En qué afectan a los inmigrantes latinos las órdenes ejecutivas del Presidente Trump

Resumimos aquí las últimas medidas del nuevo presidente que afectarán más directamente a nuestra comunidad, en base a nuestro análisis y reportes exclusivos.
En qué afectan a los inmigrantes latinos las órdenes ejecutivas del Presidente Trump
Los inmigrantes latinos sentirán muy pronto el efecto de las órdenes de Trump.

El análisis de las órdenes ejecutivas sobre inmigración firmadas hasta ahora por el presidente Trump revela una situación mucho más peligrosa que la que existía en los últimos tres años para los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, un futuro incierto para los viajeros con visas temporales y una mano mucho más dura en los procesos de deportación.

Los expertos, organizaciones y abogados también predicen más migrantes detenidos tras cruzar la frontera, tan pronto el nuevo director de ICE habilite más centros de detención de los ahora existentes, que limitan a 34,000 las camas disponibles en un momento dado.

El nuevo director interino de ICE, Tom Homan, declaró esta semana que de inmediato buscaría expandir la red de centros de detención y número de camas para migrantes en proceso de deportación.

Organizaciones de derechos de los inmigrantes anticiparon que el efecto acumulativo de las diversas órdenes ejecutivas significará “un asalto contra los inmigrantes, sus familias, comunidades y los negocios que los emplean”, dijo Greg Chen, director de política de la Asociación Nacional de Abogados de Inmigración (AILA).

“Trump está por lanzar una de las campañas de deportación más agresivas que hayamos visto en la historia reciente y tememos que muchas de esas deportaciones se hagan sin acceso a un juez u oportunidad de pelear el caso”, indicó.

Mientras que casi toda la atención de los medios y del mundo ha estado en el tema de la construcción del muro fronterizo y de la prohibición de entrada a Estados Unidos de personas con visas de siete países de mayoría musulmana, hay muchos otros cambios que afectarán directamente a la población indocumentada que vive en Estados Unidos. 

La Opinion está realizando análisis de las órdenes ejecutivas y de los cambios que ya se están dando en la práctica, particularmente aquellos que afectarán o ya están afectando a los migrantes latinos, a sus familias y a sus comunidades.  Muchos de estos efectos se multiplicarán en las próximas semanas o meses, de acuerdo a las órdenes ya dictadas y como se están implementando.

Veamos un resumen de algunos de los cambios que ya se están dando, en base a nuestra cobertura de los últimos días.

Regreso a programas de persecución de inmigrantes y posiblemente, redadas.

Nuestro análisis de las órdenes ejecutivas firmadas el 25 de enero por el presidente Trump va más allá del muy comentado muro, y explica que mandan el regreso al programa Comunidades Seguras y a los contratos 287g, que volverán a intensificar la colaboración de policías y agencias locales con gobiernos federales, o al menos a intentarlo.

No todas las agencias locales colaborarán con el gobierno federal, pero las amenazas de retirar fondos a “ciudades santuario” también podría hacer mella en el futuro de inmigrantes sin papeles en condados y municipalidades no “amigables” hacia los inmigrantes, que tenderán a colaborar más con las autoridades migratorias que los que están en ciudades como Los Ángeles o Nueva York.

Además, dicha orden especifica las prioridades de deportación que se aplicarán y la orden va mucho más allá de buscar deportar a “delincuentes o criminales” como lo había prometido Trump en meses recientes. La prioridad incluirá a personas “acusadas” de un delito o simplemente arrestaba bajo sospecha del mismo.

Más detalles en este artículo. 

Diversos grupos han indicado que Trump probablemente regrese a las redadas de centros laborales que eran comunes en la época de George W. Bush y que Obama sustituyó por programas como “Comunidades Seguras” y por “redadas de papeles” en las que se revisaban los documentos de las empresas por inconsistencias en la verificación de sus empleados.

Se detiene cierre de casos “no prioritarios”

En 2016 los tribunales cerraron más de 24,000 casos de deportación debido a que los inmigrante tenían un récord limpio y muchos años en el país. Pero el pasado viernes varios tribunales suspendieron el cierre de casos no prioritarios y esto generó muchas dudas respecto al futuro de estos casos en proceso dentro de los tribunales civiles de inmigración.

Abogados en diversas cortes que llegaron a representar a inmigrantes reportaron a La Opinión que ya se estaba dando este cambio y que esto tenía el potencial de alterar las vidas de muchos inmigrantes que han estado en este país por mucho tiempo sin tener problemas con la ley, pero que siguen indocumentados.

