¿Qué es una Orden Ejecutiva como las de Trump?

Esta figura no está en la Constitución, pero fue instaurada, oficialmente, con el presidente Roosevelt
Sigue a La Opinión en Facebook
¿Qué es una Orden Ejecutiva como las de Trump?
Una de las primeras órdenes ejecutivas firmadas por Donald J. Trump incluían una cláusula que ordenaba publicar una lista de inmigrantes con delitos que las ciudades "santuario" se negaran a detener para entregarlos a ICE.
Foto: Getty Images

En la Constitución de los Estados Unidos no existe algo llamado “Orden Ejecutiva”, pero es una figura que los presidentes han utilizado, como tal, desde Franklin D. Roosevelt.

Está fundamentada en la Carta Magna, pues el punto uno, de la Primera Sección, del Artículo 2 se refiere al poder del Ejecutivo, que recae en el Presidente.

Su importancia radica en que son indicaciones directas para una acción de la Casa Blanca, y aunque podría confundirse con un memorándum, el poder de las órdenes es considerado mayor.

“Las órdenes ejecutivas son documentos oficiales, numerados consecutivamente, a través de los cuales el Presidente de los Estados Unidos administra las operaciones del Gobierno Federal”, indica el sitio de Archivos Nacionales.

Ahí se indica lo que el Presidente, como en este caso Donald Trump, quiere hacer, bajo qué fundamento y quién debe hacerlo.

El registro de estos documentos comenzó hasta 1936, pues anteriormente no se tenía un control tan estricto.

“El texto de las órdenes ejecutivas que comienzan con la orden ejecutiva 7316 del 13 de marzo de 1936, aparece también en las ediciones secuenciales del título 3 del Código de Regulaciones Federales (CFR)”, señala la misma fuente.

Eso no significa que las órdenes estén inscritas en “piedra”, pues algunas que echan atrás algunas decisiones, pues por ejemplo, la última del expresidente Barack Obama fue la 13716, del 16 de enero de 2016.

Ahí se revocaban tres órdenes más relacionadas con Irán: 13574, 13590, 13622 y la 13645.

Trump ha firmado las siguientes:

  1. Construcción del muro en la frontera con México.
  2. Retiro de recursos federales para “Ciudades Santuario”.
  3. Oleoductos de Keystone XL y Dakota Access.
  4. La salida de Estados Unidos del Tratado Transpacífico.

¿Qué sigue cuando el Presidente emite la Orden?

El Congreso o las dependencias señaladas deberán actuar en consecuencia, ofreciendo las opciones que existen al respecto, si habrá qué modificar leyes, generar presupuestos y registrar los avances.

En el caso del ejemplo de Obama, el documento menciona al Departamento de Estado, principalmente, que será el que ejecute el mandato.

En el caso de Trump, la construcción del muro requerirá de una aprobación de proyecto y presupuesto del Congreso, entre otras acciones.

De nuevo, no hay nada inscrito en “piedra”, por lo que esas órdenes podrían ser incumplibles, es decir, que por presupuesto, normatividad, u otra razón justificada en un documento pertinente, se explique que no es viable. Todo eso está archivado.

“Los (registros) disposición incluyen la siguiente información: Número de orden del Ejecutivo; fecha en que fue firmada por el Presidente, volumen del Registro Federal, número de páginas y fecha de emisión. Además título de enmiendas (si las hubiera), estado actual (si procede).

“Todas las entradas en estos cuadros están sujetas a cambios, ya que los nuevos decretos ejecutivos, proclamaciones presidenciales, otros documentos presidenciales, reglas y reglamentos, avisos y leyes públicas a menudo los modifican o afectan de otra manera”, se indica.

Roosevelt ha sido el presidente que más órdenes ejecutivas ha emitido: 3,721; seguido por Woodrow Wilson con 1,803, y Calvin Coolidge 1,203.

Los que menos emitieron fueron John Adams, James Madison, James Monroe, con una y William Henry Harrison, con cero. Lo que no significa que no hayan dado órdenes, sino que no utilizaron esa figura.

Durante sus dos periodos de gobierno, Obama emitió 276, de acuerdo con el Proyecto de Presidencia Americano.