Fullerton considera anular restricciones de vivienda a delincuentes sexuales

Actualmente la ciudad prohíbe a agresores registrados que hayan cometido crímenes contra menores residir a menos de 2,000 pies de una escuela o guardería
Fullerton considera anular restricciones de vivienda a delincuentes sexuales
Una demanda impuesta contra la ciudad de Fullerton exige se eliminen las restricciones de vivienda a agresores sexuales.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

El Consejo Municipal de Fullerton considerará eliminar las restricciones de residencia a los delincuentes sexuales en su reunión de hoy martes.

La ciudad actualmente prohíbe a estos exconvictos vivir a menos de 2,000 pies de una escuela, parque o guardería.

Búsqueda de ofensores a una distancia radial de 10 millas cerca de la secundaria Troy en Fullerton. (Foto: Captura/Megan's Law)
Búsqueda de ofensores a una distancia radial de 10 millas cerca de la secundaria Troy en Fullerton. (Foto: Captura/Megan’s Law)

Pero una decisión de la Corte Suprema de California en 2015 anuló restricciones similares en el condado de San Diego, y la decisión ha sido ampliamente interpretada como una eliminación de las restricciones estatales de residencia establecidas por los votantes en 2006 a través de la Proposición 83, conocida como Ley Jessica.

La Alianza para las Leyes de Delitos Sexuales Constitucionales sostiene que muchas ciudades, incluyendo Fullerton, tienen restricciones de vivienda que van en contra de la decisión del Tribunal Supremo estatal. La abogada Janice Bellucci, que dirige la organización, demandó a Fullerton en septiembre en nombre de un delincuente sexual registrado que supuestamente no podría vivir en la ciudad porque las restricciones cubren un área tan amplia.

De acuerdo con la demanda, la prohibición de 2,000 pies de todos los apartamentos, townhouses y la mayoría de las casas familiares pone fuera de los límites de la ciudad a las personas que hayan cometido un crimen sexual con un menor de edad.

La violación de la ordenanza lleva una multa máxima de $1,000 y/o seis meses en la cárcel.

Bellucci dijo que las restricciones son inconstitucionales e ineficaces. Ella citó estudios que muestran que el 90% de las víctimas de agresión sexual infantil conocen a su agresor.

“Si les preocupa que su hijo pueda ser agredido sexualmente, necesitan ver ese 90% de personas que son miembros de la familia, maestros, entrenadores y clérigos”.

Dificultades para los exconvictos

El Departamento de Correccionales y Rehabilitación de California ha encontrado que restricciones como la de Fullerton aumentan la falta de vivienda y dificultan que los agresores sexuales tengan acceso a servicios de consejería y otros servicios sociales. No se ha demostrado que reduzcan la delincuencia.

Después del fallo de la Corte Suprema de 2015, el Departamento anunció que ya no cumpliría con las leyes generales de residencia para los delincuentes sexuales en libertad condicional. A los condenados por crímenes contra niños menores de 14 años se les prohíbe vivir cerca de escuelas.

Otras demandas

La Alianza ha demandado a 17 otras ciudades de California por sus restricciones de residencia para delincuentes sexuales, incluyendo Tustin y Seal Beach en el Condado de Orange. Tustin revocó su ordenanza en octubre.

La ciudad de El Monte y el condado de Riverside también derogaron sus restricciones de residencia después de la decisión del Tribunal Supremo estatal.

El abogado de la ciudad de Fullerton recomienda que el consejo municipal siga su ejemplo y derogue sus reglas de residencia.

Según la Alianza para las Leyes de Delitos Sexuales Constitucionales, por lo menos 50 ciudades de California aún tienen restricciones de residencia para delincuentes sexuales registrados