Para más información ver aquí.

Cambio en prioridades de deportación amplía red contra indocumentados

Con Donald Trump en la silla de mando, las autoridades migratorias prometen lanzar una red mucho más amplia que la que usó Barack Obama para deportar a la mayor cantidad de inmigrantes posibles.  

Entre los extranjeros que el gobierno de Trump considera una “amenaza para la seguridad nacional y pública están prácticamente todos los inmigrantes sin papeles y cualquier extranjero que haya cometido un delito, con papeles o sin ellos.

La orden ejecutiva amplía las prioridades de deportación para incluir no sólo a personas recién llegadas por la frontera,  convictas de delitos criminales o con órdenes finales de expulsión, sino muchas categorías más que podrían terminar por criminalizar virtualmente a cada indocumentado presente en el país.

Más información en este artículo. 

Agentes de inmigración y fronteras felices con Trump

Esta semana reportamos que las órdenes ejecutivas del Presidente Donald Trump no solo han cambiando reglas y prácticas hacia inmigrantes causando mucho revuelo y protestas, pero también han “levantado el ánimo” de los agentes fronterizos y de inmigración porque les permite “hacer su trabajo”.Un comunicado conjuntamente emitido por los sindicatos que representan a los agentes de dos agencias migratorias: la Patrulla Fronteriza (BP)  y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), indica que los empleados federales de estas agencias apoyan las medidas de Trump con entusiasmo.

Aunque no se sabe qué tan generalizado es este sentimiento entre los agentes de ambas agencias, está claro que la intención de la Administración Trump es darle “mano suelta” a los agentes para que sean más estrictos con los inmigrantes o al menos esto es lo que piensan muchos activistas conocedores de la interacción entre agentes migratorios y la comunidad.

Oscar Chacón, director ejecutivo de la organización Alianza América, dijo este viernes que las órdenes de Trump van a ofrecer “más poder discrecionario a los agentes de primera línea, que se sienten respaldados para aplicar sus prejuicios personales”. 

Cambios en procesamiento de visas complicarán visitas a EEUU

El martes reportamos que entre las medidas contenidas en la orden ejecutiva del viernes pasado, en la que también se suspendió el programa de refugiados de Estados Unidos, también se incluyeron cambios para hacer más estricto el proceso de obtención de visas estadounidenses en los consulados de todo el mundo.

Estos cambios probablemente ayudarán a alargar las colas para obtener visas y a complicar la renovación de visas para los extranjeros presentes legalmente en el país.

El período de tiempo que tomar renovar una visa de no inmigrante en un consulado comenzará a aumentar de inmediato, dijeron expertos, debido a que la orden de Trump emitida el viernes requiere que los oficiales consulares entrevisten a TODOS los que están renovando visas, aunque estos sean los llamados “bajo riesgo”.

Para más información sobre este tema ir a este artículo. 

Suspensión de programa legal para menores refugiados centroamericanos

Los afectados por la suspensión “temporal” de todos los programas de refugiados en Estados Unidos no sólo han sido personas de países musulmanes, África y el medio oriente sino que entre ellos también se encuentran más de 11,000 menores de El Salvador, Honduras y Guatemala.

Estos son niños que han solicitado venir a Estados Unidos a reunirse con sus padres –o al menos uno de ellos- y que habían iniciado el proceso bajo el programa CAM (Central American Minors program) establecido por el gobierno de Barack Obama en diciembre de 2014.

Según confirmaron organizaciones que trabajan con refugiados, Estados Unidos ha suspendido los vuelos de un número no determinado de estos menores centroamericanos que durante meses esperaron la aprobación de su caso tras casi un año de trámite.

No se sabe cuántos de los 11,000 que esperan ya habían recibido la aprobación de su visa y se encontraban a punto de viajar, pero sí se conoce que por el momento el programa está congelado y los vuelos, suspendidos.

Leer más aquí

Esto sucede a consecuencia de la orden ejecutiva del pasado viernes en la que el Presidente Donald Trump suspendió temporalmente todos los programas de refugiados del país por 120 días, aparte de prohibir la entrada a personas de siete países de mayoría musulmana y prohibir del todo la entrada de refugiados Sirios.

Hasta ahora, CAM ha permitido la entrada legal de 1800 menores de tres países del Triángulo Norte centroamericano, siempre y cuando estos tuvieran al menos un padre en Estados Unidos con estatus legal (por ejemplo residentes permanentes, TPS, DACA y otros tipos de residencia temporal).