Cortes de luz, inundaciones, muertos y evacuados: el saldo de una tormenta que aún no se ha ido

Un resumen de todo lo que dejó la tormenta de hoy

Parte de la ciudad a oscuras,  inundaciones, deslizamientos de tierra, árboles caídos y vientos mortales son los resultados de la tormenta más grande en años en el área de L.A.

En algunas partes del condado de Los Ángeles la tormenta llegó con ráfagas de viento tan fuertes que superaron las 80 mph. El viento combinado a la intensa lluvia, provocaron que más de media docena de autopistas y carreteras principales alrededor de la región tuvieran que ser cerradas.

A la tormenta que en las redes sociales llaman Lucifer, se le atribuyen dos personas fallecidas.

Un hombre de 55 años de edad perdió la vida cuando fue sorprendido por un cable de línea eléctrica caída. El hecho ocurrió en Sherman Oaks sobre el Boulevard Sepulveda justo al sur del Boulevard Burbank.

Mientras que en Victorville, según el Departamento de Bomberos del Condado de San Bernardino,  muchos automovilistas estaban varados en calles inundadas, los rescatistas encontraron a una persona muerta dentro de un vehículo sumergido.

Se emitieron órdenes de evacuación para áreas donde ocurrieron fuegos de cepillado el verano pasado, con funcionarios preocupados por el potencial de deslizamientos de tierra. Entre las áreas evacuadas estaba una sección de Duarte.

Debido a que varias personas sin hogar fueron rescatadas a lo largo del río de Los Ángeles, el Alcalde de Los Ángeles, recuerda que los ‘shelters’ permanecerán abiertos durante todo el fin de semana:

LAHSA refugio para personas sin hogar

Se registraron inundaciones en diversos puntos de la ciudad. Se reitera la importancia de conducir con la luces prendidas en todo momento. Evite distracciones.

Alrededor de 61.000 usuarios de LADWP quedaron sin electricidad: aquí les presentamos un mapa con todos los puntos de la ciudad afectados, y nos sumamos a la advertencia de mantener sus celulares con carga.