10 preguntas y respuestas para entender qué pasa en la presa de Oroville

Dónde está Oroville, por qué se ha tornado un problema estatal y cómo se planea remediarlo
10 preguntas y respuestas para entender qué pasa en la presa de Oroville
La represa Oroville se desbordó el domingo.
Foto: Cortesía / Departamento de Recursos Hídricos de California

Durante los últimos días, los medios se han enfocado en reportar sobre la represa Oroville, ubicada en el norte de California, y el temor presente en residentes de la zona debido a la posibilidad de que falle un aliviadero. Hasta el momento, las autoridades estatales trabajan contrarreloj para reparar los severos daños detectados en este aliviadero auxiliar de la presa.

Aquí explicamos con diez simples preguntas y respuestas lo que esto implica y qué tan severo es el problema.

1. ¿Dónde queda el lago Oroville?

El lago Oroville está situado en el río Feather en el norte de California, y es la segunda reserva creada por humanos más grande en California. La represa Oroville fue edificada en 1968 para crear el lago, y es la valla de concreto que encausa agua más alta, 770 pies, de EEUU.

2. ¿Cómo funciona un aliviadero?

Considera estos aliviaderos como si fuesen drenajes en una tina de baño, pero con muchísima más capacidad para expulsar agua desde su contenedor; en este caso, una presa.

Ahora, Oroville cuenta con dos aliviaderos: el principal y otro de emergencia. Ambos son empleados cuando la represa está a su límite. Los ingenieros del Departamento de Recursos Hídricos de California (DWR) aseguran que es preferible utilizar el aliviadero principal para expulsar agua en exceso de la presa, esto porque tal aliviadero cuenta con una cerca que se puede controlar: abrir y cerrar cuando crean necesario.

En cuanto a la opción de emergencia, ésta actúa por sí sola, expulsando agua cuando el lago está al borde del límite, y deteniéndose automáticamente cuando desciende el nivel del agua.

3. ¿Cuál es el problema en Oroville?

El problema que ahora ingenieros tratan de reparar en la represa se remonta al año pasado, cuando inició el invierno, uno que ha sido caracterizado por lluvias no presenciadas desde hace cinco años en el Estado Dorado.

Debido al alto porcentaje de precipitación que se dio en el norte de California, el lago estaba ya a su límite la semana pasada cuando el DWR decidió desechar agua por medio del aliviadero principal, así para hacer más espacio para futuras lluvias.

Lo que no sabían los ingenieros a cargo es que al expulsar volúmenes elevados de agua a la vez causaron que parte del concreto del aliviadero comenzara a deshacerse, creando un enorme agujero y provocando la erosión del suelo aledaño.

Al percatarse de esto, se detuvo al expulsión del líquido. Pero reiniciaron el proceso de nuevo este pasado fin de semana cuando de nuevo llovió y la presa alcanzó de nuevo su límite. Lo contrario en este segundo incidente, es que la presa continuó llenándose de agua y por primera vez desde que comenzó a operar en 1968, el aliviadero de emergencia también inició su trabajo de expulsión del líquido, tanto que también provocó la erosión del suelo, ya que ésta no está resguardada por concreto.

Fue entonces que se emitió la alerta de evacuación para residentes cercanos de la represa, ya que las autoridades estatales temen el fallo del aliviadero de emergencia, arrojando una pared de agua contra las comunidades aledañas. La orden de evacuación se dio de baja el martes por la tarde, aunque las autoridades informaron que permanecía una advertencia por la posible ruptura del aliviadero.

4. ¿Fallará la represa?

Las autoridades de DWR aseguran que no fallará la represa. Esta infraestructura está completamente separada del aliviadero en riesgo.

No obstante, lo cierto es que desde hace años, 2005 para ser precisos, el rendimiento del aliviadero de emergencia ha estado en vilo. Hace 12 años, varios grupos ambientalistas presentaron una moción con el gobierno federal que obligaría al DWR a cementar el aliviadero de emergencia, ya que tras estudiar la zona encontraron que en caso de darse una temporada de lluvia pesada, la erosión de la tierra sería un problema.

Sin embargo, tanto la Comisión Federal de Regulación de Energía (FERC), como el DWR ignoraron la moción luego que el departamento estatal determinara tales mejoramientos innecesarios.

5. ¿Y si falla el desagüe, qué?

Esto es lo que no se sabe, pero lo cierto es que el desagüe de emergencia arroja 350,000 pies cúbicos de agua por segundo. Dicho líquido podría desbordarse desde la cima de la represa de Oroville y adentrarse al río Feather, inundando comunidades por debajo del pantano.

El DWR jamás ha tomado en cuenta ni ha analizado el grado de desastre que llegaría a ocurrir si falla el aliviadero de emergencia. En cambio, sí han estudiado qué pasaría si falla la presa.

6. ¿Cómo se remedia?

Mientras que el lago Oroville se encuentra casi al borde de su límite —cuenta con una capacidad de 3.5 millones acres de pies de agua-, el DWR trabaja a contrarreloj para reducir la contención por más de 50 pies antes que llegue la lluvia que desde el miércoles comenzará a caer en el norte de California, según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional.

Asimismo, se trabaja para reparar la erosión en ambos desagües.

Zona dañada de desagüe de emergencia. (Foto: Departamento de Recursos Hídricos de California)
Zona dañada de desagüe de emergencia. (Foto: Departamento de Recursos Hídricos de California)

Se han reportado hasta $100 millones en daños.

7. ¿Qué pasa con el agua expulsada?

Al momento, los ingenieros a cargo de Oroville expulsan 100,000 pies cúbicos de agua por segundo de la represa, vía el desagüe principal.

El líquido expulsado fluye del río Feather hacia la delta del río Sacramento-San Joaquín hasta eventualmente llegar al mar. Científicamente, sí, el agua está siendo gastada, ya que California no cuenta con un centro lo suficientemente grande para conservar las lluvias históricas de este invierno.

Agua siendo expulsada al ritmo de cientos de miles pies cúbicos desde le presa Oroville. (Foto: Departamento de Recursos Hídricos de California)
Agua siendo expulsada al ritmo de cientos de miles pies cúbicos desde le presa Oroville. (Foto: Departamento de Recursos Hídricos de California)

8. ¿Afecta al sur de California?

No. El lago Oroville está bastante alejado de nuestro condado más norteño, Santa Barbara. En caso de estallar el desagüe, solo los ríos Feather y Sacramento serían afectados.

9. ¿Cuánta agua de Oroville llega al sur de California?

El lago Oroville es la reserva más grande del Proyecto Estatal de Agua (SWP, por sus siglas en inglés), el que rige todas las reservas y canales que suministran un tercio de agua potable al sur de California.

En gran parte, el SWP es la infraestructura que ha permitido que florezca la zona sur del estado, fluyendo desde Oroville 444 millas hacia el lago Perris en el condado de Riverside.

Durante el invierno la región sur no depende tanto del lago Oroville, sino de la nieve que se derrite en las montañas Sierra. Pero durante el verano, este pantano es una de las principales fuentes de agua para residentes surcalifornianos.

10. ¿Qué con las presas del sur de California?

A raíz de lo ocurrido en Oroville, la supervisora de Los Ángeles Kathryn Barger presentó una moción ante la Junta para que se inspeccionen todas las represas del condado.

Pero en el sur de California estos pantanos no se dañan por volúmenes excesivos de agua, sino por el sedimento arrojado por las montañas que se acumula dentro de las reservas cuando llueve.

Tan solo en el condado de Los Ángeles, existen 14 presas y todas se están abesteciendo, tanto con lluvia como con tierra.