Una fotógrafa podría perder su trabajo por publicar esta imagen en Facebook

Heather Whitten tomó la foto en mayo de 2016; será juzgada mañana en Arizona
Una fotógrafa podría perder su trabajo por publicar esta imagen en Facebook
La foto que tomó Heather Whitten. Facebook Heather Whitten
Foto: Facebook Heather Whitten

En mayo de 2016, el hijo de Heather Whitten, fotógrafa de profesión, se enfermó de salmonella. Antes de llevarlo a la clínica, Thomas, el marido de Heather, pasó varias horas bajo el agua con su hijo intentando bajarle la temperatura, acompañándolo en sus ataques de fiebre y diarrea.

Publicó esa imagen en la red social Facebook, donde la han visto miles de personas. Ahora, por esa imagen, Heather será juzgada y podría perder su trabajo.

La madre de cuatro años, que es fotógrafa, vive con su esposo e hijos ( Fox se sentó en el regazo de su madre) en el sur de Arizona y describió la foto viral de Thomas y Fox como "un momento poderoso para nosotros como padres"
La madre de cuatro años, que es fotógrafa, vive con su esposo e hijos ( Fox se sentó en el regazo de su madre) en el sur de Arizona y describió la foto viral de Thomas y Fox como “un momento poderoso para nosotros como padres”. HEATHER WHITTEN

A raíz de la foto, un individuo la denunció por negligencia parental ante el Departamento de Seguridad Infantil (DSI) de Arizona, el estado de EE.UU. donde ella vive con su familia. El DSI inició una investigación contra Heather, por haber publicado la foto de su hijo desnudo en Internet, y mañana habrá una audiencia sobre su caso.

Si es hallada culpable de negligencia, Heather quedaría inscrita en el Registro Central de Arizona, lo que la inhabilitaría para trabajar con “menores o adultos vulnerables”, y también se le prohibiría adoptar chicos, tanto en el estado de Arizona como en el resto de los estados de EE.UU. Las dos medidas tendrían una duración de 25 años.

Heather inició una campaña de Change para que se tenga en cuenta el caso. Ella dice que lo que hizo no viola la normativa de Arizona, y que el Estado estaría censurando con la medida su trabajo como fotógrafa.