras y sensores. El muro no basta.

4. Leyes internacionales.- México puede reclamar ante la ONU una violación al libre tránsito y a los derechos humanos la construcción del muro. En efecto, México no es EEUU, pero es la economía 13 del mundo y tiene una presencia importante en las Naciones Unidas. Por ello, el líder opositor Andrés Manuel López Obrador ha dicho: “iremos a las cortes internacionales”, porque México tiene esa opción.

5. El terreno.- En los más de en los más de tres mil kilómetros que tiene la línea divisoria entre ambos países, se viven todos los climas y todos los climas generan todos los suelos. En la actualidad, la valla que está instalada se levante en la zona oeste a El Paso. De ahí en más, se pierde el terreno recto y comienza el camino sinuoso de Río Grande.

ARIZONA-LEY
En la frontera ya hay algunos muros o vallas que funcionan como tal, que atraviesan terrenos difíciles para la construcción.

6. Naturaleza.- El presidente Trump debería saber que en la frontera no sólo cruzan humanos, sino que hay una biodiversidad tan grande que bloquearla tendría afectaciones al medio ambiente. Organizaciones civiles preparan una batalla en ese sentido.

7. Terrenos privados.- El gobierno federal es dueño de gran parte del espacio fronterizo en los estados de Arizona y Nuevo México. Sin embargo, la mayor parte del terreno en Texas es privado, debido a un acuerdo de hace 200 años. Los problemas que podría afrontar Trump en esta zona ya están cantados, dado que años atrás, cuando se levantó la valla que existe hoy durante el gobierno del demócrata Bill Clinton , los cuestionamientos y las demandas fueron moneda corriente. El límite al sur de Texas está técnicamente en un espacio justo en medio del río. En el pasado, por esta característica, hubo varios reclamos entre ambos gobiernos. Pero para poder limitar físicamente la frontera, la valla que está ahora fue corrida una cierta distancia. De hecho, esto logró que algunos estadounidenses vivan en verdad en territorio mexicano.

8. Línea “antinatural”.- Es que se priorizó la naturaleza para marcar hasta dónde llega cada nación. ¿Qué ocurrirá si se construye el muro? De acuerdo a la regulación estadounidense, dividiría varias propiedades de residentes de la zona. “¿Cuál es el plan del gobierno. Van a venir y comprar las casas de 200 personas? Construir un muro es mucho más que decir ‘Ok, hagámoslo'”, aseguró de los habitantes.

9. Insistencia de inmigrantes.- Son muchos los países de América que viven crisis y violencias que expulsan a una gran cantidades de ciudadanos afuera. En los últimos años, la cantidad de gente que llegó a Estados Unidos desde El Salvador, Guatemala y Honduras se multiplicó considerablemente. Ramon Reyes es uno de ellos. Nació en Guatemala y tras vivir el desastre de la violencia, la corrupción y la muerte, decidió emigrar porque tampoco encontraba trabajo. “Mi opinión sobre las cercas, sobre aquellos obstáculos que están colocando, es no. No importan, no nos van a parar”, aseguró.