Casi la mitad de California está libre de sequía, pero continúan las restricciones

Permanecerá la orden de reducir el consumo de agua hasta la primavera de 2017

Las 100 empresas que mayor cantidad de gases de efecto invernadero emite
Las 100 empresas que mayor cantidad de gases de efecto invernadero emite
Foto: Cortesía/Departamento de Recursos de Agua de California

California ha gozado de una pesada temporada de lluvias, la más significante de los últimos cinco años, pero ni así el estado baja la guardia con sus medidas conservadoras de agua.

El miércoles, la Junta del Departamento de Recursos de Agua del estado acordó mantener en pie las restricciones impuestas desde 2014 que pretender limitar el consumo de agua potable a lo largo del estado.

Permanecerán en vigor hasta la primavera, como medida de precaución ante el posible regreso de la sequedad que desde 2010 mantuvo al Estado Dorado en condiciones áridas.

Pero tanto legisladores republicanos como regidores de centros de suministro de agua de varios distritos han pedido a la Junta y al gobernador Jerry Brown dar fin al estado de emergencia por la sequía y las severas restricciones que se implementaron en junio de 2015.

“¿Esto es una emergencia?”, cuestionó con sarcasmo el senador republicano Jim Nielsen el miércoles ante la Junta, añadiendo además que bajo las condiciones de precipitación continua que vivía el estado era muy difícil convencer a los residentes que California aún está en apuros por falta de agua.

Nielsen representa parte del condado de Tehama, en el norte de California, donde hasta la fecha permanece libre de sequía, según las cifras más recientes del Monitor de Sequía de EEUU.

sequia-california

Y es que las recientes lluvias han saciado la sed de terreno norcaliforniano, abasteciendo sus ríos, acuíferos y hasta las montañas Sierra Nevada con agua y nieve no vista desde 1995. Pero al bajar el radar hacia el centro y sur de California, la cosa aún está literalmente amarilla, y algo roja, bajo la categorías de sequía que establece el Monitor.

El .73% de California permanece en sequía extrema, afectando partes de los condados de Los Ángeles, Santa Barbara y mayormente Ventura. El resto, un 58%, permanece en sequía, ya sea moderada o severa, pero permanece.

No obstante, Nielsen y sus simpatizantes utilizan las cifras que arrojaron la reciente encuesta de acumulación de nieve en las Sierra Nevada a su favor: un 173 por ciento de acumulación de nieve sobre lo normal del año. Y es que la nieve que se acumula en estas sierras es vital para el suministro de agua en la mayor parte del estado. Es un gran embalse congelado que proporciona aproximadamente un tercio del agua al Estado. Una vez que esta nieve se derrite se envía a las reservas y eventualmente se utiliza diariamente en los hogares, la agricultura y la vida silvestre.

En diciembre, se registró un 20% de reducción de consumo de agua, comparado con el mismo periodo en 2013, un año antes que se declarara la emergencia estatal.

Mientras que la Junta de Recursos de Agua establece que las restricciones siguen en pie, no está claro si Brown declarará el fin al estado de emergencia.