El asiento infantil para auto más seguro para tu hijo

Nuestras pruebas de choque demuestran el beneficio de cambiar a los niños a un asiento convertible antes de lo que se había recomendado anteriormente
El asiento infantil para auto más seguro para tu hijo

Además del auto en sí, el asiento infantil para el auto de tu hijo es la protección primaria en caso de choque. Por lo tanto, es importante elegir el asiento más seguro para cada etapa de su desarrollo.

Consumer Reports recomienda que los niños utilicen 3 tipos de asientos para auto a medida que van creciendo. Los bebés deben viajar en un asiento removible, que solo mire hacia atrás y que se enganche y desenganche de una base anclada al vehículo.

Después deberían cambiarse a un asiento convertible que primero debe instalarse mirando hacia atrás y, más adelante, se puede colocar mirando hacia adelante a medida que el niño crece.

Por último, los niños deben viajar en un booster seat o asiento elevado, que los levanta para permitir colocarles los cinturones de seguridad del auto de manera segura.

Convencionalmente, se ha creído que los padres deben llevar a sus hijos en un asiento para bebés hasta que hayan crecido lo suficiente, tanto en altura como en peso. Pero, los resultados de nuestras pruebas de choque, sumado al hecho de que muchos bebés estarán muy crecidos para su asiento para bebé, más en altura que en peso, refinan ese punto de transición.

Ahora, Consumer Reports les recomienda a los padres que pasen a sus hijos del asiento para bebé a los asientos convertibles que miran hacia atrás cuando cumplan un año para evitar posibles lesiones en la cabeza.

Todos los asientos para niños que se comercializan en Estados Unidos deben cumplir con normas federales de seguridad. Nuestra prueba de choque determina si un asiento brinda un margen adicional de seguridad más allá de lo que exige la norma gubernamental.

Evaluamos los asientos para auto probándolos sobre el cojín de un asiento que mejor representa las dimensiones y la firmeza de los asientos reales de los vehículos actuales, más que el equipo del “banco de prueba” más plano y blando que exige el gobierno. También los probamos a una velocidad de choque más alta (35 mph) y con el agregado de una superficie simulada de la parte posterior del asiento delantero que se asemeja a un vehículo real.

Las pruebas del gobierno se realizan a 30 mph y no incluyen el asiento delantero simulado.

Los resultados de nuestra prueba de choque con el asiento que mira hacia atrás demostraron que un muñeco de características similares a un niño de 12 meses de edad estaba protegido de golpearse la cabeza contra la parte posterior simulada de un asiento delantero en 24 de 25 modelos convertibles. Por el contrario, cuando se utilizó un muñeco de igual tamaño en asientos para bebé, 16 de los 30 asientos infantiles permitieron el contacto con la cabeza. Las investigaciones demuestran que cuando un niño sufre una lesión seria en un choque, generalmente se debe al contacto de su cabeza con un componente del interior del auto, como la parte posterior del asiento delantero.

Una vez que tu hijo haga la transición a un asiento convertible, Consumer Reports y la Academia Estadounidense de Pediatría recomiendan mantenerlo mirando hacia atrás hasta que tenga al menos 2 años o haya alcanzado el peso o la altura máxima permitidos para un asiento convertible que mira hacia atrás. ¿Por qué es esto?

Porque los datos de situaciones reales indican que hay una tasa reducida de lesiones en la cabeza y la columna cuando los niños viajan mirando hacia atrás.

No solo es mejor que tu hijo viaje mirando hacia atrás hasta los 2 años, sino que ahora también lo exige la ley en algunos estados. Desde 2015, California, New Jersey, Oklahomay Pennsylvania pasaron leyes que exigen que los niños viajen mirando hacia atrás hasta esa edad. El incumplimiento puede sancionarse con una multa.

Los fabricantes de asientos para niños también están trabajando para lograr eso. Las asientos Evenflo y algunos productos Dorel comenzarán a tener una etiqueta con la recomendación de que los niños deben tener 2 años para poder viajar mirando hacia adelante. Britax también comenzó a poner etiquetas en algunos de sus asientos que miran hacia adelante con una edad mínima recomendada de 2 años.

