Test Drive Volvo AWD en los lagos de nieve de Suecia

El Test Drive Volvo AWD en los lagos de nieve que rodean la estación de esquí de Åre, al norte de Suecia.de Suecia, se realizó como parte de la celebración del 20 aniversario de la implementación de esta tecnología de…

El Test Drive Volvo AWD en los lagos de nieve que rodean la estación de esquí de Åre, al norte de Suecia.de Suecia, se realizó como parte de la celebración del 20 aniversario de la implementación de esta tecnología de tracción total.

Esta prueba de conducción de invierno sirvió para mostrar las soluciones de tracción integral —tanto su acreditada tracción mecánica como la nueva tracción eléctrica— que hacen imbatibles a la SUV  XC90, la vagoneta Volvo V40 Cross Country y la nueva Volvo V90 Cross Country en cualquier tipo de terreno y situación meteorológica.

“Volvo Cars es una marca conocida por lo que en sueco denominamos framkomlighet, esto es, la capacidad de llevarte allí donde quieres ir por muy mal tiempo que haga”, dijo Henrik Green, Vice Presidente Primero de Investigación y Desarrollo de Volvo Cars.

“Esta idea es una parte importante de nuestra tradición y refleja claramente quiénes somos y de dónde venimos. La reciente introducción de la tracción eléctrica a las cuatro ruedas en nuestros vehículos de alta gama supone un nuevo paso adelante en este importante objetivo”, agregó.

Test Drive Volvo AWD, potencia y eficiencia

Los avances en la tecnología de tracción a las cuatro ruedas suponen una mejora de la maniobrabilidad, la estabilidad y la tracción manteniendo al mismo tiempo una experiencia de conducción agradable, ágil y segura, con un menor consumo de combustible.

“La electrificación dará una flexibilidad aún mayor a la tracción a las cuatro ruedas (AWD)”, agregó Green. “Los primeros indicios ya pueden verse en nuestra Volvo XC90 T8 Twin Engine, que lleva en el eje trasero un motor eléctrico que acciona las ruedas traseras.

“A medida que desarrollemos vehículos totalmente eléctricos y otras aplicaciones para motores, veremos cómo se abren nuevas oportunidades para controlar cada motor y cada rueda de forma independiente, según el estado de la calzada o el estilo de conducción deseado”, agregó.

La evolución técnica de la tracción integral ha dado lugar a una continua reducción del peso de los sistemas mecánicos y a una clara mejora de la eficiencia.

A partir de la introducción de la eficiente tecnología Active On Demand, las cuatro ruedas están siempre acopladas para que el par se distribuya instantáneamente a las ruedas traseras en el momento necesario.

La torsión real aplicado está controlado para ofrecer continuamente la maniobrabilidad, estabilidad y tracción adecuadas en cualquier momento.

El actual sistema de tracción mecánica a las cuatro ruedas de Volvo Cars tiene un diseño modular y se utiliza en todos los modelos de la marca.

“Conocemos bien las necesidades de nuestros clientes. Sabemos que necesitan una solución flexible de tracción integral que se adapte de forma rápida y automática a las distintas situaciones y condiciones meteorológicas del mundo real”, dijo Green. “La tracción a las cuatro ruedas es una prestación tan importante para la seguridad del vehículo como la dinámica. En este sentido, nuestro objetivo es ofrecer una experiencia de conducción agradable, equilibrada y segura, que transmita al conductor una sensación de control absoluto”.

Las versiones AWD suponen más de 50 % de los nuevos pedidos de vehículos de la serie 90 recibidos por el fabricante sueco, y más de 40 % para toda la gama de modelos de Volvo Cars.

Volvo AWD, dos décadas de desarrollo

Volvo comenzó a investigar y probar los sistemas de tracción integral hace más de 20 años.

El primer vehículo Volvo con tracción a las cuatro ruedas fabricado en serie fue el Volvo 850 station wagon presentado en mayo de 1996; llevaba un motor turboalimentado de 2,5 litros l5T que desarrollaba una potencia de 193 caballos de fuerza y una transmisión manual de cinco velocidades.

El Volvo V70, basado en gran parte en el 850, lleva tracción a las cuatro ruedas desde 1997.

Ese mismo año Volvo fabricó su primera version Cross Country del V70XC, lo que ayudó a la marca a desarrollar un tipo de vehículo totalmente nuevo, de diseño robusto y gran capacidad, que hoy en día se ve a menudo tanto en las carreteras como fuera de ellas.

Volvo Cars introdujo su programa AWD tan pronto comenzó a desarrollar la primera generación de la Volvo XC90, que se presentó en el Auto Show de Detroit en 2002.

La primera generación de la Volvo XC90 llevaba un sistema opcional de tracción a las cuatro ruedas Haldex Traction Generation 2 con un motor de gasolina turboalimentado 2.5T. El T6, un motor de 3,2 litros, venía de serie en los vehículos de tracción a las cuatro ruedas.