Es fácil asumir que la transición de un asiento para bebé a uno convertible también es el momento correcto para que tu hijo comience a viajar mirando hacia adelante. Pero, un cambio de silla no debe significar un cambio de orientación. Los asientos convertibles pueden instalarse tanto mirando hacia atrás como mirando hacia adelante. Es probable que este sea el asiento que tu hijo use durante más tiempo.

Tal vez pienses que tu hijo se siente incómodo viajando mirando hacia atrás, pero las investigaciones demostraron que los niños están igualmente cómodos, si no más cómodos aún, cuando viajan de esa manera que cuando lo hacen mirando hacia adelante. Los niños son mucho más flexibles que los adultos, de modo que aunque las piernas flexionadas del pequeño te puedan parecer incómodas a ti, probablemente no lo sean para ellos.

Un nuevo avance en la seguridad de los asientos para auto

El asiento para tu hijo no solo debe ser adecuado para tu hijo sino también el correcto para tu auto. Si no puedes probar que el asiento entre antes de comprarlo, asegúrate de poder cambiarlo o devolverlo si no es el correcto.

Aquí te presentamos algunas sugerencias que te ayuden a instalar el asiento para niños en tu vehículo:

·  Lee detenidamente el manual del auto y del asiento.

·  Verifica el ángulo de reclinación de los asientos que miran hacia atrás. Esto es fundamental, especialmente para los recién nacidos. Un asiento en posición extremadamente vertical puede permitir que la cabeza del bebé se caiga hacia adelante, y eso puede obstruir la respiración del bebé. Busca asientosque miran hacia atrás y tengan incorporado un indicador de nivel que te ayude a colocar el asiento correctamente reclinado.

·  Los asientos para niños pueden instalarse usando los cinturones de seguridad de tu vehículo, pero en general es más fácil asegurarlo con LATCH, un sistema estandarizado de anclaje incorporado en la mayoría de los vehículos desde septiembre de 2002.

·  Para asegurar un asiento para niños que mira hacia adelante,  siempre debe ajustar se la atadura de arriba ya sea que el asiento esté instalado con el sistema LATCH o con un cinturón de seguridad.

·  Tal vez debas quitar el apoyacabeza del vehículo para que el asiento que mira hacia adelante encaje correctamente contra la parte posterior del asiento del vehículo.

·  Asegúrate de que el arnés esté bien ajustado; no debe poder pellizcar nada de la tela de la parte del hombro de la ropa de tu hijo.

·  Visita el sitio safekids.org para conocer dónde y cuándo puedes conseguir una verificación gratuita de la instalación del asiento de tu hijo.

Un nuevo avance en la seguridad de las asientos para auto

Los asientos infantiles para el auto han mejorado muchísimo desde los que se diseñaron originalmente a principios de la década de 1960, y continúan avanzando. Un adelanto, que es más común en Europa, es el “pie de apoyo” [load leg]. Brinda un soporte adicional al asiento para bebés ya que tiene una varilla que se extiende desde la base de el asiento hasta el piso del vehículo.

Los pies de apoyo brindan mayor estabilidad ya que limitan el movimiento hacia adelante del asiento en caso de un choque. Esto ayuda a reducir el paso de la energía del choque al niño en caso de colisión.

car seat

En nuestras calificaciones recientemente actualizadas de asientos para bebé, los 4 que tienen el pie de apoyo tienen la Mejor calificación en protección contra choques.

Específicamente, los resultados de nuestras pruebas  de choque demuestran que los asientos con pie de apoyo reducen en un 46% el riesgo de lesiones en la cabeza en comparación con los asientos que no lo tienen.

Para que esta característica sea cada vez más común, se deberá tener en cuenta en el diseño del piso de los autos. El manual del propietario de la Chrysler Pacifica con asientos abatibles Stow ‘n Go en la fila del medio prohíbe específicamente usar un pie de apoyo ya que las escotillas para guardar los asientos del vehículo pueden no soportar las fuerzas adicionales de choque.

Consulta el manual del propietario de tu propio auto para ver si es compatible con el pie de apoyo.

Los asientos con pie de apoyo también tienden a ser más caros que otros modelos. Los asientos más económicos de todos modos son seguros si se usan e instalan correctamente, pero las asientos con pie de apoyo ofrecen un nivel adicional de seguridad

http://bcove.me/hxtizr88

– Michelle Naranjo